Primer teaser del largometraje Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carlos Areces bailan en el primer avance de 'Los amantes pasajeros'

Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carlos Areces bailan en el primer avance de 'Los amantes pasajeros'
Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carlos Areces bailan en el primer avance de 'Los amantes pasajeros'

La nueva película con la que Pedro Almodóvar vuelve a la comedia también cuenta con Miguel Ángel Silvestre o Hugo Silva, entre otros

RTVE ofrece ya el primer avance de la nueva película de Pedro Almodóvar, 'Los amantes pasajeros'. El largometraje supondrá su regreso a la comedia, género que no tocaba desde Mujeres al borde de un ataque de nervios, allá por 1988.

En el primer teaser de avance, podemos ver a unos divertidos Javier Cámara, Raúl Arévalo y Carlos Areces como azafatos de vuelo amenizando el viaje a sus pasajeros, entre los que se encuentran un dormido Miguel Ángel Silvestre y una "atacada" Lola Dueñas.

Ya con el inicio de la filmación, aparecieron las primeras imágenes, disponibles en la edición digital de Fotogramas. En ellas puede verse a parte de su deslumbrante reparto, repleto de estrellas de la pequeña pantalla, caracterizado ya como sus respectivos personajes.

Javier Cámara (Los Quien), Cecilia Roth (Arrebato), Lola Dueñas (Aída), Raul Arévalo (Con el culo al aire), Carlos Areces (Muchachada Nui), Antonio de la Torre (Grupo 7), Hugo Silva (Los Hombres de Paco), Willy Toledo (Cuestión de sexo), Miguel Ángel Silvestre (Alakrana, Verbo), Blanca Suárez (El Barco), José Luis Torrijo (El comisario), José María Yazpick (Solo quiero caminar) y Laia Martí conforman el reparto, que cuenta con las intervenciones especiales de Antonio Banderas, Penélope Cruz y Paz Vega.

"Me horroriza y a la vez me fascina la nueva narración televisiva"

En palabras de su cineasta, "Los amantes pasajeros cuenta la historia de un grupo de personas atrapado en un único decorado, y desconectado del exterior", ha explicado el director. "La escritura del guión empezó como un capricho cómico y ha acabado como una comedia coral, moral, oral e irreal, o irrealista", tal y como ha publicado el propio Almodóvar en la página de Facebook de El Deseo, su productora.

También ha querido poner por escrito la influencia que en esta ocasión, ha tenido la televisión en la gestación del proycto: "He tratado de dejar la realidad a un lado, aunque a veces la realidad se cuela sin que te des cuenta. No he tenido ninguna referencia cinematográfica consciente durante su gestación, está más presente el teatro, incluso la televisión, y mi claustrofobia, que el cine. Soy de ese tipo de directores a los que les influye la televisión aunque no la vea. Me horroriza y a la vez me fascina la nueva narración televisiva".

"En cualquier caso, la palabra es la gran protagonista. Siempre he confesado que mi vocación era convertirme en un gran novelista, mientras esperaba y me ejercitaba para cuando llegara ese momento he escrito un montón de guiones, pero con el tiempo no me he convertido en un gran novelista, ni siquiera en un novelista, supongo que en los últimos guiones es dónde más se percibe la nostalgia de la narración novelesca, pero escribí Los amantes pasajeros desde otra nostalgia, la del teatro. Mis películas le deben mucho al teatro, están llenas de escenas de dos, a veces de indisimulados monólogos. En esta hay más personajes de lo habitual pero menos espacios que nunca", continúa Almodóvar.

"Mis pasajeros deben luchar contra sus miedos sin la ayuda de iPhones, internet, iPads..."

Sobre la concepción de la historia, se ha referido también a algunas referencias cinematográficas, una de ellas, muy reciente: "Se han hecho varias películas sobre un grupo atrapado, que no puede salir de donde está, (y la televisión está llena de concursos claustrofóbicos y de supervivencia) desde El ángel exterminador de Buñuel, hasta Buried de Rodrigo Cortés donde todo ocurre en el mínimo espacio imaginable, un ataúd. El reto es tan difícil para el personaje enterrado como para el director que tiene que contar su historia", reconoce el director de títulos como La piel que habito y ¡Átame!.

"El reto de mis 'pasajeros'", continúa el oscarizado cineasta, "es que deben luchar contra su angustia, sus miedos y sus fantasmas sin la ayuda de la tecnología, (algo que hoy es difícil de imaginar) sin imágenes que les entretengan, les informen, o les anestesien. Desnudos, sin iPhones, videos de películas, Internet, iPads… condenados a ser ellos mismos, rodeados de desconocidos".

"Además de la lectura, el arma de los atrapados en un solo espacio es la palabra, la palabra para relacionarse, desahogarse, mentir, mentirse, reconocer que se ha mentido, seducir y ser seducido, compartir, luchar contra el miedo, la soledad y la idea de la muerte. Palabra desvergonzada, patética, artificiosa, divertida, exagerada, frágil, engreída, rota, complaciente, hedonista, libérrima y sobre todo entretenida (que me perdone Borges por usar tantos adjetivos)", concluye.

* Síguenos en Twitter (@Vertele) y Facebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba