Como nuevo ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta viajó este fin de semana a París para ver ganar a Rafa Nadal su undécimo Roland Garros.

Antes de la final entre el manacorí y el austríaco Dominic Thiem, Màxim tuvo tiempo para visitar el plató de 'Pasando bolas', el programa de Eurosport conducido por Fernando Ruiz y la extenista Conchita Martínez. En su conversación con ambos, el ministro volvió a enfrentarse a una de las grandes preguntas que le han rodeado en los últimos días: "¿Pero a usted le gusta el deporte o no?".

"A mí no me gusta practicarlo", aclaró Màxim, que aseguró haber estado en grandes eventos deportivos mucho antes de ser ministro. Desde partidos de baloncesto "en primera fila" a otros de fútbol, ya fuese de "pequeño" cuando su padre le llevaba a Mestalla o ya más mayor en encuentros del Barça como la última final de la Copa del Rey. También estuvo y "sufrió" las dos finales de Champions perdidas a principios de siglo por el Valencia e, incluso, en una final de las finales de Roland Garros que disputó Àlex Corretja durante su carrera.

Por tanto, su animadversión se reduce únicamente al hecho de practicarlo. "Odio practicarlo, seguramente faltaba ese trozo [en referencia a los tuits publicados años atrás], pero aquí estoy para explicarlo", dijo el ministro antes de resumir en una frase su relación con el deporte: "Soy un hombre más de sillón y pasión".

Etiquetas
Publicado el
stats