Programas "Caiga quien caiga" dirá adiós en diciembre si no remonta su audiencia

Los "hombres de negro" registran en esta su octava temporada una media de 1.970.000 espectadores y 18,4% de share, su dato histórico más discreto en la emisión de los domingos. Según su director, Eduardo Arroyo, "después de tantos años es lógico cierto desgaste"

Ocho temporadas en pantalla no pasan en balde para nadie y Caiga quien caiga no podía ser una excepción. El espacio en el que los "hombres de negro" dan su particular e irónica visión de la actualidad informativa podría llegar a su fin el próximo 22 de dicimbre -día en el que expira su contrato con Telecinco- si no consigue remontar su audiencia. En el presente curso televisivo, el programa que conduce El Gran Wyoming registra una media de 1.970.000 tespectadores y 18,4% de share, el dato más discreto de su historia en su emisión en las sobremesas de los domingos.

El espacio que tiene como reporteros a Juanjo de la Iglesia, Javi Martín, Pablo Carbonell o Tonino, entre otros, es actualmente la tercera opción elegida por los televidentes en su banda horaria. CQC es superado en TVE-1 por Telediario Primera Edición (2.935.000 telespectadores y 27,3% de cuota de pantalla) y Sesión de tarde (2.203.000 espectadores y 21,8% de share), y en Antena 3 por Noticias 1 (2.691.000 televidentes y 25,1% de cuota) y Multicine de los domingos (2.458.000 telespectadores y 24,2% de share).

Según ha podido saber Vertele, responsables de la cadena privada y de la productora del espacio, Globomedia, han mantenido diversas reuniones en las últimas fechas con el objetivo de analizar esta pérdida de 1,7 puntos de cuota de pantalla con relación a la temporada pasada, e intentar buscar así algunas soluciones. Entre ellas, se ha decidido aumentar la duración neta de CQC y destinarle una mayor cantidad de promociones durante la semana. Medidas de urgencia que intentarán levantar la audiencia del programa en los próximos dos meses y alcanzar de esta forma su, hoy por hoy, complicada renovación.

En declaraciones a este portal, el director del espacio, Eduardo Arroyo, reconoce que "después de tantos años es lógico cierto desgaste". Sin embargo, cree que "El Caiga" es un programa de fans, de una audiencia fiel que se ha mantenido ahí año tras año a pesar de la competencia, a la cual el programa se enfrenta con evidentes dificultades. Sobre la posibilidad de transformar o incorporar agunos contenidos al mismo, Arroyo asegura: "no podemos cambiar lo que ofrecemos por una boda de Marujita o cosas así, a pesar de la tendencia rosa de nuestra televisión actual. Además, nosotros vivimos de la actualidad, y ésta nunca se detiene, por lo que podríamos subsistir perfectamente durante muchos años más".

Ocho años dando guerra

Caiga quien caiga se estrenó en mayo de 1996. Se trataba de la versión española del programa del mismo nombre argentino en el que varios reporteros con traje negro y gafas oscuras persiguen la actualidad -especialmente la política- con humor, ironía y desenfado. Su inicio en el prime time de los viernes no fue nada fácil -según su director porque "su público estaba de botellón"- donde obtuvo una media del 17,7% de share. En la temporada siguiente, el programa fue ubicado en su actual horario de la sobremesa del domingo. Ahí comenzó a despuntar con una media del 21,7% de cuota de pantalla, dato que aumentó al año siguiente hasta el 22,3%, en la temporada 97/98, la más exitosa de todas.

En los tres años posteriores, CQC mantuvo una línea regular en torno al 21,8% de share. En el curso pasado, el programa vivió una auténtica paradoja. Mientras su progresiva, aunque leve, pérdida de audiencia era un hecho y a pesar de los rumores de desaparición, Telecinco decidió multiplicar el espacio por dos, otorgándole la sobremesa de los sábados junto con la de los domingos. Sin embargo, el experimento no funcionó y CQC marcó una media de 18,2% y 20,1% de share en su respectivo primer y segundo día de emisión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba