La gala de los Premios Oscar 2017 no sólo tuvo el histórico error a la hora de conceder el galardón más esperado, el de mejor película, sino que también vivió otros muchos momentazos.

Por ejemplo, la mención explícita del actor mexicano Gael García Bernal contra el muro de Trump, o la lluvia de dulces metidos en bolsas con paracaídas que provocó el presentador Jimmy Kimmel.

De hecho, la ceremonia ya empezó con un gran momento musical, en el que Justin Timberlake, al ritmo de su tema 'Can't stop the feeling', nominado al Oscar como mejor canción, entró en el Dolby Theatre de Los Ángeles levantando al público.

Etiquetas
stats