Vídeo

Carlos Cuevas y Miki Esparbé, sobre los papeles LGTBI: “La vida privada no debe tenerse en cuenta para interpretar personajes”

Carlos Cuevas y Miki Esparbé son los protagonistas de la nueva serie española de Netflix, Smiley, de la que ya hemos hablado en verTele. Y para promocionar su estreno, en verTele hemos podido entrevistar a los dos actores.

La serie ha llegado en mitad de la polémica por el Mundial de Qatar 2022 en torno a los derechos LGTBIQ+ y la igualdad, por lo que Miki Esparbé espera que la ficción “lance un mensaje de igualdad y de tolerancia”.

Respecto a la polémica que rodea a algunos actores sobre interpretar personajes homosexuales sin pertenecer a la comunidad LGBTIQ+, Miki Esparbé piensa que “la orientación sexual de cualquier actor o actriz no tiene por qué condicionar la calidad de su trabajo”, y añade: “Al igual que creo en la igualdad de oportunidades al acceder a todo tipo de personajes en un casting”.

Carlos Cuevas, que interpreta un papel que ha recordado al que le lanzó la fama en Merlí, reafirma la misma postura que su compañero, asegurando que “la vida privada de los actores y actrices no debe ser tenida en cuenta para interpretar personajes”.

En cuanto a ser una historia tan cliché, normalmente interpretada por una pareja heterosexual pero esta vez siendo los protagonistas una pareja homosexual, Esparbé confiesa: “Nos sabe mal ser tan innovadores, y ser de las primeras en la que esto tiene lugar en una trama protagónica”.

En la misma línea, Cuevas defiende que “la comedia no debería ser solo paradigma y terreno de las historias heterosexuales”, tras lo que comenta con lástima que normalmente “las historias LGTBI están tintadas de dramatismo, dolor y de experiencias traumáticas”.

Carlos Cuevas y Miki Esparbé son los protagonistas de la nueva serie española de Netflix, Smiley, de la que ya hemos hablado en verTele. Y para promocionar su estreno, en verTele hemos podido entrevistar a los dos actores.

La serie ha llegado en mitad de la polémica por el Mundial de Qatar 2022 en torno a los derechos LGTBIQ+ y la igualdad, por lo que Miki Esparbé espera que la ficción “lance un mensaje de igualdad y de tolerancia”.

Respecto a la polémica que rodea a algunos actores sobre interpretar personajes homosexuales sin pertenecer a la comunidad LGBTIQ+, Miki Esparbé piensa que “la orientación sexual de cualquier actor o actriz no tiene por qué condicionar la calidad de su trabajo”, y añade: “Al igual que creo en la igualdad de oportunidades al acceder a todo tipo de personajes en un casting”.

Carlos Cuevas, que interpreta un papel que ha recordado al que le lanzó la fama en Merlí, reafirma la misma postura que su compañero, asegurando que “la vida privada de los actores y actrices no debe ser tenida en cuenta para interpretar personajes”.

En cuanto a ser una historia tan cliché, normalmente interpretada por una pareja heterosexual pero esta vez siendo los protagonistas una pareja homosexual, Esparbé confiesa: “Nos sabe mal ser tan innovadores, y ser de las primeras en la que esto tiene lugar en una trama protagónica”.

En la misma línea, Cuevas defiende que “la comedia no debería ser solo paradigma y terreno de las historias heterosexuales”, tras lo que comenta con lástima que normalmente “las historias LGTBI están tintadas de dramatismo, dolor y de experiencias traumáticas”.

Carlos Cuevas y Miki Esparbé son los protagonistas de la nueva serie española de Netflix, Smiley, de la que ya hemos hablado en verTele. Y para promocionar su estreno, en verTele hemos podido entrevistar a los dos actores.

La serie ha llegado en mitad de la polémica por el Mundial de Qatar 2022 en torno a los derechos LGTBIQ+ y la igualdad, por lo que Miki Esparbé espera que la ficción “lance un mensaje de igualdad y de tolerancia”.