Balon de Oro

El lunes llega por fin el día en el que se anunciará el ganador del Balón de Oro 2013 en Zúrich. Cristiano Ronaldo, Franck Ribery y Leo Messi son los tres finalistas que optan al galardón que premia al mejor jugador inscrito en una liga europea. Este premio se ha convertido en un tema de debate que se estira hasta la saciedad y el agotamiento, casi nadie valora el premio en sí, más bien la repercusión de quien lo gana y que camiseta viste, sobre todo aquí en España.

Lo primero que habría que cuestionarse es la importancia de un premio individual en un deporte de equipo, pese a que haya individualidades que evidentemente marcan las diferencias. Desde el punto de vista futbolístico, el que más me interesa, sin duda, tampoco queda muy claro que es lo que realmente se vota. Los galardonados de los últimos años dejan claro que los criterios nuca son los mismos.

Oficialmente, los criterios para adjudicar el premio venían descritos en el artículo 9 del reglamento del trofeo y eran: los resultados obtenidos individual y colectivamente durante el año en consideración, la clase del jugador (talento + juego limpio), su carrera profesional y la personalidad y carisma que posee. En 2010 la FIFA y el grupo editorial Amaury, propietario del diario deportivo France Football, llegaron a un acuerdo mediante el cual los trofeos Jugador Mundial de la FIFA y Balón de Oro pasaban a formar un solo galardón, que llevaría el nombre de FIFA Balón de Oro.

Pero evidentemente en año de Mundial tiene mucho peso dicho torneo, ¿O no? En 2006 el ganador fue el central italiano Fabio Cannavaro, que hizo un Mundial extraordinario y fue una de las claves del triunfo italiano en el campeonato. En 2010 no tuvo el mismo peso el Mundial en favor de jugadores como Xavi, Iniesta o Iker Casillas, igual de decisivos para que España se alzase con la Copa. No se trata de un alegato en favor del fútbol patrio, ni mucho menos, es una realidad evidente.

En 2013 los tres finalistas dejan claro que el criterio de elección no puede ser el mismo. Hay que analizarlo por partes. El mejor jugador globalmente en mi opinión es Leo Messi, pero en este año 2013 no ha sido superior ni a Cristiano Ronaldo, a nivel individual, ni a Franck Ribery a nivel global, el año de Ribery con el Bayern y los títulos logrados dejan un balance magnífico.

En mi opinión, si se le diera al mejor jugador en global debería ganarlo Messi, si se valora el año 2013 a nivel individual el premio podría ser para Cristiano, que además en el último tramo del año ha rayado a un nivel estratosférico con su club y con la selección portuguesa, sobre todo en el partido de vuelta de la repesca mundialista ante Suecia. Si tiene más peso la influencia de un jugador en los títulos conseguidos por su club y el rendimiento de ambos, futbolista y equipo, el vencedor debería ser Ribery.

Lo que cada día tengo menos claro es que a alguien le importe de verdad quién merece futbolísticamente el premio llamado FIFA Balón de Oro.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba