‘Tres veces Ana’ Estreno Review: unas trillizas, algunos galanes y muchos secretos

PorBetty M. Martínez

No soy nada fan de esta nueva tendencia de Nova de apostar única y exclusivamente por las telenovelas de Televisa. Sin embargo, he de decir que esta vez me he alegrado profundamente de su nueva elección. Tenía mucha curiosidad por ver ‘Tres veces Ana’. ¿Por qué? Porque es el remake de ‘Lazos de amor’ y, aunque mis recuerdos de la producción de Carla Estrada no son demasiado nítidos, hay aspectos que no he conseguido olvidar.

El más importante es, sin duda, el final. No voy a desvelarlo por si alguien no la ha visto, pero sí diré que aún hoy somos muchos los que seguimos dándole vueltas y elucubrando sobre qué fue lo que realmente pasó. Y ahí lo dejo. Si Angelli Nesma Medina repite la jugada, lo comentaremos.

En fin, centrémonos en lo que nos toca. El estreno en Nova de ‘Tres veces Ana’.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Una protagonista valiente

La gran estrella de esta telenovela es, sin duda, Angelique Boyer. De ella se pueden decir muchas cosas, pero en esta ocasión yo me voy a quedar con un único adjetivo. Valiente. Se lo reconozco. Hay que tener mucho valor para arriesgarse con un papel como este.

Primero, porque supone recuperar un papel que en su momento interpretó una estrella indiscutible como Lucero. Sin embargo, no creo que Angelique Boyer sea de las que se amilana ante las posibles comparaciones. Ya lo demostró al interpretar en ‘Teresa’ el mismo papel que lanzó a la fama a Salma Hayek (sí, las estrellas de Hollywood también tienen un pasado telenovelero) o cuando encarnó en ‘Lo que la vida me robó’ una versión contemporánea del recordado personaje de Adela Noriega en ‘Amor real’. Lo dicho. Es valiente.

Segundo, en esta ocasión, se enfrenta a un reto mayor. Debe interpretar a tres personajes. Si ya con un doble papel, hay actores que lo pasan mal para conseguir marcar las diferencias entre los diferentes roles. Cuando son tres, la situación se complica aún más. Repito. Es muy valiente.

La caprichosa, la bondadosa, la desaparecida

Por lo que hemos visto hasta ahora, tenemos a Ana Leticia, que sería, por así decirlo, la trilliza caprichosa, egoísta, envidiosa, cruel, perversa y todos los calificativos negativos habidos y por haber. En estos dos capítulos ya hemos comprobado que por mucho que llore por su marido “muerto” no tenía demasiados reparos en hacerles “ojitos” a otros hombres incluso el mismo día de su boda. Y, además, también hemos comprobado que guarda un profundo resentimiento hacia su hermana Ana Laura. Vista la escena del regalo, es posible que “resentimiento” no sea la palabra, pero creo que es un poco pronto para hablar ya de “odio”, aunque no descarto que en el futuro sea así. ¿Por qué esa animadversión de Ana Leticia hacia su hermana?

Ana Laura es la trilliza dulce, frágil, cariñosa, generosa, bondadosa, débil y también la discapacitada. Perdió una pierna en el accidente en el que murieron sus padres y esas secuelas han marcado y siguen marcando su vida. Es evidente que le toca ser la hermana buena, pero en estos dos capítulos ya me ha cansada un poco esa tendencia hacia la santidad. Su hermana la maltrata y ella, se ¡disculpa! Creo que Ana Laura me va a provocar más de un sofoco como no le ponga un alto a Ana Leticia.

La tercera hermana es Ana Lucía. Tras el accidente se perdió, así que es la trilliza desaparecida, esa que toda la familia lleva años buscando insistentemente, para disgusto de Ana Leticia, que no entiende semejante obsesión. En fin, Ana Lucía fue criada por Soledad como si fuera su propia hija y desconoce su verdadero origen.

Por ahora, Angelique Boyer resulta bastante creíble en los tres papeles. Con Ana Leticia tiene la ventaja de que se da un aire a la Teresa engreída y prepotente que ya interpretó con lo que le puede resultar más sencillo meterse en el rol. Con Ana Laura le ayuda muchísimo la caracterización. Ese rostro con apenas maquillaje ya nos traslada una mujer atormentada y sufridora. Con Ana Lucía la he visto un tanto sobreactuada. Quizá sea porque es el personaje que tiene menos matices evidentes. No hay ningún elemento determinante al que agarrarse para personificarla (¿de ahí quizá el exceso de abalorios en su vestuario?). Intenta ser espontánea, pero esa presunta frescura resulta demasiado forzada.

De todas formas, insisto: interpretar un triple papel es un reto en el que el trabajo se multiplica exponencialmente (guion, caracterización, posición corporal, lenguaje, estilismo…) y el mero hecho de atreverse a llevarlo a cabo ya merece todos los reconocimientos. Y, desde luego, en conjunto, por ahora, sale bastante airosa. Confiemos en que siga siendo así.

Trío de galanes de lujo

En esta ocasión tenemos una protagonista, pero contamos con tres galanes y lo cierto es que en Televisa han apostado fuerte en cuando a los protagonistas masculinos.

En primer lugar, tenemos a Sebastián Rulli, que ha conseguido asentarse como uno de los galanes estrella de Televisa. En este caso interpreta a Santiago, un taxista con amnesia que se encuentra con Ana Lucía y cree que es la mujer con la que lleva años soñando, pero lo interesante es que todo indica que con quien sueña es con Ana Leticia, su esposa, quien cree que su marido “murió” justo cuando estaba buscando a la trilliza perdida. Este triángulo romántico apunta muchas posibilidades. Ya veremos cómo las aprovechan.

Y a todo esto, ¿qué fue lo que descubrió Marcelo sobre Ana Lucía antes del accidente? ¿La habría encontrado? Voy a hacer una presunción bastante aventurada, ¿tuvo Ana Leticia algo que ver con el accidente para evitar que se descubriera la verdad?

En fin, de la química entre Angelique Boyer y Sebastian Rulli no tengo nada que decir porque todos tenemos claro que es más que evidente. Lo vimos en ‘Teresa’, lo confirmamos en ‘Lo que la vida me robó’ y lo ratificamos después por otros medios. En definitiva, es una pareja que funciona, pero puede llegar a resultar un tanto cansina. Los hemos visto juntos tantas veces que ya no logran sorprendernos. Esperemos que los personajes den el suficiente juego.

Eso sí, en el caso de Marcelo – Santiago tengo otra queja. Puedo llegar a aceptar que lo emparejen con Angelique Boyer, pero ¿de verdad era necesario que tuviera otra vez una relación materno – filial con Ana Bertha Espín? Ella es una gran actriz, borda siempre sus actuaciones, pero no hace tanto que la vimos como madre de Sebastián Rulli. Por favor, señores de Televisa, que no cuesta tanto cuidar estos detalles. Se hubiera solucionado poniendo a Susana Dosamantes como Remedios y dejando a Ana Bertha Espín como abuela de las trillizas. Ambas tienen las suficientes tablas como para interpretar a la perfección cualquiera de los dos papeles. No era tan complicado, ¿no?

Parece que a Ana Laura le ha tocado como galán David Zepeda. Yo he de confesar que mi relación con este actor ha sufrido una importante evolución. Las primeras veces que lo vi actuar no lo soportaba. Me parecía demasiado rígido, sobreactuado, antinatural. Sin embargo, he de reconocer que ha mejorado bastante. No está en mi lista de actores favoritos (todavía), pero ya me lo creo. Es más, resulta bastante convincente tanto de bueno como de malo y eso no hay muchos actores que lo consigan.

En este caso, parece que le va a tocar hacer de bueno y sólo por el hecho de cómo defiende a Ana Laura ya se ha ganado mi simpatía. Espero que no me decepcione. Eso sí, me pasa lo mismo que antes. Ya he visto a David Zepeda con Angelique Boyer.

Y el tercer galán es Ramiro Fumazoni. Reconozco que por ahora es el más interesante de los tres. Me explico. De los otros dos ya podemos intuir los sentimientos y la posible evolución de sus personajes, pero el tío Mariano ya nos ha descolocado en el segundo capítulo. Lo creíamos feliz y enamorado de su novia, pero resulta que tiene una doble vida. Y, claro, no podemos olvidar que es el objeto del deseo de Ana Leticia. Está claro que su sobrina va a hacer todo lo posible por retenerlo a su lado, pero ¿cómo actuará él? ¿Pasará de sentir ese cariño familiar a otro tipo de sentimientos?

En resumen, estamos ante una de las historias más intrincadas que hemos visto en los últimos tiempos. A priori, tenemos tres hermanas con sus respectivos romances, pero en medio de todo eso, fluye el misterio de la trilliza desaparecida, vínculos desconocidos entre los diferentes personajes y, sobre todo, la compleja personalidad de Ana Leticia que, intuyo, va a ser la mano que va a manejar la mayor cantidad posible de hilos para seguir enredando la madeja a su conveniencia.

A priori podría parecer que estamos ante una telenovela más y es cierto que vamos a tener dosis de romance por triplicado, pero, si consiguen enlazar bien las diferentes subtramas, ‘Tres veces Ana’ puede ofrecernos mucho más. Ojalá.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba