“El puesto es una mierda, pero no pasa nada”. Así de sincera se ha mostrado Amaia tras la final de Eurovisión 2018, en la que ella y Alfred han quedado en la posición 23. Los representantes de España han valorado ante los medios desplazados hasta Lisboa, entre los que se encuentra Vertele, su papel en el festival.

Pese a no terminar en la posición esperada, los triunfitos se confiesan satisfechos con su actuación en una gala de la que ha salido triunfadora Netta, de Israel. Ambos han opinado sobre la ganadora, que no se encontraba entre sus favoritos, y la reacción de SuRie, la representante del Reino Unido que ha sufrido la irrupción de un espontáneo durante su canción.

“Nos ha contado que no ha querido repetirla para no darle el gusto a la persona, creemos que es una buena reacción y lo ha hecho correctamente”, ha desvelado Alfred.

Por su parte, Ana María Bordás, jefa de la delegación española, se ha mostrado “decepcionada” por el resultado final, si bien ha eximido de culpas a Alfred y Amaia: “Han cantado fantásticamente bien y estamos muy contentos de haberlos tenido en Eurovisión. En ningún caso es culpa de ellos, son grandes artistas”.

Etiquetas
stats