"Crónicas 'Sardianas'": Diez grandes momentos de Javier Sardá en televisión

Hace apenas dos semanas cumplió 54 años, y como regalo le ha llegado su regreso a televisión: Francisco Javier Sardà i Tàmaro, más conocido por Javier Sardá estrena esta misma noche su Usted perdone, un nuevo programa de entrevistas en el que acompañará a personajes tan dispares como Joan Manuel Serrat, el seleccionador de fútbol Vicente del Bosque, los intérpretes Elsa Pataky y Mario Casas, el futbolista/sus labores Guti y el cantante y juez de El Número Uno David Bustamente. Un formato este en el que este ganador de 4 TP de Oro se sentirá en su salsa.

El retorno de Sardá a la primera línea televisiva (y a Antena 3, tras su largo e incalculable paso por Telecinco) es la excusa perfecta para hacer una recopilación de algunos de sus grandes momentos a lo largo y ancho de su carrera. Una trayectoria en la que Crónicas Marcianas, el mítico late show que batió récords de longevidad y que acumuló un buen número de reconocimientos durante sus distintas temporadas, ejerce un papel fundamental para entender el peso y evolución de Sardá como presentador y de la propia televisión como medio de entretenimiento.

Los que presentamos a continuación son una selección de fragmentos de las numerosas apariciones de este nombre imprescindible de la pequeña pantalla: desde programas con su firma indeleble e inconfundible a intervenciones y entrevistas en otros shows. Notará el lector una destacada ausencia de vídeos de su etapa en Crónicas Marcianas: la dificultad para encontrar vídeos en calidad decente como para no maltratar la vista, y los bloqueos, por razones de copyright, de los contenidos de Telecinco en la red nos obligan a pasar -un tanto- por alto por la herencia de este programa. No faltarán imágenes, eso sí, de otros como Dutifri o Juego de niños. También hubiésemos querido incluir también la inenarrable canción que le dedicó el inefable Leonardo Dantés. En este caso, imaginamos que por motivos de prevención auditiva, nos quedamos con las ganas...

Sin más, comenzamos con nuestro repaso "a la carrera"...

1. Sardá y Serrat, en un taxi muy "mediterráneo"

Empezamos este listado con un vídeo muy oportuno: aquí tenemos al invitado inaugural de Usted perdone, Joan Manuel Serrat, ejerciendo de taxista para Sardá en una de las entregas de Dutifri, el programa de viajes que sirvió como despedida de Telecinco al periodista catalán. Una entrevista jugosa y sin censura pero con el cinturón de seguridad puesto, ojo.

2. Reencuentro por sorpresa en "BFN"

Toca el turno para recordar uno de los más sonados reencuentros televisivos (no, no vamos a hablar de Hay una cosa que te quiero decir) de los últimos tiempos: el que tuvo como protagonistas a Sardá y Andreu Buenafuente. La competencia entre cadenas provocó que estos dos antiguos colaboradores (Buenafuente comenzó a trabajar bajo la tutela del protagonista de este Top Ten en Todo por la audiencia, de TV3) separaran sus caminos, y fueran protagonistas de una agria polémica: Sardá rehusó acudir como invitado a Buenafuente, y el showman no se lo tomó demasiado bien...

Sin embargo, Alejandro Sanz quiso arreglar el Corazón partío de Buenafuente: el cantante aprovechó una visita a España y al plató de El Terrat, e improvisó una cita, a ciegas y delante de las cámaras, entre los dos "mal avenidos" presentadores, que se dieron un fraternal abrazo. Incluso, en abril de 2010, Sardá regresó a BFN para una nueva (y menos improvisada) entrevista. Bien es cierto que, a pesar de haber dado un par de caladas a esta simbólica "pipa de la paz", no han vuelto a recuperar la amistad (al menos, a juzgar por las palabras de Buenafuente en su más reciente entrevista en El País), pero, desde luego, fue uno de los momentos televisivos más agradables de la pasada década.

3. Sardá 'ya no es nadie' en "El Hormiguero"

Saltamos de 2009 a este mismo mes de abril de 2012 que estamos a dos días de dejar atrás. Javier Sardá acudió, una vez más, a El Hormiguero. El presentador catalán se convirtió en un amuleto para el programa de 7 y acción conducido por Pablo Motos: se encargó de inaugurar la nómina de invitados durante las tres primeras temporadas del programa, y ha seguido asomándose por el show prácticamente una vez por temporada. En esta ocasión, presentaba su recién publicado libro Mierda de infancia, que desde Vertele ya recomendamos recientemente.

En esta ocasión, sin embargo, Sardá quiso hacer hincapié en el estatus de la galería de rostros de Hollywood que se han paseado en los últimos tiempos por El Hormiguero: Tom Cruise, Will Smith, Justin Timberlake, otra vez Will Smith,... "Esto es como un barrio de Beverly Hills... Yo ya no soy nadie". Acto seguido, genio y figura, sacó una careta del protagonista de Misión Imposible y pidió un traductor simultáneo para la entrevista.

4. Tocando el saxo en "Crónicas Marcianas"

A pesar de los mal de 1.300 programas emitidos durante sus 8 años de historia, lo cierto es que encontrar vídeos de Sardá en Crónicas Marcianas en la red es tan complicado como evitar que Carmen de Mairena no te responda a una pregunta con una rima calenturienta. Pero, a fuerza de buscar, algo se encuentra.

Aquí tenemos un curioso fragmento. Ramoncín, que aparte de rey del pollo frito fue polemista habitual en este programa de Gestmusic, protagonizó también una actuación musical en el programa (tranquilos, no se trata de ninguna versión de ningún famoso grupo de grunge de los noventa), con motivo de la presentación de un nuevo trabajo. Ramoncín decidió invitar a Sardá a que acompañara la canción -Como un susurro- con su saxo, el inseparable instrumento del presentador y una de sus grandes aficiones. "Muchas gracias por dejarme tocar", despidió Sardá a su amigo del escenario.

5. Sardá y Rubianes por Kenia

Seguimos con Dutifri, y con otro colaborador de postín para Javier Sardá: hablamos del finado Pepe Rubianes, que se encargó de recibir a su amigo presentador en Kenia, un país que el actor, que encarnara a Makinavaja en la serie de televisión homónima, consideraba como su otro hogar. Rubianes y Sardá charlan, como dos buenos amigos que llevan tiempo sin verse, del pasado, recordando momentos divertidos o inolvidables.

6. Mercedes y Sardá, amigos "bárbaros"

Aprovechando el estreno de esa super-mega-híper-ultra-producción de Los Vengadores de Marvel para hacer un crossover como el que Joss Whedon pone en marcha, pero sustituyendo a los Iron Man, Thor, Hulk y compañía por dos titanes televisivos: tendemos un puente entre este Top Ten dedicado a Sardá y el centrado en las "Milanadas" de Mercedes Milá, y recuperamos sus divertidos viajes en, una vez más, Dutifri.

Las instantáneas que acompañan a este número 6 de nuestro Top Ten pertenecen al viaje por Islandia que Sardá realizó, acompañado por la presentadora de Gran Hermano 12+1. Además de sumergirse en las aguas de la espectacular Laguna Azul (ya mostramos las fotos en el ránking de lo mejor de la Milá), también asistieron a una fiesta vikinga, ataviados con las reconocibles y típicas pieles, cinturores de cuero, gorros de lana o cascos. Por supuesto, como muestran las fotografías, ¡lo pasaron bárbaro!

7. Sardá, "el samurái": practicando Kendō en tierras niponas

Y viajamos de nuevo a Dutifri. En esta ocasión, Javier Sardá acude a Japón, a ver cómo se práctica el Kendō, una disciplina basada en la observación del oponente, y el ataque de sus puntos débiles. El presentador no se amilana, y decide probar suerte en este arte marcial: enfundado en la armadura y con el sable de bambú a cuestas, Sardá trata de acertar con sus movimientos, pero no puede evitar llevarse unos cuantos mandoblazos.

8. Sardá a "SLQH": "Sois muy puñeteros"

Los momentos incómodos tampoco han de faltar en este ránking (tranquilos, no nos referimos a las ya míticas explosiones de boñigas de Leo Bassi). Nos remontamos a 2010, cuando Javier Sardá presentaba su libro El asesino de presentadores, en un almuerzo con medios en el que estuvieron presentes las cámaras del llorado Sé lo que hicisteis. Ni la sobredosis de simpatía que trató de transmitirle Paula Prendes (por aquel entonces reportera, ahora sirvienta con fatídico final en Gran Hotel) impidió que el periodista catalán definiera al magacín humorístico, entre bocado y bocado, como "muy puñetero". Luego, Prendes trató de limar asperezas con Sardá en la entrevista posterior, cosa que parece que consiguió solo a medias.

9. "Juego de niños": entre pequeñajos y gallifantes

Retrocedemos unos cuantos años más en el tiempo, y nos detenemos a comienzos de la década de los noventa, cuando a Javier Sardá le podíamos ver en La 1 presentando Juego de niños. No era él el primer presentador que tuvo este formato -antes que él estuvieron, en este orden, Amparo Soler Leal, Ignacio Salas y Tina Sáinz-, pero su etapa fue especialmente exitosa y le reportó una considerable popularidad. Supuso su debut televisivo, después de haberse hecho notar en las ondas, en RNE (ya en los noventa llegaría su etapa en la SER). En esta experiencia, Sardá hacía de maestro de ceremonias en un concurso cuya mecánica, muchos de los lectores ya lo sabrán o lo recordarán, consistía en adivinar palabras a partir de las pistas ofrecidas por un grupo de niños. ¿Quién no recuerda aquellos gallifantes, la medida de puntuación para las respuestas correctas?

En este pequeño fragmento, podremos ver también a una oxigenada Loles León, con la que luego contaría Sardá en Crónicas Marcianas.

10. Sardá se deja caer, 'como una bomba atómica', en "Saber y ganar"

Si en el vídeo anterior veíamos a un Sardá que aún no peinaba canas en aquel Juego de niños, en el que preside estas líneas (y con el que clausuramos el Top Ten) le tenemos recordando viejos tiempos, y con el pelo con tono grisáceo con el que ya nos hemos familiarizado, en Saber y ganar. El concurso presentado por Jordi Hurtado (inserte aquí su chiste sobre la presunta, ¿y probable?, inmortalidad y el cutis, como conservado en formol de este presentador) quiso rendir homenaje al espacio que presentó Javier Sardá. Por si fuera poco, este se encargó de recitar las preguntas al concursante al más puro estilo del programa de La 2. Eso sí, a pesar del "horario protegido" dejó buena muestra de su carácter incorregible: "Lo ideal sería echar un polvo como una bomba, y menos bombas".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba