A consecuencia del dramático suceso del último capítulo ‘Jane The Virgin’: cinco razones por las que nada será igual

‘Jane The Virgin’: cinco razones por las que nada será igual
‘Jane The Virgin’: cinco razones por las que nada será igual

Por Betty M. Martínez

Esta semana ‘Jane The Virgin’ ha marcado tendencia en el mundo seriéfilo. Da igual si no se ha visto nunca la serie, si se ha visto de vez en cuando o si se es seguidor acérrimo, a estas alturas es casi imposible que haya alguien que no sepa que en ‘Jane The Virgin’ ha pasado algo y algo importante. Las redes sociales, las webs de televisión y hasta los periódicos tradicionales se han hecho eco de lo sucedido.

Pero, ¿por qué ha sido tan importante? ¿Por qué los fans de ‘Jane The Virgin’ hemos reaccionado con tal virulencia? Muy sencillo. Porque somos muy conscientes de que el capítulo 54 marca un antes y un después. Ya nada será igual en ‘Jane The Virgin’. ¿Por qué?

¡¡CUIDADO SPOILERS!!

Porque Jane ha perdido a su media naranja

Cuando Jane se desploma al recibir la noticia de la muerte de Michael, los espectadores nos derrumbamos con ella. Incluso los más acérrimos defensores del TeamRafael han lamentado lo sucedido porque ya todos habíamos entendido que Michael era la media naranja de Jane

Eran lo más similar a la pareja perfecta que se puede uno imaginar. Eran muy parecidos, pero, a la vez, lo suficientemente diferentes como para complementarse y, sobre todo, se respetaban. Se conocían a la perfección. Cada uno conocía al detalle las virtudes y los defectos del otro y se aceptaban tal cual.

Tenían sus problemas. Es verdad. Desde su boda han salido casi a crisis por semana, pero siempre las superaban. Hablando, dialogando, negociando, separando siempre lo importante de lo accesorio.

Michael y Jane
Michael y Jane

Michael no lo tuvo fácil al principio. Fue el primero en llevarse una bofetada, metafóricamente hablando, en esta serie. ¿Cómo olvidar la escena en la que, rodilla en tierra, le pide matrimonio a Jane y ella le dice que está embarazada? Reaccionó mal, como era bastante comprensible dadas las circunstancias. Incluso cometió el grave error de aliarse con Petra y tardamos en perdonárselo.

Sin embargo, se mantuvo firme y siempre estuvo ahí, cerca de Jane, dispuesto a hacerla reír, a consolarla, a escucharla, a acompañarla, a quererla. Y, al final, su esfuerzo tuvo su recompensa. No sólo se casó con la mujer que quería, sino que, lo más importante, fue feliz.

Y Jane también fue feliz. Hasta ahora. Hasta esa fatídica llamada telefónica. No sé si veremos su duelo dado el salto temporal de tres años, pero es fácil imaginárselo. Jane en un minuto perdió a su marido, a su amante, a su amor, a su amigo, a su compañero de vida.

Ya nada será igual para Jane. Es posible que encuentre otro amor, otro amante, otro marido, otro amigo y otro compañero de vida; pero ese “otro” (no es el momento de elucubrar quién podría ser) va a tener que enfrentarse al reto de competir con un fantasma que siempre va a estar muy presente en la vida de Jane Gloriana Villanueva y en la mente de todos los espectadores.

Porque Rogelio ha perdido a su mejor amigo

El centro del universo de Michael era Jane, pero ha habido otra relación clave en su vida. Su amistad con Rogelio. No podían ser más opuestos y, sin embargo, han sido cómplices desde el minuto uno. Es más, Rogelio debería ser nombrado oficialmente presidente de honor del TeamMichael porque fue su más firme defensor cuando casi nadie apostaba ya por él.

En los momentos más difíciles, cuando Jane era feliz con Rafael y Michael sufría en silencio, Rogelio siempre estaba ahí soltando una frase oportuna para dejar claro quién era su candidato favorito a yerno. Y Michael le agradeció ese apoyo convirtiéndose en eso que Rogelio tanto necesitaba. Un amigo.

Michael y Rogelio
Michael y Rogelio

Un amigo que le ayuda a preparar el papel de un policía. Un amigo que lo acompaña a hacerse la pedicura. Un amigo que lo rescata del secuestro de una acosadora. Han sido tantas las veces que se han ayudado que ya casi he perdido la cuenta.

Además, el tándem entre Jaime Camil y Brett Dier ha funcionado de maravilla. Rogelio era el divertido y ocurrente mientras que Michael era el serio (a veces, no tanto) y formal, pero juntos se convertían en un equipo perfectamente integrado.

Ya nada será igual para Rogelio. Ha perdido a ese amigo leal que lo escucha sin ir corriendo a tuitearlo. Ese amigo que lo aconseja sin esperar ningún porcentaje a cambio. ¿Con quién va a hablar ahora Rogelio? ¿A quién le va a contar sus problemas? ¿Con quién va a compartir sus ideas más surrealistas?

Porque Rafael ha perdido a un gran aliado

Es complicado definir la relación entre Michael y Rafael porque su relación ha sido complicada. Al principio se miraban con recelo. Rafael era el padre del hijo que esperaba la novia de Michael. Desde luego, la situación era, cuanto menos, incómoda. Después Jane dejó a Michael por Rafael y ahí el ambiente se enrareció hasta tal punto que el abandonado decidió poner distancia de por medio.

Pero no demasiada para poder aprovechar cualquier resquicio para recuperar su posición inicial. Y lo hizo. Y la relación se hizo tan tensa que en algún momento llegamos a pensar que la cuerda se iba a soltar de la fuerza con la que cada uno tiraba de su respectivo extremo.

Hubo una velada negociación para establecer el papel de cada uno en la vida de Jane y en la de Mateo. Fuimos testigos de aquella tensión que nos pasó factura a todos, pero ambos siempre tuvieron algo en común. Los dos quisieron, por encima de todo, a Jane y Mateo. Cuando lo tuvieron claro, las cosas se calmaron.

Michael y Rafael
Michael y Rafael

Aun así, sigo sin saber qué han sido exactamente estos dos. ¿Compañeros? Sí, pero eran algo más. ¿Amigos? Sí, con algunos matices. ¿Familia? Sí, en cierto sentido. Entonces ¿qué han sido? ¿Aliados? Quizá sea el término que mejor define su relación. En algún momento indeterminado firmaron un pacto de no agresión. Se aliaron con un objetivo común: que Jane y Mateo fueran felices. Lo demás no importaba. Y lo cumplieron.

Ya nada será igual para Rafael. Michael no solo comprendió y respetó su rol como padre de Mateo, sino que incluso lo ayudó en sus múltiples problemas legales (que han sido unos cuantos), pero ahora ¿quién lo va a ayudar cada vez que haya un suceso en el Marbella?

Porque Sin Rostro ha perdido a su peor enemigo

Tal vez Michael muriese sin llevar la placa de policía, pero para nosotros siempre será el inspector Cordero. Y, además, ha sido un gran detective. Consiguió ponerle rostro a Sin Rostro. Mejor dicho, consiguió ponerle nombre. Mejor dicho, hizo todo lo posible por detener a Sin Rostro. Estuvo cerca varias veces, tanto que la última vez casi le cuesta la vida. Corrijo, al final, se la costó. Michael murió por una complicación de su herida de bala. Herida de bala provocada por un disparo de Sin Rostro.

Ya nada será igual para Sin Rostro. Es cierto que se ha librado de su más tenaz perseguidor, pero estoy segura de que alguien conseguirá que pague por lo que hizo. Si los espectadores nos hemos rebelado contra la productora de la serie, no quiero ni pensar cómo vamos a reaccionar ahora cada vez que Rose (o comoquiera que se llame) aparezca en pantalla. Por favor, señores productores, ya que nos han lastimado de esta manera, que la muerte de Michael no quede impune.

Michael y 'Sin rostro'
Michael y 'Sin rostro'

Porque los espectadores hemos perdido un gran personaje

Como ya he dicho, Michael no tuvo unos inicios fáciles en la serie. Era el tercero en discordia, lo que tradicionalmente significa estar un escalón más abajo que el galán. Sin embargo, Michael no se amilanó. Se plantó ante la cámara y paso a paso, detalle a detalle, capítulo a capítulo, fue conquistando a la audiencia.

Rompió todos los tópicos establecidos. Cuando todos deberíamos estar felices y encantados porque la protagonista estaba feliz y encantada en brazos del galán, fue surgiendo entre los espectadores un movimiento que cada vez iba cogiendo más fuerza. El TeamMichael. Cuando todo parecía perdido para él, ahí estaba su equipo. Incluso en los peores momentos, el TeamMichael estuvo ahí. Siempre con él. Eso es lealtad. Lo admito y admiro.

Es más, su última aportación al universo ‘Jane The Virgin’ es digna de mencionar y recordar porque logró lo casi imposible. Que el TeamRafael olvidara las rencillas del pasado y lo homenajeara sinceramente al unirse al hashtag #TeamMichaelForever.

Ya nada será igual para los espectadores. Hemos perdido a un tercero en discordia que acabó siendo el galán. Hemos perdido a un hombre sereno y tranquilo que se convirtió en el mejor amigo de un actor egocéntrico y temperamental. Hemos perdido a un hombre generoso que acabó siendo el gran aliado de su mayor rival. Hemos perdido a un buen policía que acabó derrotado por su peor enemigo.

Pero a nosotros, a los espectadores, no nos derrotarán. No importa que los productores nos hayan clavado un puñal en el corazón. Se dice que alguien no muere mientras haya quien se acuerde de él. Pues bien, Michael, tú tardarás mucho en morir porque nosotros siempre nos acordaremos de ti porque sin ti, sin Michael, sin Brett Dier, ya nada será igual en ‘Jane The Virgin’.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba