Lo que se inició como una concentración para conmemorar los 200 años de la batalla independentista de San Félix, en el estado de Bolívar, fronterizo con Brasil; acabó con una lluvia de huevos y objetos contra Nicolás Maduro.

El presidente de Venezuela inició su marcha por una abarrotada plaza avanzando a trompicones en el coche sobre el que iba montado, y saludando sin problema.

Pero al final, empezaron a lloverle huevos y objetos, por lo que fue necesaria la intervención de sus escoltas, que se subieron al automóvil y le protegieron con sus propios cuerpos.

La cadena nacional estaba retransmitiendo en directo el evento, pero cambiaron la cámara para evitar mostrar lo que pasaba y despidieron prematuramente la emisión.

Etiquetas
stats