Luján adelanta algo inédito Quién quiere casarse con mi hijo ya tiene finalistas y avanza una sorpresa que "no ha ocurrido nunca"

Quién quiere casarse con mi hijo ya tiene finalistas con una sorpresa que "no ha ocurrido nunca"
Quién quiere casarse con mi hijo ya tiene finalistas con una sorpresa que "no ha ocurrido nunca"

Los solteros de la quinta edición del dating de Cuatro ya han escogido a los pretendientes y pretendientas que quieren ver en el altar

Quién quiere casarse con mi hijo 5 ha escogido hoy a sus finalistas que acompañarán a Jesús, Fernando, Jaime, David y Pepe al altar.

Cada uno de ellos tendrá que escoger a una de sus pretendientas como el amor de su vida o a su madre.

En el adelanto de la final, Luján decía: "Esto no ha ocurrido nunca. Y cuando digo nunca es nunca", ¿a qué se referirá?

Jesús se retira a meditar entre dos

Jesús llevó a sus dos finalistas a un spa para que los tres se pudieran relajar. Allí, les comunicó que aún no había tomado ninguna decisión y que de momento prefería que esperaran ambas: 

Jesús y sus chicas
Jesús y sus chicas

La balanza de Fernando se inclina hacia su madre

Fernando decidía echar a María del Mar y quedarse con Rafaela, pero aún así, confesaba que no lo tenía nada claro: "Si ya tengo las alas en mi casa para qué quiero otras. Mi madre es la opción que tengo en la cabeza"

En el altar se verá si echa a volar o se queda en casita con su progenitora. 

Rafaela con Fernando
Rafaela con Fernando

Jaime vive en un "mar de dudas"

El modelo internacional reconocía que estaba en "un mar de dudas" con Sonia y Bárbara.

Eso mismo le hacía pensar que podría irse con su madre: "Me pregunto por qué a día de hoy estoy tan indeciso". Por lo que prefirió no descartar a ninguna y que ambas le acompañen al altar. 

Jaime y sus chicas
Jaime y sus chicas

David, el más seguro de su decisión

Tras dejar claro a Sandra que para él era solo "una colega", David fue en busca de Coraima para comunicarle su gran decisión: "He decidido que la persona que más me importa y que esté conmigo hasta el final seas tú". 

Y es que, el soltero confesaba que "cuando la miro a los ojos me desmonta. Es química, no se puede llamar de otra manera". Así que en el altar deberá decidirse entre ella o su madre. 

Coraima feliz
Coraima feliz

Pepe enamorado de los dos

Pepe llevaba a Rubio y a Lomana frente a la catedral para comunicarles cuál de ellos le acompañaría al altar.

"Me ha gustado mucho lo que estoy descubriendo de los dos", empezaba diciendo, "os venís los dos a Madrid y allí decidiré", sentenciaba y los tres se abrazaban. 

Los dos candidatos
Los dos candidatos

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba