Eurovisión no se libra de espontáneos. Un sujeto apareció de repente en el escenario durante la actuación de SuRie, representante de Reino Unido, para dejar el momento más comentado de la edición con permiso de la elección del país ganador.

El hombre agarró el micro de la artista e intentó pronunciar algunas palabras, pero rápidamente fue placado y llevado fuera por la seguridad del festival.

Al principio, por su prenda roja en la cabeza, muchos pensaron que se trataba de Jimmy Jump, el tipo que asaltó el certamen en 2010 con su barretina durante la interpretación del español Daniel Diges. Sin embargo, una foto de prime plano del mismo aclaró que no se trataba del catalán.

La cantante británica, por su parte, declinó la oportunidad que la organización le daba para repetir su turno. “Están muy orgullosos de su interpretación y no creen que haya motivo para repetirla”, dieron a conocer desde la organización.

Etiquetas
stats