Los héroes de las 'Pulseras Rojas'

Anoche comenzó su andadura en el canal de cable TNT la serie revelación de 2011 en TV3, 'Pulseras Rojas' ('Polseres Vermelles'), una co-producción de Filmax y la autonómica catalana. La serie fue vista por una media de 33.000 espectadores y 0.2% de cuota respecto al total nacional (2.5% en temáticas de pago). Un resultado de audiencia aceptable, en la línea con el promedio de la cadena en noviembre (0.2%), según el dato facilitado a Vertele.com por Barlovento Comunicación.

Avalada por las excelentes críticas, el éxito de audiencia (más de medio millón de espectadores de promedio) y por el ojo del Rey Midas del audiovisual, Steven Spielberg, no es de extrañar que bloggers y espectadores hayan mostrado tanto interés por esta nueva serie. Desde hace días era un tema recurrente en todos los blogs de televisión. Queríamos ver la serie que hizo -dicen- llorar al mismo que nos hizo -y nos sigue haciendo- llorar con E.T.

No sabemos si la vió en V.O. con subtítulos. TNT sí ofreció anoche la posibilidad de disfrutar de la maravillosa actuación de su reparto sin doblaje y con subtítulos en castellano, un acierto sobre todo comparando ambas versiones. Anoche me alegré doblemente: por esa buena iniciativa y por entender el catalán.

[youtube 4onyRAD55DI]

Como puede verse en la promo, 'Pulseras Rojas' es la historia de un grupo de chavales obligados a pasar largas temporadas en el hospital. El trasfondo es realmente duro y el cáncer y otras enfermedades (como los trastornos alimenticios) están ahí para golpearnos con la cruda realidad. La diferencia con otras series del género hospitalario es que el paciente eclipsa a la propia dolencia. La historia se narra desde la naturalidad y no desde la tragedia. Los mismos niños contribuyen a naturalizar su enfermedad y se comportan, antes que como pacientes, como cualquier chico de su edad. Tienen los mismos anhelos, las mismas inquietudes. Sólo que tienen que vivirlos entre las paredes de un hospital.

Esta es la trama principal, tanto de la serie como de la vida de su guionista, Albert Espinosa, que, como el pequeño Jordi, también bailó una víspera de Sant Jordi con una chica en un hospital, para despedirse de su pierna. Espinosa vivió, como los pulseras rojas, muchos años entre batas y quirófanos (de ahí las pulseras, que se ponen al paciente en cada operación). Y de esta experiencia vital se han nutrido numerosos proyectos, como la optimista Planta Cuarta (2003) o su novela "El mundo amarillo" (2008), sobre la que se sustenta el guión de 'Polseres Vermelles'.

De la producción sorprende el tono vitalista: uno espera mucha más tristeza cuando el escenario principal es un hospital. Sin embargo, en 'Pulseras Rojas' hay sonrisas, hay héroes, hay críos que afrontan su tragedia dándonos lecciones de vida, con un tono distendido. El hospital es un escenario y una realidad. Pero ellos, que viven allí, la afrontan de una manera distinta al espectador. Hasta el narrador, un niño en coma desde hace dos años, derrocha optimismo y energía en sus palabras.

[youtube IX9_26wqVe0]

Y esos personajes que transmiten tanto son el resultado de una excelente actuación de sus protagonistas, como Álex Monner (Lleó, el líder) oIgor Szpakowski (Jordi, el co-líder que sería líder si no hubiera un líder). Unidos por un trágico destino pero al mismo tiempo por las ganas de vivir, formarán un grupo, los Pulseras Rojas para el que tendrán que reclutar a lo largo de esta primera temporada de 13 capítulos a todos los miembros imprescindibles en un grupo: el listo, el guapo, el imprescindible y la chica. Aquí los médicos son personajes secundarios. Es una serie sobre compañerismo: la poderosa fuerza del grupo para superar las dificultades individuales y el valor de la amistad.

Mientras veía ayer el primer episodio me imaginaba, como su director Pau Freixas, a Steven Spielberg viéndolo en el salón de su casa. Y es que entre TV3 y la todopoderosa ABC no hay "séis grados de separación", sólo uno: Spielberg vio sólo un capítulo... y lloró. Y decidió versionarla para EEUU con el nombre de 'The Red Band Society', contando para ello con alguien que sentó las bases de la "amistad" en la ficción televisiva: Martha Kauffman, la genial guionista de 'Friends'. En España, seguirá su propio camino. Antena 3 la emitirá en abierto y doblada al castellano, en uno de los canales del grupo, como ya informó vertele.com.

Buenos tiempos para la ficción española. Cuando todos los ojos están puestos en las series 'made in USA' (no obstante, es el país donde nacen casi la totalidad de las series que triunfan internacionalmente), 'Pulseras Rojas' logra lo que hasta ahora nadie había conseguido: que ellos se fijen en nosotros. Para Mònica Terribas, directora de TV3, es el éxito de una filosofía de trabajo y un leit motiv: "universalizar contenidos con sentido constructivo". ¡Y tan universalizada! La serie llegará también a las televisiones de países tan dispares como Canadá, México, Finlandia y Corea, que han adquirido también los derechos de emisión.

Sin duda alguna, 'Pulseras Rojas' es un oasis, un remanso de paz en las aguas turbulentas de la parrilla televisiva patria, y una clara señal para dejar de medir a todas las cadenas autonómicas por el mismo rasero, máxime ahora que está en entredicho su propia existencia. Pero es que no todas hacen sus deberes igual de bien. ¿Os imagináis una versión americana de 'Senyor Retor', la producción de RTVV que se emite en Canal 9? Yo tampoco.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba