En El Mundo y La Vanguardia

"Le recibiremos con Lolitas de 13 años que visten como zorritas y tanto le gustan"

"Le recibiremos con Lolitas de 13 años que visten como zorritas y tanto le gustan"

Fernando Sanchez-Dragó, con la finura que le caracteriza, ha vuelto a abrir la caja de los truenos al escribir en su columna del diario El Mundo que no piensa ir a Barcelona el próximo sabado, diada de Sant Jordi, para firmar libros.

"No me gusta sentirme puta de escaparate enseñando las bragas a los peatones"

Decía Dragó con edificantes argumentos que no estará en la fiesta del libro y la rosa porque no le gusta sentirse “puta de escaparate enseñando las bragas a los peatones”.

Pilar Rahola le responde: “En eso debe de tener razón, porque lo suyo es que las bragas se las enseñen las señoras del oficio a él, a poder ser bien jovencitas, como amablemente nos ha hecho saber".

"No quiero firmar junto a Rahola o cualquier otro fantoche de los sumideros de la tele"

Sánchez Dragó añadía, ya con nombres y apellidos, que no le apetece nada firmar junto “a la Rahola o cualquier otro fantoche de los sumideros de la tele”.

"¿Cómo podemos vivir un día del libro sin su sexo tántrico y su categoría moral?"

La escritora y tertuliana Pilar Rahola le contestaba hoy en su columna del diario “La Vanguardia” con contundencia. “

En su texto, titulado “Dragó no nos abandones”, escribía: “¿Cómo podemos vivir un día del libro sin este amante del sexo tántrico, escritor a tiempo libre –él o sus negros reconocidos-, cuyo amor por las niñas suscitó un edificante episodio digno recorrido mediático?"

"¿Cómo podemos disfrutar de Sant Jordi sin su categoría moral, su fina educación y su amable lengua? Es un drama nacional, una tragedia griega, un roto en la historia de Catalunya, una Navidad sin suegra”.

Rahola propone recibirle con “lolitas que visten como zorritas”

Recordando los episodios polémicos más recientes de Fernando Sánchez Dragó sugería que: “Podríamos transmutar a Pilar Rahola en alguien presentable, no sé, una Ana Botella por ejemplo, y finalmente recuperar la tortura a los toros, mientras volvemos a abrir esa decente librería que vende libros de Hitler. Y si hace falta, le montamos una comité de bienvenida con niñas de 13 años, unas de esas lolitas ‘que visten como zorritas’ y que tanto le gustan”.

Etiquetas
stats