En el capítulo final de la miniserie, Lucía decide colaborar activamente con la Guardia Civil para desarticular la organización de Bruno. Bajo la estrecha vigilancia de Menéndez y Oliver, la religiosa mantiene un primer contacto con Lachambre, al que asegura que dejará los hábitos por él. Poco después, informa a Ramón Menéndez del inminente desembarco de un importante cargamento de cocaína mexicana en la costa española.

Tras reconocer a Rafa como hijo, Bruno le entrega algunas de sus posesiones y planea junto a él la manera de introducir el cargamento en el país. Ambos logran engañar al teniente Menéndez y a sus hombres cuando en la zona prevista del desembarco solo encuentran fardos llenos de arena. Entretanto, Rafa, consciente del peligro que él supone para Paula, decide romper su relación sentimental.

Etiquetas
stats