Entrevista Vertele Carlos Sobera: "'La mayor sorpresa en un concurso me la llevé cuando pregunté por el punto G"

Carlos Sobera: "'La mayor sorpresa en un concurso me la llevé cuando pregunté por el punto G"
Carlos Sobera: "'La mayor sorpresa en un concurso me la llevé cuando pregunté por el punto G"

Charlamos con el presentador vasco, que estrena en Antena 3 un programa "que une concurso y espectáculo" y "bebe del 'Un, dos, tres' y "a mí me toman el pelo". Cree que este formato "es televisión en estado puro, la forma más bonita y salvaje para el oficio de presentador"

Carlos Sobera estrena esta noche Avanti, la nueva apuesta de Antena 3 para el prime time de los viernes. El concurso llega para cubrir el hueco que dejó hace unas semanas Atrapa un millón, que sigue en su emisión diaria en las tardes de la cadena.

Sobera compagina su trabajo en Antena 3 con la obra de teatro La guerra de los Rose, que lleva en cartel desde octubre desde 2010 y estará de gira hasta el próximo otoño. "Me queda un día libre a la semana, necesito ocuparlo, por ejemplo, con una serie", dice entre bromas, aunque asegura que después de años dedicado a programas de entretenimiento, "ahora es muy difícil convencer a una cadena de que también puedes trabajar en ficción".

El presentador comenta en esta entrevista con Vertele su experiencia como conductor de concursos, "el formato que más me gusta porque es televisión en estado puro", explica. "No sé cuál es el secreto para estar al frente de un concurso, pero creo que en general hay que ser un buen comunicador y tener cierto 'background' cultural".

Avanti comienza esta noche con la visita de Santiago Segura. En sucesivas semanas serán Arturo Valls, Ángel Llàcer y Carlos Latre quienes aparecerán en el programa. ¿Y Remedios Cervantes? "¿Por qué no? Es una mujer muy sorprendente que lo haría bien", dice con humor.

Ha dicho que usted eligió dedicarse a presentar solo concursos, a pesar de que en su día le ofrecieron otros programas, ¿qué tipo de formatos?

Magacines, realities... Pero nunca me he visto cómodo en formatos que están sometidos a guión. Supongo que lo podría hacer de forma correcta, pero soy más campechano y no me sentiría cómodo. Hay gente a la que los concursos le dan pánico porque sufren si no tienen un ‘prompter’. A mí me sucede al contrario. El concurso es televisión en estado puro, la forma más bonita y salvaje de este oficio.

¿Cuál es el secreto de un buen presentador de concursos?

No tengo secretos, si los tuviera, me funcionaría todo lo que hago, y no es así. Para presentar un concurso hay que ser un buen comunicador en el sentido integral de la palabra. Tienes que tener empatía, un poco de don de palabra y cierto 'background' cultural, porque a veces tienes que explicar alguna respuesta y no siempre tienes toda la información. El presentador que haya hecho mejor los deberes, saldrá mejor de la situación.

¿No se lo chivan por el pinganillo?

Eso es para otras cosas, para decirte que hay que ir más rápido o menos (risas). Las explicaciones a las preguntas aparecen al mismo tiempo que sale la respuesta, así que tienes que leer muy rápido, saberlo sintetizar y explicarlo de forma no farragosa. De ahí que si tienes cierto 'background', parecerá más natural.

¿Un presentador de concursos también necesita tener una dosis de ironía?

En mi caso viene de serie. Cada uno tiene su estilo. Yo soy muy empático, cuando me encuentro ante un concursante me llega lo bueno y lo malo y también le puedo coger manía, como cualquier espectador en casa. Y si me llega lo bueno, me enrollo. La ironía la uso para relajar la situación, sacar punta o tomar el pelo, siempre con respeto. También me arriesgo a que me lo hagan, y cuando sucede así, me quito el sombrero, me gusta.

¿Se atrevería alguna vez a ser concursante de alguno de sus programas?

No, nunca jamás. Lo he hecho por respeto a mis compañeros en Pasapalabra y La Ruleta de la Suerte, pero tengo un tremendo respeto por los concursantes, admiro su capacidad para ir a la televisión a contestar preguntas y retratarse, en cierto modo.

Santiago Segura es el primer invitado en el programa y cada semana habrá uno... ¿van a invitar también a Remedios Cervantes?

(Risas) Estoy seguro que lo haría muy bien. Seguro que improvisaría y se sacaría algo en el último segundo, y a partir de ese momento Avanti se revolucionaría (risas). Sí, ¿por qué no? Seguro que tiene capacidad de sorprendernos, porque Remedios Cervantes es una mujer sorprendente.

¿De todos los concursos que ha presentado, con cuál se ha sentido más cómodo?

Con Avanti y Atrapa estoy muy a gusto, aunque con Atrapa paso mucho tiempo de pie (risas). Tengo muy buenos recuerdos de El Millonario y también de Date el bote, porque daba rienda suelta a mi lado más gamberro.

"Avanti" es denominado como un concurshow, ¿cree que tiene elementos similares al "Un, dos, tres"?

Sin duda, porque se trata de introducir el show en el concurso, como en Un, dos, tres, donde salían cómicos, cantantes... Y eso se conserva en Avanti, que de alguna manera está bebiendo de esa fuente.

¿Cuál es la pregunta más tonta que hayas hecho en un concurso o la respuesta más sorprendente?

Cuando pregunté a una señora qué era el ‘punto G’. Era una broma del equipo y la presunta concursante pidió el comodín del público.

¿Le apetece volver a trabajar en una serie de ficción?

Tengo que volver a hacerlo ya porque me sobra un día a la semana y lo tengo que ocupar (risas). Sí, me gustaría, pero es complicado. Cuando empecé a hacer concursos me sentía un intruso porque yo era actor. Sin embargo, ahora es complicado convencer a una cadena de que eres actor a pesar de que ya todos te ven como presentador. Cuando se haga una serie como Colombo, me gustaría estar en ella (risas).

Compagina su trabajo en televisión con la obra de teatro "La guerra de los Rose", ¿cuál es su rutina de trabajo?

Es relativamente fácil. El problema es el teatro, porque estamos en gira. Grabo lunes y martes Atrapa un millón y los miércoles, Avanti. Viernes, sábado y domingo suelo tener función. El día que deje el teatro volveré a tener una vida más cómoda. Los más sacrificados son la familia, yo, como los viejos rockeros, cuando estoy en la carretera me lo paso bien.

Siguenos en Twitter (@Vertele) yFacebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba