ENTREVISTA VERTELE ¿Qué debe tener un hotel para no ser un 'infierno'? Kike Sarasola responde

Kike Sarasola
Kike Sarasola

Charlamos con el empresario, que hoy estrena el docu-reality 'Este hotel es un infierno' en Discovery MAX. Responde a sus comparaciones con la 'Pesadilla en la cocina' de Chicote y nos da las claves para triunfar en televisión

¿Qué nos vamos a encontrar en 'Este hotel es un infierno'?

Vais a ver ocho capítulos muy interesantes de encontrar hoteles que están con problemas, ir a ayudarles, transformarles tanto su dinámica de trabajo y su dinámica de vida como su hotel. Ha sido una experiencia muy gratificante porque no solo hemos hecho una ayuda de decoración o de estética. Hemos intentado ayudar en toda su dinámica de vida y creo que se la hemos cambiado.

¿Qué te ha llevado a aceptar esta propuesta por parte de DMax? 

Me encanta la televisión, el número de la comunicación y también actuar, ya que soy actor. Me habían ofrecido muchísimos realities pero a todos les había dicho que no por diferentes motivos. Cuando llegó la productora Shine Iberia, que hace muy bien todos sus programas, y de la mano de Discovery Max, dije que sí porque conocía el formato, soy fan del de Gordon Ramsey en Estados Unidos, y me interesa. Es mi sector y además puedo ayudar a la gente, así que no me arrepiento de nada, estoy encantado de haberlo hecho. 

¿Te ha servido Gordon de inspiración?

Por supuesto, es un referente para mí. Comunica de una manera increíble, el formato es suyo y es fantástico.

¿Cómo llevas la comparación con Chicote y 'Pesadilla en la cocina'?

Ya quisiera yo ser la mitad de lo que es Chicote. Soy muy fan de él, es un comunicador impresionante y que me digan que soy 'El Chicote de los hoteles' es un piropo tremendo. 

¿En qué se diferencian ambos programas?

Son muy distintos. Él tiene su forma de comunicar y yo tengo la mía. Su formato se mete menos, yo creo, en la dinámica personal de los personajes y yo estoy una semana conviviendo con ello. Creo que los programas son similares, pero a la vez son distintos.

¿En qué consiste tu estilo?

Mi propio estilo es ser yo. Soy a veces muy estricto, a veces muy empático, a veces me cabreo, otras veces río, lloro. En el programa os vais a encontrar de todo: Desde momentos de grandes lloros a momentos de grandes risas, abrazos... e incluso momentos en los que no caigo bien a los personajes porque les digo las verdades. Lo que he hecho es ser yo. Lo interesante de televisión es que vean que es de verdad.

Has comentado que ahondarás en la dinámica personal de propietarios y empleados. ¿Cómo lo vas a hacer? 

Estoy una semana con la persona. Hay muchas veces que un hotel puede estar funcionando mal no solo porque esté sucio, sino porque hay una conducta problemática detrás. Nosotros intentamos descubrir el problema para ayudarles y hacer que ellos lo vean. Hay veces que están muy cerca de encontrar la solución, pero en el día a día no lo ven y tiene que venir alguien de fuera para ayudarles. Nos hemos encontrado desde cuatro hermanos que no se hablan y se comunican por post it,  con un padre de familia que huye del hotel porque le trae recuerdos de su hija fallecida... Ha sido bonito porque hemos entrado en su dinámica vital.

¿Hay un problema en común en las ocho entregas?

Los ocho problemas son totalmente distintos. Hay unos que son generacionales, hay otros que son más de familia o de comunicación. Todos los problemas son distintos, unos son más emotivos que otros, pero lo bonito es poder entenderlos y ayudarles.

¿Qué te ha aportado o qué has aprendido con el programa?

A nivel personal he aprendido a escuchar para poder descubrir el problema que tienen detrás. Estoy muy contento.

¿Qué tiene que tener un buen hotel?

Todo buen hotel debe tener 'las tres D': Dormir, ducharte y desayunar. Si esas tres cosas están bien, ya está la base. Cuando vas a un hotel lo importante es la cama, la ducha y el desayuno. Lo demás, como la decoración, son temas secundarios.

¿Te has encontrado con situaciones en las que hayas pensado de verdad que ese hotel 'era un infierno' y hayas pensado en tirar la toalla?

Muchas veces he dicho que 'este hotel es un infierno', pero sabía que les podíamos ayudar así que no he tirado la toalla. He estado cerca, pero no lo he hecho. 

¿Cómo son las reformas de los hoteles?

Las reformas son impresionantes, de calidad y que van a durar. La compañía ha estado 40 horas reformando y me quedo muy contento porque lo que les dejo es bueno. Os va a encantar.

¿Por qué recomendarías ver 'Este hotel es un infierno'?

'Este hotel es un infierno' os va a hacer reír, os va a hacer llorar, y al final os vais a quedar con una sensación buenísima. 

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba