Informe GECA La FORTA rubrica en el verano de 2002 su mejor registro en la historia de las audiencias

La televisión no convencional también bate su récord histórico. El 40% de los estrenos autonómicos supera la media de su cadena, frente al 31,3% de las televisiones nacionales. La tarde cambia de dueño y, por primera vez, la FORTA lidera a escala nacional una franja

Según GECA, el cierre del verano 2002 deja tras de sí un gran cúmulo de situaciones novedosas. El final del período estival se salda con hitos históricos para las ofertas normalmente menos influyentes: la FORTA y la televisión no convencional. El conjunto de las autonómicas alcanza resultados hasta ahora desconocidos en su trayectoria, gracias a una cada vez más sólida oferta diurna que lleva a la FORTA a liderar por primera vez en su historia una banda horaria, el access sobremesa.

Se trata de un hecho de gran significado, si se tiene en cuenta que las autonómicas no cubren la totalidad del territorio nacional, lo que las deja en desventaja en relación con las cadenas nacionales. Beneficiados por los datos menos influyentes de las emisoras de cobertura estatal, los estrenos autonómicos encuentran una mejor acogida en la audiencia, más abierta a las novedades que en pasadas temporadas, aunque conserva, por norma general, sus afinidades a las ofertas más veteranas. Los cambios y traspasos de programación trastocan los hábitos de la audiencia española, desde la banda matinal, con importantes subidas para La 2 y los segundos canales autonómicos, hasta la tarde, que, por primera vez desde el verano de 1993, no tiene a TVE1 como principal referente estival.

Los estrenos autonómicos obtienen, un verano más, mejor acogida que los nacionales

El público se muestra este verano más abierto a las nuevas ofertas, muchas de las cuales pasan a engrosar las listas de los programas más vistos en todas las coberturas. Al igual que se produjera en el verano de 2001, la audiencia recibe con mayor agrado las novedades programadas por las cadenas autonómicas que las de las grandes cadenas nacionales. En efecto, la FORTA consigue que el 40% de sus estrenos veraniegos supere la media de sus respectivos canales, un porcentaje que, en el caso de TVE1, Telecinco y Antena 3, desciende hasta el 31,3%.

De estas tres cadenas, TVE1 es la que logra el mayor número de aciertos (un 66% de sus novedades), principalmente en lo que respecta a sus programas de gran formato (Suena la noche) y telenovelas (Secreto de amor). Le sigue Telecinco, con un 37% de éxitos, entre los que destacan series de producción extranjera, como Alias o C.S.I. En cualquier caso, la gran noticia es que disminuye el índice de fracasos con respecto al verano de 2001: en este período sólo el 20% de los estrenos de las tres grandes televisiones nacionales rebasó la media de su cadena.

A pesar del empuje de las novedades, los espacios veteranos gozan de muy buena salud. Al margen del fútbol, Grand Prix de verano, de TVE1, se convierte con 3,2 millones de espectadores en el programa más visto del verano y en el único que supera el techo de los tres millones, seguido de Telediario 1 (2,6 millones) y de Los Simpsons (2,4 millones), de Antena 3.

Récord tras récord

La FORTA cierra el periplo veraniego con el dato más competitivo de su historia, una cuota de pantalla del 18,1%. Este registro, el mejor de la FORTA desde que se dispone de datos de audiencia, revalida su anterior récord, conseguido en la temporada regular 2001/02 (17,3% de share). La subida no sólo se apoya en su oferta de contenidos, sino también en el descenso que tradicionalmente marcan las cadenas nacionales en el período estival.

Estas emisoras suelen rebajar su cuota de pantalla cada verano, al tiempo que su rejilla se puebla de repeticiones y productos típicamente estivales. La fortaleza de la FORTA se concentra en las bandas centrales del día. Dos son los contenidos clave que la elevan a su primer liderazgo en una banda horaria, el access sobremesa, donde logra un 21,2% de cuota de mercado. Según GECA, la consolidación de los espacios informativos regionales en los primeros canales autonómicos se hace indiscutible, a la vez que obtiene el beneplácito del público infantil, de gran peso en la temporada estival, con una programación dirigida a este target en los segundos canales.

La FORTA se beneficia además de la menor presencia de Telecinco en el horario de 13:00 a 15:00, que pierde el liderazgo que había mantenido los últimos tres veranos. Idéntica situación se produce en la sobremesa, en la que la oferta autonómica se hace con un 19,5% y se convierte en la segunda fuerza de la franja, por delante de Antena 3 (18,2%) y Telecinco (17,8%). TVE1 lidera este período con un 25%.

Fuerte impulso de la televisión no convencional

El conjunto formado por las plataformas digitales, cadenas locales, cable y satélite (Otras) se revela como el otro gran protagonista estival. Su cada vez más consolidada presencia se rubricaba ya al cierre de la pasada temporada (2001/02), en el que Otras generaba el dato más positivo de su historia, un 7,2% de cuota de pantalla. Sin embargo, aquel hito queda atrás con el fin del periplo veraniego, en el que la oferta no generalista alcanza un 8% de share. Agosto, su mes más competitivo, se salda con un incremento de más de un 10% respecto al primer mes estival.

Un nuevo líder para las tardes estivales

Por primera vez desde el verano de 1998, las tardes de La Primera no están pobladas por vaqueros, indios y aventuras del clásico cine western. TVE1 reemplaza el contenedor de películas Una del oeste por un concurso, El rival más débil, que estrenó en el último trimestre de la campaña 2001/02 y un talk show, Cerca de ti, presentado a mediados de julio, dos líneas de programación a priori más juveniles.

La renuncia a este clásico cinematográfico beneficia a Antena 3 que, por primera vez desde el verano de 1993, se convierte en la cadena más vista por la audiencia española en las tardes estivales. El canal privado mantiene en esta banda la programación de la última temporada regular: el talk show de testimonios del magacín Sabor a ti (reconvertido ahora en Sabor a verano).

Retroceso del cine y empuje de las telenovelas

El verano de 2002 se caracteriza, en comparación con las últimas temporadas veraniegas, por una mayor diversificación de los gustos de la audiencia, que prescinde del cine como opción mayoritaria. Ganan presencia entre los espectadores las telenovelas y seriales, además de las ofertas informativas en detrimento de los acontecimientos futbolísticos y los programas de gran formato, que acusan un notable desgaste. Con la incursión del final de Gran Hermano y Popstars, todo por un sueño, el género reality recupera una posición que había perdido la pasada temporada estival.

El hecho diferencial

El mapa de los gustos televisivos se hace más complejo a escala autonómica: cada Comunidad ofrece particularidades propias que se reflejan en el ranking de emisiones del verano. Así, la información local cobra un protagonismo inusitado en Canarias, principalmente de la mano de Antena 3, que emite en la sobremesa Noticias 1 regional. Tal vez sea en Valencia donde se observen las mayores singularidades, ya que su ranking de emisiones aparece dominado en un 76% por capítulos de Los Simpsons (en referencia a los 25 primeros puestos).

Euskadi es la única comunidad donde el Tour de Francia -retransmitido por Televisión Española- consigue una posición destacada (la etapa del 21 de julio, que finaliza en Mount Ventoux, se coloca como la segunda emisión más vista del verano). El ranking vasco lo acapara, en cualquier caso, ETB2, que sitúa en lo más alto sus espacios cinematográficos y su informativo Teleberri 2. Éste es también el caso de TV3, que monopoliza las preferencias de la audiencia catalana: 24 de las 25 emisiones más vistas en esta Comunidad pertenecen a la emisora autonómica, preferentemente capítulos de sus series de ficción.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba