Futuro TVE Juan Tapia: "Desligar TVE del Gobierno es esencial para su supervivencia"

El nuevo director de TVE en Cataluña y delegado del ente explica los principales retos a los que se enfrenta, en una entrevista concedida al Diario de Mallorca

- ¿Por qué decidió aceptar el cargo de director del Centro Territorial de TVE en Cataluña y delegado del ente que le ofreció Carmen Caffarel?

- Porque integrarme en su equipo me pareció una oportunidad para desligar TVE del Gobierno, lo que es esencial para su supervivencia. Y también para participar en la definición de otro modelo de televisión pública.

- ¿El centro territorial de Cataluña tendrá más peso a partir de ahora en la programación nacional?

- La directora general quiere desarrollar la participación en dos sentidos. Por una parte, aumentando las horas de desconexión. Y por otra, incrementando la producción de programas. Hay una tendencia a creer que en Cataluña con TV3 ya es suficiente, pero también sería deseable que el trabajo del Centro Territorial de Sant Cugat tuviera mayor presencia, que la interpretación de lo que sucede no viniera siempre de Madrid. Eso sería traducir el concepto de la España plural a la televisión.

- ¿En cuánto tiempo podrán empezar a verse esos cambios?

- Los tiempos sólo los marcan los inexpertos. La pluralidad es un objetivo. Otro es enfrentarnos al asunto de la financiación, pues la deuda se multiplicó por cuatro durante la etapa del PP. Y en ello está trabajando la comisión de expertos. En cuanto a los primeros programas, este otoño estrenaremos un espacio de entrevistas en horario de máxima audiencia que presentará Júlia Otero y será realizado enteramente en Cataluña.

- ¿Tiene TVE un grave problema de credibilidad?

- Lo ha tenido siempre. Durante el franquismo, por supuesto, pero también durante los gobiernos de UCD, PSOE y PP, aunque el PSOE al menos tuvo el acierto de acabar con el monopolio de la televisión pública.

- ¿Confía realmente en que el Gobierno de Zapatero no utilizará la televisión como han hecho sus gobiernos predecesores?

- La independencia total de un medio no existe, pero entre eso y la consigna hay muchas variantes. Si la televisión pública no tiende a la credibilidad, no se convierte en un producto digno, la sociedad española no aportará los recursos para que esa televisión exista.

- ¿Sería favorable a que los ciudadanos pagaran un canon?

- En teoría no me parece una mala idea. Pues resulta más transparente que hacerlo vía impuestos. La BBC es una televisión prestigiosa, los ciudadanos pagan un canon y la ven como algo suyo. En España, en cambio, el Estado no ha pagado TVE, la ha financiado mediante publicidad. Con TVE-1 ganaría dinero, pero luego distribuye sus recursos en La 2, RNE, la orquesta, el coro, el contrato con la selección de fútbol y la ayuda al deporte olímpico. Esto sólo se puede cambiar si se garantiza al ciudadano que la televisión no estará al servicio del Gobierno.

- La futura televisión autonómica balear, IB3, externalizará la producción de sus programas, tanto informativos como de entretenimiento, ¿qué le parece?

- Conceptualmente me parece una forma original que tiene en cuenta que el modelo estatalista ya no es viable. No obstante, exige una transparencia total, porque los riesgos son elevados. Existe el peligro de que los programas no los hagan los que pueden hacerlos mejor, sino los amigos de los gobernantes. Y, en todo caso, sería condenable que la televisión perdiera dinero y las productoras contratadas lo ganaran.

- Para empezar la directora es la ex jefa de gabinete de Jaume Matas.

- Ése es el modelo del PP. La televisión pública como un instrumento al servicio del gobernante, aunque se haya demostrado ya que la ciudadanía lo rechaza.

Entrevista publicada en el Diario de Mallorca. Miguel Vicens. 10 / 8 / 04

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba