Antigüedades en televisión, audiencias de reality

Si hay algo que apasiona a los ingleses, además del té, el fútbol y las apuestas, son los programas de televisión dedicados a temas inmobiliarios, de cocina o antigüedades. La devoción con la que los espectadores siguen estos programas hace que abunden los títulos y que cada vez se den nuevas vueltas de tuerca a formatos similares.

El género antigüedades me llama especialmente la atención. Hasta nueve programas diferentes he podido contar: Antiques Road Trip, Celebrity Antiques Road Trip, Antiques Roadshow, Put Your Money Where Your Mouth Is, Cash in The Attic, Bargain Hunt, Bargain Hunt Famous Finds, Flog It!, y Dickinson’s Real Deal.

Todos ellos tienen ligeras variantes pero la base es siempre la misma: tasar, vender y ganar algo. En unos casos los participantes llevan sus propios objetos, que son evaluados por los expertos del programa; en otros, compran en mercadillos o tiendas de antigüedades cosas que luego deben vender en subasta sacando el mayor beneficio posible. Esta idea de ganancia rápida trajo las críticas de los más puristas del oficio, a los que no gustó que los programas priorizaran el lucro antes que lo cultural: la historia que cada objeto antiguo trae consigo.

[youtube 6hlvidw2ZHY]

Ajeno a todo, el británico de mayor edad, embriagado con lo de antaño y su pasión por la subasta, no falla a la hora de sintonizar cada uno de estos programas, creando una audiencia fiel que ha ayudado a que alguno de estos formatos lleve en pantalla más de 30 años. Es el caso de Antiques Roadshow, emitido en BBC One los domingos a las 8 de la tarde y presentado por Fiona Bruce, rostro habitual de BBC News. Pese a su longevidad, el programa sigue dando espectaculares datos de audiencia que rondan los 7 millones de espectadores, situándolo habitualmente entre los diez programas más vistos de la semana.

A la zaga le siguen en BBC Two: Put Your Money Where Your Mouth Is, Celebrity Antiques Road Trip y Flog It! Todos estos programas – que actualmente están en emisión - se emiten con una hora escasa de diferencia entre ellos, intercalándose con programas de cocina o concursos. Y funcionan: los tres rondan los 2 millones de espectadores.

Datos al margen, para cualquier extranjero este género debería ser visto no ya como ‘simples programas de antiguedades’ sino como verdaderos documentos antropológicos, ejemplos vivos de los intereses y costumbres de la Gran Bretaña profunda.

[youtube dwJPqJDhS2U]

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba