Las villanas dan un golpe de efecto inesperado Jane The Virgin 4x05 Review: Sorpresas te da la vida

Jane The Virgin 4x05 Review: Sorpresas te da la vida
Jane The Virgin 4x05 Review: Sorpresas te da la vida

Por Betty M. Martínez

¿Por dónde empiezo? Esta semana no tengo ni idea de cómo estructurar esta review. Nos hemos llevado tantas sorpresas que no sé ni por dónde arrancar. Y encima tampoco sé cómo voy a conseguir evitar los grandes spoilers del capítulo. Pero vamos allá a ver qué sale.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

El resurgir del lado oscuro

Voy a romper la línea habitual de empezar por Jane porque esta semana las villanas nos han dejado sin palabras. Matizo. Nos han dejado en shock en los últimos cinco minutos del capítulo. Y, aviso a lectores, aquí no me voy a cortar con los spoilers.

Tenemos a Luisa que esta semana ha sido como una montaña rusa. Primero, ha protagonizado una discusión de las que hacen época con Rafael sin tener en cuenta que su hermano acababa de salir del hospital tras haber sido atropellado por su ex amante. Sí, tranquilos, Rafael está bien. Señores guionistas, hago un inciso para agradecerles que no hayan hecho lo que llegamos a imaginar que iban a hacer.

En fin, que Luisa lo llamó de todo menos bonito, además de echarlo del hotel. Eso fue al principio, pero después asistimos a una reconciliación fraternal en toda regla. ¿A qué se debió ese cambio de actitud de Luisa? A que comprendió que, a pesar de todos sus defectos (que los tiene y muchos), Rafael se preocupa por ella y quiere que esté bien.

Voy a explicarlo algo mejor. Resulta que hace unos años Luisa tuvo una crisis nerviosa y hablaba con una tal Carla, que solo ella veía. Fue decir eso y ya todos comprendimos lo que insinuó Anezka la semana pasada. Carl, la mano siniestra encargada de conseguir el dinero para Sin Rostro, solo existe para Luisa.

A ella le cuesta comprender que el hombre sea producto de su imaginación, pero cuando asume que es así decide ingresar en un hospital psiquiátrico y devolverle a Rafael las acciones en el hotel Marbella. Por lo tanto, estamos de enhorabuena. Luisa reconoce que tiene un problema, lo que es el primer paso para reponerse y Rafael recupera lo que era suyo, con lo que dejará de lloriquear por los rincones por ser pobre.

¿He dicho que estamos de enhorabuena? Pues me he equivocado completa y absolutamente. Es que soy tan torpe que a veces se me olvida que en Jane The Virgin nada se resuelve de la forma más simple. Aquí el principio de la navaja de Ockham es inaplicable. La versión más complicada es la más adecuada por muy inverosímil que sea.

Petra
Petra

¿Qué es lo que ha pasado en realidad? Pues que Anezka ha resultado ser una gran actriz. ¿Por qué lo digo? Porque Anezka sí veía a Carl aunque lo negase una y otra vez. Pero ese no es el gran problema. El gran problema es que Carl ha aparecido en la vida de Luisa por obra y gracia del garfio de Magda. ¿Vais entendiendo la gravedad del asunto? Pues sentaos, que la cosa se complica aún más.

Como dije antes, Luisa le cedió las acciones del hotel a Rafael, pero como lo hizo estando desequilibrada mentalmente (recordemos: todos creen que Carl es producto de su imaginación) su firma no tiene validez. ¿Conclusión? Rafael sigue en el pelotón de los pobres y el Marbella tiene nueva dirección. Y ahora seguro que queréis que os diga quién manda ahora en el hotel. Pues no os lo voy a decir, que ya he dado demasiados spoilers. Y, además, es una de esas noticias que hay que procesar. Solo avanzaré que es quien menos podíamos imaginar. Sorpresas que te da la vida.

El pasado de Adam

Y mientras todo esto pasaba en el Marbella, en casa de las Villanueva también teníamos nuestra correspondiente sorpresa, cortesía de Adam, de quien hemos descubierto que tiempo atrás tuvo una relación con un hombre. Yo reconozco que me quedé en shock, pero la cara de Jane era un poema. Sorpresas que te da la vida.

A estas alturas del siglo XXI creo que no hay motivo para escandalizarse, pero reconozcamos que esto era lo último que nos esperábamos de Adam. ¿Cómo ha reaccionado Jane? Pues, la verdad, es que bastante bien. Ha conseguido mantener el tipo, aunque no pudo evitar que la revelación la descolocara. Y no es para menos. No seré yo quien la juzgue porque no tengo ni la más remota idea de cuál sería mi reacción en una situación así.

Eso sí, después de unas cuantas conversaciones sobre el tema y más de una reflexión, Jane ha pasado página. Ella lo ha hecho, pero yo me pregunto ¿cómo reaccionará Alba al saberlo? ¿Será un capítulo cerrado o será uno de esos asuntos que quedan latentes en la relación y saltan cuando menos te lo esperas en forma de reproche? Jane repitió varias veces que lo que le molestaba era que Adam no se lo hubiese dicho antes, ¿habrá hecho mella esto en la confianza de la pareja? ¿Qué otros secretos esconde Adam?

Y, por si Jane no tuviera suficiente con lidiar con su particular drama personal, esta semana también ha tenido que organizar la despedida de soltera de Lina. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que su mejor amiga le preguntó si estaba haciendo lo correcto al casarse con Danny. Lina, ¿en serio? ¿no crees que Jane tiene ya suficientes dolores de cabeza como para que también le traslades todas tus dudas prematrimoniales?

Jane y Lina
Jane y Lina

Lo bueno es que nuestra Jane puede con eso y con más y volvió a demostrarnos que entre sus muchas virtudes está el ser una gran mejor amiga. Es cierto que estuvo al borde del precipicio, pero reaccionó a tiempo para evitar la caída. Por cierto, qué curioso que Lina haya escogido como marido a la versión masculina de Jane. Esto solo pasa en las telenovelas… ¿o no?

La gran decisión de Rogelio

Otra pareja que también ha tenido sus más y sus menos ha sido la de Xiomara y Rogelio. ¿Por qué? Pues porque Xiomara insiste en que no quiere tener más niños y está harta de ser ella la que tenga que cuidarse, así que le propone a Rogelio que se haga la vasectomía. Fue pronunciar la palabra vasectomía y a nuestro galán favorito casi le da un vahído.

La verdad es que ha estado simpático ver las distintas estrategias que han utilizado la una y el otro para convencerse de sus respectivas posturas. Aunque, para momento surrealista, que Xiomara recurriese a Esteban en busca de apoyo, aunque fuera de forma un tanto sibilina. Ya dije la semana pasada que el regreso de Keller Wortham nos podía dar grandes momentos y por ahora, desde luego, no nos ha decepcionado.

Rogelio y Xiomara
Rogelio y Xiomara

Como tampoco nos decepcionó Rogelio con su impresionante, memorable y emotiva interpretación despidiéndose del cálculo renal que lo había acompañado en su viaje por el interior de la Señorita Científica. Y no voy a decir nada más. Creo que la secuencia habla por sí sola. ¿O no?

En fin, que esta semana hemos respirado aliviados al ver que el “accidente” de Rafael se quedó solo en un susto, hemos comprobado que la relación de Jane y Adam se va consolidando (o eso parece) y hemos descubierto que las villanas a las que teníamos un poco olvidadas no han perdido el tiempo y han recuperado su posición de poder con una jugada maestra. Maléfica, es cierto, pero brillante porque les ha salido redonda.

Eso sí, quiero verle yo la cara a Petra cuando tenga que rendirle cuentas a la nueva dirección del Hotel Marbella. Por nada del mundo me quiero perder ese momento. ¿Y vosotros?

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba