Entrevista Nina: "No tengo favorito, mi opinión está dividida"

La directora de la academia de formación de artistas más famosa del país, se reconoce sorprendida por el imparable éxito del programa, que acaba de recibir el premio TP de Oro al mejor espacio de entretenimiento.

Vertele.- ¿Estás sorprendida por el éxito?

Nina.-Sí, bastante porque no nos habíamos creado expectativas demasiado altas, yo por lo menos. Superan con creces lo que me hubiera podido imaginar.

V.-¿Cómo ves el mundo de la televisión en la actualidad?

N.-El problema de que un programa no pueda tener continuidad es que no le dan el tiempo que necesitaría para coger carrerilla y tener audiencia. La televisión es un medio hipercompetitivo y cada vez hay más ofertas y más canales. Yo en parte lo entiendo. Si fuera empresaria haría lo mismo, pero hay que dar un voto de confianza a los programas. Nosotros mismos, si al segundo programa no hubiera subido la audiencia como subió del primero al segundo, quizá no estaríamos aquí. Esto es una caja de sorpresas.

V.-¿Ha cambiado mucho la televisión desde tu debut?

N.- Sí, tanto a nivel técnico como a nivel de calidad. Yo creo que los programas de ahora tienen una frescura que antes no se veía, estaba todo muy encorsetado.

V.-Antes de empezar Operación Triunfo llevabas tiempo sin aparecer por televisión, ¿temías que la gente se hubiera olvidado de ti?

N.- La verdad es que sí. El día del último casting antes de empezar, pensé que no se iban a acordar de mí. Pero cuando salí al escenario todos me reconocieron. Fue impresionante.

V.-Supongo que no querrás decir cuáles son tus favoritos.

N.- Hombre, es lógico. Eso podría afectar al desarrollo del programa y a la opinión de la gente. De todas maneras mi opinión ahora está bastante dividida.

V.-¿Qué tiene Operación Triunfo para enganchar al espectador desde el principio hasta el final?

N.-El otro día decía Ángel, el profesor de interpretación, que este programa tiene humanidad y recoge la parte bonita y transparente de estos chicos. Habla de sus emociones y de sus sentimientos pero todo lo que se ve es muy limpio. La gente quería ver ya un programa de buen rollo.

V.-Sin embargo hay gente que intenta empañar este programa tan limpio.

N.-Sí, más de uno está esperando que la pifiemos para ver si nos pueden meter caña. Pero es normal, la gente es muy envidiosa

V.- ¿Te hubiera gustado tener la oportunidad de ingresar en una academia como ésta en los comienzos de tu carrera?

N.- Tuve la oportunidad de vivir un fenómeno similar a Operación Triunfo, en el Un Dos Tres. Recuerdo que llegamos en varias ocasiones a los 23 millones de espectadores porque ese día hacíamos una macrofiesta en el plató y al día siguiente salía a la calle y me conocía todo el mundo. Fue un escaparate para mí como ahora lo está siendo para ellos Operación Triunfo. Me puedo poner muy bien en su piel. La única diferencia es que yo no estaba estudiando en una academia.

V.-¿Puede llegar a cambiar a una persona una fama tan repentina como la que viven los concursantes de Operación Triunfo?

N.-Depende de cómo seas como persona y de cómo te hayan educado. Todos estos chicos vienen de casas muy humildes y muy sanas y no me imagino a ninguno de ellos trastocados por la fama.

V.- Y ahora preparáis la 2ª edición del concurso.

N.-Creo que ya hay 25.000 personas que se han presentado a la primera solicitud. Yo estaré en la fase final de casting. Seremos igual de selectivos que en la primera. Lo unico es que tendremos mucho más trabajo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba