"Valeria tiene la voluntad de ser no solo verosímil, sino realista. Que cuando terminen la serie, las personas se sientan comprendidas". Así explica Elísabet Benavent, autora de la saga de novelas que Netflix ha trasladado a la pequeña pantalla, la esencia de la ficción. Su segunda temporada se estrena el próximo viernes 13 de agosto, y en ella ha participado como productora ejecutiva. Una vía que que le ha permitido "estar más metida en todos los procesos", que define como "muy emocionante" y que no descarta seguir explorando en el futuro.

"Me encantaría", reconoce entusiasta y avanza: "Algo hay por ahí...". Teniendo en cuenta el éxito de títulos como Un cuento perfecto y el reciente El arte de engañar al karma, no sería de extrañar que más publicaciones suyas tuvieran una segunda vida televisiva.

La primera temporada generó controversia entre los fans de los libros, al no recibir con el mismo entusiasmo los cambios introducidos por la serie. "Siempre lo dije, la serie era la serie y el libro era el libro", recuerda, "nadie había ido a la librería a arrancar páginas para nada. Era emocionante que Valeria tuviera otra vida y caminara con sus propios zapatos". "Hubo gente que lo entendió y gente que no", explica, y añade: "Hacer una adaptación audiovisual de un libro es muy difícil, porque la imaginación es un campo muy vasto y subjetivo, y es muy complicado encontrar un punto en común en la imaginación de miles de lectores".

Pese a todo, Benavent defiende que "como autora estoy satisfecha", aunque al mismo tiempo es sincera: "No puedo negar que estoy mucho más satisfecha de la segunda temporada, en la que hay una clara voluntad de volver al original". Una progresión que, asegura, "ha sido muy orgánica. No hay un corte".

"Me parece un error dejar fuera las sombras o la arruga"

"Quise reflejar, casi sin saberlo, que carecemos de educación emocional", comparte la autora. "Empezamos a ir a gatas a partir de los 25, llegamos a los 30 y nos damos cuenta de que no sabemos nada", reflexiona. "Es ese momento vital en el que dices: he estado dando la espalda a ciertas cosas, y ahora me reivindico como figura central de mi vida. Elijo y me enfrento a lo que quiero", argumenta sobre el momento vital que atraviesan las protagonistas de Valeria.

Además, señala que "en los últimos años nos hemos enfocado en la cultura del 'si quieres, puedes', 'no hay nada imposible', y no. Hay cosas imposibles y no pasa nada en reflejar el error, la pérdida o cómo uno se enfrenta a ello. Me parece un error dejar fuera las sombras o la arruga". De ahí que éstas coparan las páginas de sus libros, y ahora los episodios de la serie.

"Hay dramas del primer mundo, dramas del día a día, y preguntas quizás más trascendentales que nos hacemos sobre todo las mujeres a partir de los 29-30. Nos han hecho creer que tienen que ser fuegos artificiales", argumenta. "El lenguaje de Valeria está construido sobre esa verdad y es una verdad en la que nos podemos encontrar todos", concluye antes del estreno.

🟢 Si no te quieres perder ninguna de nuestras noticias, suscríbete a nuestros boletines.

Etiquetas
Publicado el