Anteproyecto de Ley El Gobierno aprueba el nuevo plan de financiación para TVE

Las privadas (3%) y Telecos (0.9%) deberán pagar el fin de la publicidad

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de Ley de Financiación de la Corporación RTVE que eliminará de forma "inmediata y definitiva" la publicidad en RTVE, tal y como ya había avanzado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Así lo ha anunciado, en conferencia de prensa, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha explicado que la financiación de la radiotelevisión pública será "exclusivamente con recursos públicos".

Las privadas aportarán el 3% de sus ingresos y las 'telecos', 0.9%

De esta forma, RTVE se financiará a través de la aportación del Estado vía Presupuestos Generales del Estado, a través del 3% de los ingresos anuales de los operadores de televisión comercial y del 0,9% de los operadores de telecomunicaciones.

Además, se financiará a través del 80% de la tasa sobre la reserva de dominio público del espectro radioeléctrico y de los ingresos por la comercialización de servicios y productos.

"Los ingresos públicos no podrán ser utilizados para pujar con los competidores por contenidos de gran valor", ha añadido la vicepresidenta.

De la Vega ha anunciado que se limita al 10% la adquisición de derechos de emisión de eventos deportivos, excluyendo los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Además, ha asegurado que RTVE tendrá que aumentar un 20% su obligación de inversión en cine nacional.

El texto será enviado al Consejo de Estado y a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) antes de su remisión como proyecto de ley al Parlamento.

El Gobierno seguirá apostando, ha dicho la número dos del Gobierno, "por una RTVE de calidad, al servicio de los ciudadanos y desgubernamentalizada" que consolide su obligación de incluir en su programacion espacios donde se dé cabida a los grupos políticos, sindicales y sociales y a la retransmisión de los principales debates parlamentarios, programas infantiles con contenidos y horarios adecuados y debates electorales.

Modelo "transparente y equilibrado"

La vicepresidenta primera ha asegurado que la ley "afianza" el modelo de una TVE fuerte y con vocación mayoritaria, y llega porque la caída del mercado publicitario "puede poner en peligro la estabilidad" de la Corporación RTVE.

De la Vega ha deja claro, ante las críticas de las operadoras de telecomunicaciones que consideran "injusto" financiar este sector, que el Gobierno velará por los derechos de los consumidores y usuarios, ante la posibilidad de que estas empresas incrementen las facturas a los ciudadanos.

Cree que el modelo puede tener éxito y ha puesto como ejemplo las televisiones públicas europeas "que son fuertes": El Gobierno se fija como modelo la BBC. De la Vega cree que se va a hacer "una mejor televisión, una televisión de mayorías" y ha abogado por un modelo "transparente y equilibrado".

Ha insistido en que se trata de una Ley "evaluada, razonable y que está en los márgenes de la Constitución y del Derecho Europeo".

PP afirma que no puede retirarse la publicidad "a costa" del contribuyente

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió hoy al Gobierno de que no se puede retirar la publicidad de TVE "a costa del contribuyente".

Al preguntársele por ello en rueda de prensa tras reunirse con diputados populares del Parlament, el Congreso y el Senado, la dirigente del PP afirmó que su partido quiere "conocer el modelo" de financiación para la televisión pública estatal.

Sáenz de Santamaría hizo estas declaraciones poco antes de que la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunciara hoy que el Ejecutivo ha aprobado un anteproyecto de Ley que aborda la supresión de publicidad en TVE, para su remisión a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y el Consejo de Estado.

El PSOE reprochó esta misma semana al PP su ausencia en la Comisión Mixta de RTVE, encargada de abordar el nuevo modelo de financiación de TVE, y consideró "intolerables" las "mentiras" populares sobre la posible reducción de plantilla en la entidad pública.

Según el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, suprimir la publicidad implicará reducir a la mitad la plantilla y "una pérdida de calidad" de la cadena, que no conllevará a su vez más publicidad para sus competidores, las televisiones privadas.

Las 'telecos' estudian recurrir a Bruselas

Las operadoras de telecomunicaciones preparan su artillería legal para oponerse al plan del Gobierno de aprobar, previsiblemente en el Consejo de Ministros de hoy, un nuevo impuesto ad hoc al sector que servirá para financiar a RTVE a cambio de su renuncia a la publicidad, informa Expansión.

La estrategia de oposición del sector a las medidas del Ejecutivo será similar a la seguida en Francia, cuyo modelo ha copiado el Gobierno español. En Francia, donde entró en vigor el pasado 6 de mayo la ley que impone una tasa del 0,9% a las operadoras para financiar la televisión pública, la oposición, paradójicamente socialista, planteó un recurso de inconstitucionalidad contra la medida, que fue rechazado en el Parlamento.

En una segunda fase, las operadoras y la patronal que las representa ya han impugnado las medidas en los tribunales. Las operadoras españolas seguirán un camino similar, previsiblemente.

En caso de que, como parece, acabe por judicializarse el proceso, las compañías tienen previsto recurrir en Bruselas con un doble planteamiento; tributario y de competencia. En la primera vertiente, las compañías alegarán que la tasa del 0,9% no es finalista, tal y como exige la ley, y concretamente el paquete de telecomunicaciones aprobado por la Unión Europea en 2003. Es decir, las operadoras harán ver a las autoridades comunitarias que las tasas no están asociadas a los servicios que prestan, como sí ocurre con los pagos a la CMT o por los recursos de numeración.

En la segunda vertiente, las compañías españolas, asociadas en Redtel, plantearán la tasa como una ayuda de Estado ilegal a TVE, ya que las tasas se pagan al Estado, pero no a empresas, aunque sean públicas.

Por otra parte, el presidente de la patronal electrónica Aetic, Jesús Banegas, criticó ayer duramente la iniciativa del Gobierno calificándola de “barbaridad” y “sinsentido”. Según Banegas, el impuesto recaudará 290 millones anuales.

Para Banegas, se está tratando al sector como al alcohol o el tabaco, que generan externalidades negativas para la sociedad y se gravan con impuestos especiales. Además, según Aetic, que no descarta tampoco recurrir judicialmente la medida, la presión parafiscal que sufren las telecomunicaciones en España se eleva al 21% del resultado neto acumulado y llegaría al 28,4% si se aprueba el nuevo impuesto, lo que sería “una auténtica barbaridad”.

Amenazan con subir el teléfono e Internet

El presidente de la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (AETIC), Jesús Banegas, amenazó ayer con subir las tarifas para el uso del teléfono e Internet en el caso de tener que abonar finalmente un 0,9% de sus ingresos para financiar la supresión de publicidad en TVE.

En un encuentro con la prensa, Banegas aludió a la citada medida que pretende adoptar el Gobierno, y aseguró que, de salir adelante, repercutirá finalmente en el ciudadano. "Cuando los impuestos directos suben, baja el empleo, bien sea porque no se crean puestos de trabajo o bien sea por despidos", advirtió.

AETIC entiende que, con el nuevo modelo de financiación de TVE, se verá obligada a aportar casi la mitad de la financiación de la cadena pública -un 41 por ciento en total-. Asimismo, soportará el 74% de las tasas aportadas entre las televisiones privadas y las operadoras de telecomunicaciones, ya que, además de los 290 millones de euros por el 0,9 por ciento, incluyen 213 millones de euros por el uso del espectro radioeléctrico.

Esta asociación ya alertó de que las tasas específicas para las 'telecos' eran una medida que "no tiene sentido", ya que, a su entender, este sector soporta "una carga importante de impuestos especiales". "Pagamos por impuestos medioambientales --una medida sólo aplicada en España-- o tributos específicos de telefonía impuestos por el Gobierno central. Ya es suficiente", explicó Banegas.

825 millones de tasas "parafiscales"

En total, las tasas "parafiscales" a las que tienen que hacer frente este sector alcanzan los 825 millones de euros, según las estimaciones de AETIC. Entre otros apartados, incluyen la tasa de ocupación de dominio público local (190 millones de euros), el servicio universal (76 millones de euros) o las obligaciones de servicio público (100 millones de euros), entre otros.

Según datos del Eurostat, España es el tercer país de Europa a la hora de afrontar impuestos sobre sociedades (un 30 por ciento), sólo superado por Francia (33,3) e Italia (31,4 por ciento). Banegas afirmó que, en el caso de aplicar el modelo francés, debería ser "al completo", ya que el IAE (impuesto de Actividades Económicas) lo paga el Estado.

Por último, el presidente de AETIC criticó la manera de tramitar esta medida por parte del Gobierno, que únicamente se reunió ayer con cuatro operadoras y no ofreció previamente a los representantes de la patronal la oportunidad de exponer su opinión acerca de las tasas. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba