José Luis Moreno: "Lina Morgan no estaba conmigo de milagro"

El productor da más detalles sobre la agresión en su casa

A los quince días de haber sido agredido por unos asaltantes en su domicilio de Madrid, José Luis Moreno ha ofrecido una rueda de prensa en el lugar de los hechos para “agradecer el trato recibido y celebrar que tengo un día más de nacimiento”, ha dicho el empresario, que se recupera de los golpes recibidos y que aún presenta hematomas en los dos ojos y la cabeza.

Moreno ha dado más detalles del asalto que sufrió la noche del 20 de diciembre en su casa de Boadilla del Monte y ha asegurado que “sea quien sea, dentro de poco sabremos quién lo hizo”, ya que uno de los agresores ya estaría identificado.

”Tenían información de la casa”

En cuanto a la identidad de los agresores, Moreno ha manifestado que ”conocían la casa. Tenían información de ella, no sé si directa o indirectamente. Es una casa grande y difícil de recordar. Hay gente que ha venido dos y tres veces y no se la ha aprendido”, ha explicado el humorista en un salón de su casa, ante cien periodistas y con una pantalla de plasma a sus espaldas donde se reproducían fotografías de su cuerpo magullado a la llegada al hospital.

”Es un lugar donde no sólo vivo, sino que trabajamos. En casa ensayamos ‘La que se avecina’ y ‘Escenas de matrimonio’. También rodamos aquí ‘Planta 25’, por lo que están entrando y saliendo personas constantemente".

"Lina Morgan no estaba en casa de milagro"

El productor ha relatado detalladamente cómo transcurrieron los hechos y ha asegurado que Lina Morgan estuvo a punto de acudir esa noche a su domicilio. “Acabábamos de rodar la secuencia de ‘Escenas de matrimonio’ de Nochebuena y le dije que se viniera a casa a cenar. Justo antes de montarnos en los coches me dijo que estaba muy cansada. No estuvo conmigo de milagro”.

Según ha relatado el propio Moreno, “mientras veía la televisión, entró un encapuchado con una pistola. Creí que era una broma. Inmediatamente, apareció el segundo con una barra de hierro, me levanté y entró el tercero con un hacha. Fue entonces cuando me golpearon en el ojo y luego en la cabeza. A continuación, intenté salir corriendo, pero me dieron otra vez, me cogieron entre dos y me subieron al cuarto donde estaba la caja fuerte”, ha explicado.

“A los chicos los metieron en un cuarto y a las niñas en otro"

En ese momento, los encapuchados llevaron al productor al cuarto donde parte del servicio estaba retenido. “A los chicos los metieron en un cuarto y a las niñas en otro. Diez minutos después. Una persona del servicio abrió la puerta y dijo que ya se habían ido”, ha continuado explicando. El empresario ha calculado en 300.000 euros el valor del robo.

Moreno ha insistido que ante él “no abrieron la boca. Sólo habló uno de ellos con el servicio, por eso sabemos que son extranjeros. Pero hay que tener cautela, imagínense que los otros dos fueran españoles..."

El popular showman sí ha especificado que "estaban alteradísimos, yo también estaba nervioso, pero ellos tenían las armas". Además ha manifestado que dos de los agresores eran más atléticos que el otro y que eran de diferentes edades". También ha adelantado que las cámaras de la urbanización grabaron los dos coches de los atracadores, “una especie de furgoneta y un 4x4”.

"No se puede asociar delincuencia con inmigración"

El productor ha querido también romper una lanza en favor de los inmigrantes, ya que "entre toda la gente buena se puede colar algún canalla. Nosotros también hemos sido inmigrantes y hay que recibirlos con los brazos abiertos pero con los controles necesarios para saber quién entra y para qué".

"Sería injusto unir delincuencia con inmigración, pero también es cierto que con la entrada de otros países en la UE, pueden venir desde cualquier parte de Europa en coche hasta el centro de Madrid", ha apostillado el humorista.

”Tengo más amigos que enemigos”

Debido a las especulaciones sobre una posible venganza o ajuste de cuentas, el empresario ha descartado estas posibilidades. “Las especulaciones pueden ser todas, pero yo por ajuste de cuentas entiendo otra cosa. Darte un hachazo sería un ajuste de cuentas muy pobre”.

Además, no considera que los asaltantes atracaran la casa y le agredieran por razones personales porque “viendo las cartas y los mails de ánimo que he recibido sé que tengo más amigos que enemigos”.

"Para hacerme daño no hay que darme con un hacha en la cabeza"

Moreno dice estar seguro de que los atracadores sólo querían dinero: "Querían llenarse los bolsillos. Si me conocieran, saben que hay otras maneras para hacerme daño que no son darme un palo”.

Por otra parte, también ha explicado que su círculo de allegados puede ser más grande que el de otra persona si se tiene en cuenta que “estamos haciendo cuatro producciones sin contar las zarzuelas, por lo que podría haber un colectivo de 1.700 personas cercanas en ese sentido”.

“La gente del medio son enemigos menores”

El productor también ha hablado de las posibles envidias y diferencias que haya podido tener últimamente con personas del medio de la televisión.

“Son enemigos menores porque saben lo difícil que es tener éxito. Te pueden envidiar, emular o copiar, pero nunca harían una cosa así”.

En este sentido, el productor ha hablado de actores que en un determinado momento han abandonado su productora: "Cuando trabajas con 140 actores, todos no pueden estar contentos. De todas formas, cuando hay algún problema, parece que siempre fuera conmigo, como si dentro de Miramón Mendi yo produjera, escribiera y maltratase a los actores", ha expresado en clara alusión al fichaje de Pepa y Avelino por Antena 3.

"Mis queridos Marisa Porcel y Pepe Ruiz, que lo siguen siendo, se fueron a una cadena donde les daban unas posibilidades después de muchos años de trabajo. Las cadenas hacen esas cosas porque cotizan en bolsa y tienen que justificar por qué José Luis ya no está", ha remarcado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba