Análisis Vertele

Ya hemos visto 'Viajando con Chester': 5 puntos de vista sobre el nuevo programa de Risto Mejide

Ya hemos visto 'Viajando con Chester': 5 puntos de vista sobre el nuevo programa de Risto Mejide
Ya hemos visto 'Viajando con Chester': 5 puntos de vista sobre el nuevo programa de Risto Mejide

Nuestras primeras reflexiones sobre el formato de Cuatro tras asistir al visionado de la primera entrega, con Zapatero y Jorge Lorenzo, que se estrena este domingo. Analizamos los puntos a favor y en contra

Mediaset anticipó a la prensa y a un grupo reducido de seguidores el visionado de'Viajando con Chester', el nuevo programa de entrevistas de Risto Mejide que Cuatro lanza este domingo.

La primera entrega tiene como protagonistas a José Luis Rodríguez Zapatero, ex-presidente del Gobierno, y al piloto de Moto GP Jorge Lorenzo. Las impresiones que esta premiere causó a los privilegiados espectadores fueron positivas.

“Es la primera vez que me muestro tal como soy. En este programa me comprometo hasta quedar en evidencia”, avisaba Risto Mejide antes del visionado, al tiempo que admitía estar “acojonado”.

El productor, publicista y ex juez de 'OT' y 'Tú sí que vales', asegura que 'Viajando con Chester' es el programa “más honesto en el que he estado”. Mejide confesó que “no se me ocurrió a mí” y dio el mérito al productor ejecutivo de La Fábrica de la Tele, Óscar Cornejo, al que calificó de “genio, aunque también tienes tus cosas, como haber creado 'Sálvame'”, broméo con su 'jefe', presente en la sala.

“Fue él quien un día, tomando algo los dos en un sofá Chester cómo éste, me dijo que nunca se había hecho un programa que muestre lo mejor de mí: la conversación”. “Y así, después de mucho alcohol, surgió este formato”.

“No sé cómo va a funcionar, pero lo que sí sé es que vais a ver a un Risto que no se ha visto jamás”. El presentador animó a los presentes a “ser muy críticos con el programa, porque yo lo sería con vosotros”. Y nosotros, desde Vertele, le tomamos la palabra con nuestras primeras reflexiones sobre la entrega que vimos ayer.

PUNTOS A FAVOR

Más naturalidad de la esperada

La trayectoria de Risto Mejide como guionista y creativo de éxito (él mismo reconoció en una de sus primeras entrevistas que evitaba la improvisación) nos hacía temer que su programa estuviera demasiado ficcionado o forzado, como en su día fue 'G20' (Telecinco). Pero lo cierto es que el resultado transmite mucha más naturalidad de la esperada, tanto por parte del entrevistador como del entrevistado.

El ingenio del 'enigmático' Risto

Risto consigue el objetivo al que se había comprometido con Óscar Cornejo: que le diga a Zapatero lo que le diría cualquier persona de la calle si tuviera la oportunidad de compartir un café o una copa con él. Por supuesto que hay guión y que Risto echa mano de todo su ingenio al que nos tiene acostumbrados, pero tanto al entrevistado como al espectador, le pilla por sorpresa. Ya solo la primera frase que le dedica a Zapatero, “Fuiste el presidente más improbable de la historia”, dejó K.O. al expresidente.

La única sugerencia que le haríamos a Risto es la necesidad de contener un cierto tono agresivo o arrogante que le sale de vez en cuando, restando naturalidad. Pero lo cierto es que, como le ocurre a otros presentadores como Jorge Javier Vázquez o Jordi Évole, Mejide consigue no enfadar al invitado, al compensar la dureza o impertinencia de sus preguntas con un toque de ingenuidad, y sobre todo sentido del humor, que rebaja o justifica el nivel de provocación.

Audiencia probada

Gustará más o menos, con fans y detractores, pero lo cierto es que Risto Mejide tiene una trayectoria de eficacia probada en audiencia. A excepción del tropiezo en 'G20', las ediciones más vistas de 'OT' y 'Tú sí que vales' son aquellas en las que participó él como juez. Además, el publicista es, junto a Miguel Ángel Revilla (a quien entrevista en la segunda entrega, por cierto), uno de los artífices de los récords de audiencia de 'La Noria' y 'El Gran Debate' (programas producidos también por La Fábrica de la Tele).

El Chester

El sofá que da nombre al programa y en el que se produce la conversación es más pequeño de lo esperado. Es un acierto, ya que obliga a la distancia muy corta entre Risto y su invitado, magnificando el clima de tensión, tanto cuando hay química como cuando saltan chispas. Es difícil no sincerarte o ponerte nervioso si te ves obligado a mantener la mirada a los ojos de tu entrevistador, máxime si éste es el “enigmático Risto”, como definió Zapatero al presentador, y se empeña en llamarte de “tú” en todo momento. Eso hace que aflore inevitablemente la parte más infantil o primaria del entrevistado.

La colocación del invitado a un lado u otro del Chester también es otro aspecto a tener en cuenta. En televisión, el presentador suele sentarse a la derecha de la pantalla y su invitado (el importante) a la izquierda. En política es similar, el anfitrión se sitúa a la derecha de su invitado, dándole a éste toda la relevancia (como vemos en las entrevistas de Obama con Rajoy en la Casa Blanca), salvo que haya estrechón de manos, en cuyo caso el que desee atraer la atención y parecer "superior" debe situarse a la izquierda de la pantalla.

Risto Mejide sigue el “protocolo” con su primer invitado (Zapatero está a la izquierda), pero en la segunda entrevista (Lorenzo) se intercambian las posiciones.

La inteligencia del invitado, clave

Como sucede con formatos monográficos de este tipo, la elección del invitado será clave para el éxito de cada entrega. Pero una de las conclusiones que sacamos tras ver el estreno es que el nivel intelectual del invitado es un factor que jugará siempre a favor del programa, tanto si es alto como bajo. Si el invitado es inteligente, se eleva el nivel de la conversación con Risto, pero cuando no es una lumbrera, resultará curiosa la torpeza con la que el entrevistado trata de salir de las “encerronas” que le plantea el presentador.

POSIBLES PUNTOS DE VISTA EN CONTRA

Jordi Évole, ¿un gran reto o el peor rival posible?

Risto Mejide no lo tendrá fácil. El domingo es, posiblemente, el día más complicado para 'Viajando con Chester'. Se enfrenta a un programa que tiene algunas claves parecidas, 'Salvados', el espacio más visto de laSexta, con una audiencia consolidada de fieles incondicionales (más de 15% y 3 millones). Algunos compañeros ya están pidiendo a Telecinco que cambie el día de emisión de 'Viajando con Chester', pero lo cierto es que la estrategia podría ser acertada en el largo plazo.

Cuatro necesita cazar a laSexta, y de la misma forma que Jesús Cintora ('Las mañanas') ya está pisando los talones a su rival Antonio García Ferreras ('Al rojo vivo'), algo que a priori parecía una hazaña, Mejide también podría comerle terreno a Évole con el tiempo. La noche dominical es una de las franjas malditas de Cuatro frente a laSexta. Pero a veces, si el formato es el adecuado, competir con las mismas armas puede ser la mejor estrategia.

¿Un estreno demasiado “masculino”?

Una de las claves para el éxito de un programa es conquistar al público femenino, el mayor consumidor de televisión. LaSexta y Cuatro son cadenas de marcado perfil masculino. 'Salvados' también lo es. Los cuatro primeros invitados de 'Viajando con Chester' (Zapatero, Lorenzo, Gabilondo y Revilla) son hombres relacionados con el mundo de la política, deporte y periodismo, y a priori, personajes que conectarán más con el público masculino. ¿No debería el nuevo programa de Cuatro ampliar el espectro a las mujeres para tener más posibilidades de vencer a Évole? O por el contrario, ¿es precisamente un acierto atacar a la línea de flotación de laSexta, su 'target' masculino?

Artificios , los justos

Una última reflexión que hacemos tiene que ver con el envoltorio del programa. En general aprobamos con nota el contenido y la estética del programa (la cabecera con el viaje del trayecto del Chester hasta su destino, el colorido cambiante del sofá, la introducción de Risto, el salpicado de imágenes efectistas durante la entrevista...). En este formato, todos los artificios nos encajan con una única excepción: la música de fondo durante la entrevista. Distrae y resta fuerza a las palabras, que en el fondo, son el verdadero sentido del programa.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba