La comedia dramática que emite Movistar Series ‘Jane The Virgin’ 3x09 Review: Al borde de un ataque de nervios

‘Jane The Virgin’ 3x09 Review: Al borde de un ataque de nervios
‘Jane The Virgin’ 3x09 Review: Al borde de un ataque de nervios

Por Betty M. Martínez

Ya hemos visto 53 capítulos de ‘Jane The Virgin’. En este tiempo hemos asistido a innumerables acontecimientos de su vida, pero esta semana descubrimos algo nuevo sobre el personaje que interpreta Gina Rodríguez. Jane Gloriana Villanueva ha estado a punto de sufrir un ataque de nervios.

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Preocupaciones al por mayor

Recordemos. Michael dejó la Policía porque no quería hacer trabajo de oficina. Tras algunos bandazos, ha decidido que quiere ser abogado. En principio, parece una buena decisión. Solo hay que tener en cuenta un pequeño detalle. Para ejercer como abogado debe tener un título universitario para lo que debe ir a la universidad para lo que debe superar el examen de acceso. Y aquí empiezan los problemas del matrimonio Cordero.

Michael es muy consciente de lo que se juega así que está especialmente irritable. Es normal. La estabilidad económica de su familia está en cuestión. Está nervioso y mucho. Bueno, hablemos claro. Está histérico.

Si Michael está frenético, Jane está super-mega-hiper-preocupada. Ella, la más organizada, la más previsora, la mejor planificadora, ¡¡no sabe qué va a suceder con su vida!!. O quizá el problema sea que sí lo sabe. Al menos, lo intuye, y en estos casos las intuiciones nunca son optimistas, aunque la verdad es que las circunstancias en este caso no ayudan.

Jane Villanueva
Jane Villanueva

Michael tiene seis meses de liquidación por dejar la Policía, pero si no pasa el examen, su sueño de ser abogado se esfumará y deberá buscar alternativas. ¿Y qué pasa si tiene problemas para encontrar otro empleo? Es evidente. La economía familiar sufrirá un serio revés. Y Jane lo sabe.

Una opción sería que la novela de Jane sobre la vida de Alba fuese un éxito. Sería una fuente de ingresos en un momento bastante necesario, pero por ahora eso es como el cuento de la lechera porque Jane ni siquiera ha entregado el borrador. Jane, ¿a qué esperas? Si hasta Alba te dio su bendición, ¿por qué no lo entregas? A estas alturas no vas a cambiar nada importante y como te pongas a modificar detalles va a ser la historia de nunca acabar.

Y por si las cuentas de la familia no fueran suficientes para quitarle el sueño a Jane, también ha tenido una mala semana como madre. Resulta que todos los niños de la edad de Mateo ya dicen varias palabras. Es más, uno hasta dice una frase (o eso nos han dicho porque la verdad es que yo no entendí nada), pero Mateo no pasa de papá y mamá. A Jane empieza a darle vueltas la cabeza y va a la doctora con Rafael. Es normal, dice la médico, cada niño tiene su ritmo, pero. ¿Se puede saber por qué en esta serie todo tiene un pero? ¿No tenía Jane ya suficientes problemas sin añadir uno más a la lista? Señores guionistas, ¿disfrutan amargándole la vida? A lo que iba, si en tres meses Mateo no amplía su vocabulario, habría que ir a un logopeda.

Unos segundos de calma

Visto lo visto, es normal que Jane estuviese a punto de sufrir un ataque de nervios. A mí casi me da una taquicardia solo de verlo. Pero Jane no ha perdido su faceta resolutiva y comprende que tiene que relajarse y qué mejor manera de hacerlo que yendo a una clase de yoga. Mientras esté en su esterilla lo único que debe importarle es inhalar y exhalar (y mantener el equilibrio).

Jane haciendo yoga
Jane haciendo yoga

Durante unos segundos Jane eliminó todas las preocupaciones de su mente y digo segundos porque ese fue el tiempo que tardó en desvanecerse la calma. ¿Por qué? Porque llegó la tempestad Catalina. ¿Se puede ser más inoportuna? Como si Jane no tuviese suficientes problemas, tiene que llegar la prima metomentodo. Además, ¿para qué vino? ¿para reprocharle que se alegre por su próxima ruptura con Rafael? Catalina, voy a serte sincera. Jane no es la única que se alegra por la decisión que ha tomado Rafael. Yo también lo hago. ¿Alguien más?

Y a todo esto, ¿‘Jane The Virgin’ no era una comedia? Lo pregunto porque esta semana ha sido un sinvivir. Menos mal que, como en las telenovelas, al final todo se arregla. ¿Se arregla? A lo mejor me he pasado de optimista. Dejémoslo en que todos los problemas se encarrilan en dirección salida y Jane y Michael consiguen relajarse, dormir y superar su enésima crisis juntos.

Crisis en el proyecto De la Vega Factor

Esta semana tampoco ha sido fácil para Rogelio. Está muy preocupado por si Darci decide rescindir su contrato para tener un bebé tras ver que su socio está “emocionalmente” interesado en ella. La verdad es que yo pensé que iban a romper su acuerdo, pero me llevé una muy grata sorpresa cuando descubrí que Rogelio tampoco le es indiferente a Darci. ¡Qué alegría! ¿Qué sería esto? ¿Una oferta dos por uno? ¿Firmas un contrato para tener un bebé y te llevas de regalo un romance? Estoy desvariando, lo sé. Debe ser la influencia De la Vega.

En fin, todo pintaba de color de rosa (perdón, lavanda) hasta que Xiomara se cruzó en la mira de Darci. A ver, me explico, esta vez la madre de Jane no hizo nada, absolutamente nada, para entrometerse, pero Darci malinterpretó la relación entre Xiomara y Rogelio. O más bien, le entró pánico (¿o serían celos?) de que él volviera con su ex si se presentase la oportunidad. ¿Alguien puede culparla? Si hasta nosotros nos cuesta asumir que esta relación está finiquitada por completo.

La verdad es que medio un poco de pena ver cómo la historia entre Rogelio y Darci terminaba casi antes de empezar. Sería una lástima perdernos un romance entre dos personajes tras extremos como el imprevisible e inestable Rogelio y la equilibrada y metódica Darci. Además, lo dije la semana pasada y me ratifico, Jaime Camil y Justina Machado tienen una conexión fantástica.

Rogelio y Darci
Rogelio y Darci

En fin, no me atrevo a aventurar el futuro porque con Rogelio y Darci nunca se sabe, pero, al menos, sabemos que se van a dar una oportunidad, así que la semana que viene veremos cómo evolucionan. Ojalá funcione.

El renacer de Rafael

Quien también está atravesando una crisis es Rafael. La suya es existencial. El pobre no levanta cabeza desde que descubrió sus orígenes. ¿Quién nos iba a decir que nuestro millonario favorito iba a estar dispuesto a correr el riesgo de perder su saneada posición económica por hacer lo correcto? Al final va a ser verdad que no es un Solano.

Eso sí, esta semana tengo que darle las gracias a Rafael porque sorprendentemente ha sido él quien ha conseguido arrancarme la mayor carcajada de este capítulo. El listón estaba bastante alto porque el momento babero de Rogelio era difícil de superar (me niego a hacer más comentarios porque me dio un ataque de vergüenza ajena que ni os imagináis). Sin embargo, Rafael lo superó. La verdad es que la situación no era para tanto, pero a mí me resultó muy divertida. Os cuento. Catalina y él decidieron participar en una especie de sesión de espiritismo con indios norteamericanos y Rafael soltó un “con la suerte que tengo seguro que se me aparece un ancestro y será un asesino”. Ya sé que la frase no es nada del otro mundo, pero la forma en la que la pronunció Justin Baldoni me hizo muchísima gracia.

Rafael y Catalina
Rafael y Catalina

En teoría esa sesión tenía como objetivo buscar el renacer. Yo no sé si Rafael renació o no, pero dos mujeres importantes de su vida sí lo han hecho. Por un lado, Catalina. Sigue sin gustarme. Sigo sin fiarme de ella. Pero reconozco que su último acto la redimió un poco ante mis ojos. Por otro lado, Petra. Cuando todos pensábamos que iba a destrozar a Rafael, va y le hace el favor de su vida (no voy a decir más, que es sorpresa). Esta mujer es una auténtica veleta. Ahora soy mala, ahora soy buena. Ahora soy victimaria, ahora soy víctima. Nunca sabes qué cara te va a mostrar.

Me alegro por Rafael, de verdad. Se ha librado de Catalina y ha recuperado su buena relación con Petra. Pero. Siempre hay un pero. ¡¡Nos hemos quedado sin villanas!! Un par de minutos antes de acabar el capítulo no había nadie que quisiera amargarle la vida a nadie. Inaudito.

Y digo dos minutos antes de acabar el capítulo porque cuando faltaba un minuto comprobamos que había sido un espejismo. Toda buena historia tiene algún personaje malo y ‘Jane The Virgin’ es una gran historia así que ya tenemos villanos otra vez. Y son viejos conocidos.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba