Valeria y sus amigas vuelven este viernes 13 de agosto a Netflix con una segunda temporada que ha escuchado las plegarias de los fans acérrimos de las novelas de Elísabet Benavent y promete ajustarse más a las tramas originales. Un compromiso que confirmó la autora en una entrevista reciente con verTele, y que refuerzan tres de sus cuatro actrices protagonistas: Paula Malia, Silma López y Teresa Riott.

Elísabet Benavent: "Estoy mucho más satisfecha de la temporada 2 de 'Valeria', hay voluntad de volver al original"

Elísabet Benavent: "Estoy mucho más satisfecha de la temporada 2 de 'Valeria', hay voluntad de volver al original"

Las intérpretes dan vida a Carmen, Lola y Nerea, las amigas inseparables de la gran estrella de la historia y la que da nombre a serie y libro, Valeria (Diana Gómez). Y como la 'madre' de todas ellas, también garantizan que la satisfacción general va a ser mayor cuando vea la luz esta nueva tanda de capítulos. "Esta segunda temporada intenta acercarse un poco más en algunas cosas. Los que no estaban contentos lo van a agradecer", afirma Malia.

Pese a ello, aseguran no sentir menos presión de cara al estreno de una serie que antes que título de Netflix fue un fenómeno literario: "Eso siempre está ahí. Son cuatro libros, un icono generacional, y siempre vamos a tener esa lupa encima de nosotras", apunta Riott. Su personaje es el que más ha variado de las páginas a su salto al audiovisual, algo que agradece y aplaude por el hecho de haber introducido el componente LGTBI que en la novela no existía.

"Poder reflejar un colectivo es una responsabilidad y un deber dentro de esta profesión"

"Es un gran acierto haber hecho ese paso evolutivo de los libros a la serie pudiendo añadir un personaje lésbico que tiene sus tramas y le pasan cosas que en el libro no pasaban. Que Elísabet Benavent nos haya dado su visto bueno lo agradecemos un montón", dice la actriz de Nerea, que se muestra encantada: "Que te regalen un personaje que puede hacer que alguien se sienta identificado y visibilizar algo que es totalmente normal, diario y necesario, es un privilegio. No me lo tomo como una presión, sino abrazar un colectivo que seguramente me abrazará y al que todos tenemos que abrazar", expresa.

En la misma línea, su compañera Silma López también valora los cambios como un acierto: "El hecho de estar expuestas, de estrenar una serie en 190 países y tener la oportunidad de poder reflejar un colectivo o varios es una responsabilidad y un deber dentro de esta profesión. Queremos que las cosas sean mejores, evolucionar y no involucionar. Tomamos nuestra parte de responsabilidad y luchar desde el lugar en el que podemos luchar nosotras", afirma.

La actriz que encarna a Lola está agradecida por la oportunidad que les dio Netflix, y desoye las críticas que se llevó la primera parte de la serie: "Esto es para seguir. Somos cuatro actrices que éramos completamente desconocidas y tenemos la oportunidad de hacer una historia protagonizada por mujeres sin ser un reclamo comercial. Para atrás, ni para coger impulso. Vamos a por todas", sentencia.

Etiquetas
Publicado el