Mariló, tras su polémica entrevista a Javier Limón: "Ana Mato es buena gestora, su único defecto es ser tímida"

Mariló, tras su polémica entrevista a Javier Limón: "Ana Mato es buena gestora, su único defecto es ser tímida"
Mariló, tras su polémica entrevista a Javier Limón: "Ana Mato es buena gestora, su único defecto es ser tímida"

Mariló Montero, presentadora de 'La Mañana de La 1', ha escrito un artículo de opinión ('Mato no mata') sobre la gestión de la ministra de Sanidad. Lo hace tras su comentada charla en TVE con el marido de Teresa Romero

Mariló Montero, en un artículo de opinión en El diario de Sevilla bajo el título 'Ana Mato no mata', ha querido hablar de la gestión del ébola por parte de la ministra Ana Mato, tras haber realizado, hace unos días, una comentada entrevista a Javier Limón en 'La Mañana de La 1'.

La presentadora afirma que "Si hemos de ser justos hablemos claro. Es cierto que la ministra Ana Mato confiesa no haber sido dotada de ser la mejor comunicadora entre quienes suspenden entre sus manos las carteras ministeriales del Gobierno. Como también es cierto que es una de las ministras más valoradas por el presidente, quien confió en ella para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Ana Mato es una mujer que se dedica a trabajar y los resultados de su ministerio la avalan. Pero todo logro puede verse derrumbado por una mala actuación como la que se produjo en su primera rueda de prensa cuando quiso, tan sólo a media hora de haberse enterado de que se había producido el primer caso de ébola -fuera de África, en España-, comunicar a la sociedad dicho hecho."

También matiza sobre la forma de vestir de Mato el día de la comunicación del caso de Teresa Romero: "La ministra salió vestida de negro ante los medios escoltada por los médicos expertos en el caso que debían abordar: el de Teresa Romero. Salió de negro porque ese día en su agenda no tenía previsto ningún acto público. El negro no es un color que suela usar para vestirse, pero así se escribe la casualidad. Era día para el despacho, pero la coyuntura desvió los planes. Su prioridad era comunicar que una enfermera se había contagiado por ébola y con la mínima información se expuso ante las cámaras. Ella no es médico, por lo que dejó que fueran ellos quienes explicaran los detalles del caso".

Montero acaba su artículo comentando que "fue un accidente del que afortunadamente estamos saliendo. Pero más dichosos somos de que el ébola no se haya propagado por España. Sólo ha sido sacrificado un perro que tenía altas probabilidades de estar contagiado. Sería simplista reducir la crisis del ébola, perfectamente controlado hasta ahora, pidiendo la dimisión de una ministra cuyo único defecto es ser tremendamente tímida pero magnífica gestora."

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba