Quejas El Consejo del Audiovisual de Cataluña denuncia el incremento de la "teleporquería"

Según el CAC, se incumplen los principios de presunción de inocencia, protección a la infancia y a la intimidad personal

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) se mostró hoy preocupado por el incremento progresivo de los espacios de la denominada "teleporquería" en las parrillas de programación de las diferentes cadenas televisivas, especialmente en las grandes cadenas privadas de difusión estatal.

Asimismo, el CAC denunció, a través de un comunicado, la existencia de la "telebasura" en la franja horaria protegida, donde se incluyen temáticas, personajes y estilos que no difieren casi de los que originaron su eclosión en horario nocturno.

En este sentido, el Consejo subrayó el incumplimiento reiterado de los principios de la presunción de inocencia y de la protección a la infancia y de la intimidad, y de las recomendaciones existentes sobre diversas cuestiones, como el trato televisivo de los procesos judiciales, de la violencia de género y de las tragedias personales.

El CAC insistió en la repercusión sobre la audiencia del efecto acumulativo de la presencia de estos espacios televisivos, y de su crecimiento en pantalla.

Por último, en otoño, el Consejo abrirá un debate sobre esta cuestión, en el que participarán diversos sectores implicados y expertos, como anteriormente se hizo con el tratamiento informativo de las tragedias personales y de la inmigración.

La televisión infantil "está creando pequeños monstruos"

Por su parte, el presidente del Observatorio Europeo de la Televisión Infantil (OETI), Valentín Gómez, que participa en unos cursos organizados por la Universidad Internacional de Baeza, en Jaén, denunció ayer que «la mala calidad de la programación infantil está creando pequeños monstruos, pues sólo se emiten telebasura y programas absurdos donde se fomentan los antivalores».

Gómez señaló que hay que incidir «en la importancia que tienen los medios de comunicación, tanto en escuelas como en las universidades, para formar educar y entretener, abogando por el respeto, la tolerancia y el diálogo, así como estimulando la formación, creación y la imaginación».

Asimismo, explicó que luchar para que los contenidos de los medios de comunicación «sean éticos es tarea no sólo de las escuelas, sino de la totalidad de la sociedad civil», de manera que las familias «deben exigir mejores programas; la administración, ejecutar leyes; las industrias privadas, concienciar; los psicólogos, involucrarse, y los guionistas, luchar por sus principios».

Por otra parte, para solucionar el problema, Valentín Gómez dijo que hay que cumplir las leyes audiovisuales a nivel europeo, respetando la franja horaria protegida -desde las 6.00 hasta las 22.00 horas-, crear un consejo del audiovisual para que recoja quejas y sugerencias, y hacer un reciclaje en las nuevas tecnologías de los pedagogos, para incorporarlas a la enseñanza.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba