Jimmy Kimmel inició la gala de los Oscar con un monólogo breve pero divertido. En él hizo alguna referencia sobre el presidente Trump, a la vez que mantuvo un 'pique' con Matt Damon. En un principio, el actor iba a protagonizar 'Manchester frente al mar', película por la que Casey Affleck ganaría la estatuilla a Mejor intérprete esa misma noche. Sin embargo, por problemas de agenda, renunció al papel. Algo que Kimmel no pasó por alto, recordándole que dijo no a la mencionada película por protagonizar 'La gran muralla', que ha perdido 80 millones de dólares.

Etiquetas
stats