Desde su regreso en septiembre de 2017, Will & Grace han revalidado la confianza depositada por NBC. Promedia unos más que notables 9.8 millones de espectadores y un rating de 3.1 en la noche de los jueves, datos con los que se convierte en la comedia que mejor le funciona a la cadena. La première del revival, además, se alzó como el estreno de una comedia más visto en el canal en ocho años.

En esta nueva temporada, el actor de Friends, David Schwimmer, volverá a la serie como el nuevo interés amoroso de Grace (Debra Messing) en una trama que se alargará durante cinco capítulos. Lo mismo sucederá con Matt Boomer (American Horror Story), que se convertirá en la nueva pareja de Will Truman (Eric McCormack).

Etiquetas
stats