Con sorpresa han reaccionado Mónica López y sus compañeros de La hora de La 1 cuando Papá Noel se ha colado en el plató del programa sin previo aviso. Oculto entre los elementos del decorado, el señor barbudo, vestido de rojo como siempre, se ha paseado por el estudio como si fuera un invitado inesperado al que nadie había convocado.

"¿Esto ha pasado?", ha preguntado Nacho García, responsable de una sección del programa, cuando se ha percatado de que Papá Noel, que estaba justo detrás de él, entraba y salía del plató como un alma en pena. El misterioso señor no llevaba el característico saco en el que transporta los regalos, así que en plató han sugerido que esta aparición haya sido una declaración de intenciones sobre lo que está por venir.

Minutos después, Papá Noel regresaba a escena, de nuevo sin inmutarse, sin decir qué le traía por ahí. Pero Santa Claus no ha podido permanecer callado al escuchar la previsión meteorológica de Martín Barreiro: ¡Pero qué frío ni qué frío! ¡Frío el que hace en mi pueblo!". El 'hombre del tiempo' le ha dado la razón y ha pasado a comentar cuál será la temperatura del pueblo en el que vive Papá Noel: el sábado, 19 grados bajo cero.

Etiquetas
Publicado el