La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se despidió este viernes 6 de enero de sus ciudadanos con un emotivo mensaje. “Ser vuestra primera dama ha sido el mayor honor de mi vida y espero que estéis orgullosos de mí”, pronunció entre lágrimas.

Además, trató de mandar un mensaje de optimismo a los más jóvenes: “La diversidad no es una amenaza, es lo que somos”. Nunca dejéis que nadie os haga creer que no tenéis un lugar en nuestra historia“, añadió.

Etiquetas
stats