Opinión Manolo, Benito y demasiada "corporeision"

Pasó el examen con nota pero el guión incurrió en los errores típicos de las segundas partes

Muchas segundas partes de las series de éxito tropiezan desde el primer capítulo. Y eso ocurre porque, en lugar de concentrar todas sus esencias sin distracción, se diluyen en la presentación de nuevos personajes y en tratar de justificarse con la puesta al día de sus ambientes. Los guionistas se ponen la venda antes de tener la herida que más temen: ser acusados de repetirse.

Sin embargo, su primera obligación es, precisamente, repetirse. Esto viene a cuento de “Manolo & Benito Corporeision”. Yo hubiera imaginado a un ejecutivo de Antena 3 bajando al despacho de los guionistas y diciéndoles: “Muchachos, esto se trata de tener en pantalla a Manolo y Benito los cuarenta minutos seguidos. Sí, con un muro y una cañería que estalla en algún momento. Bueno, vale, como mucho, un aparte entre Benito y su madre, pero poco más…”

Antena 3 pasó el primer examen con buena nota –un 25,7% de share obtuvo la reaparición de su viejo éxito- pero el guión incurrió en los errores de muchas segundas partes: demasiada prisa por dar entrada a los nuevos fichajes de la serie, demasiada digresión, y sobretodo, demasiado pudor para reiterar la sal gorda de la jerga que popularizaron esos dos ñapas.

Los fans de “Manos a la obra” queríamos ver salir a Manolo del WC ajustándose el mono, resoplando satisfecho ‘¡Puah, demasiao…!’ Pero hasta Manolo ha adelgazado y ha adquirido un aire un poco evolutivo.

A veces, guionistas y cadenas se aburren de las tramas de sus propias series antes que los espectadores. Y lo pagan.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba