Telecinco "Operación Triunfo" vuelve a la mecánica de la primera edición

Hablamos con Tinet Rubira, director del concurso musical

La “Operación Triunfo” que veremos este verano en Telecinco será, en lo que a mecánica se refiere, muy similar a la de la primera edición que emitió TVE en la temporada 2001/02. Los cambios introducidos en las dos últimas temporadas del concurso no surtieron el efecto esperado y, por ello, “OT” decide recuperar la misma estructura que le hizo arrasar y convirtió en un fenómeno mediático y social.

En este sentido, el jurado de las galas cobrará de nuevo el protagonismo perdido. Así, ellos decidirán cada semana qué cuatro participantes deben abandonar la Academia, de los cuales uno será salvado por los profesores y otro por los alumnos. Quedarán, por tanto, dos nominados para que el público termine por salvar a uno. Recordar que, en la última edición de "OT, el jurado ya no tenía el poder de nominar sino que era la audiencia la que decidía directamente estableciendo una clasificación de concursantes.

Además, el jurado volverá a mostrar un tono inflexivo, es decir, será mucho menos suave que en la última temporada. Veremos un jurado más agresivo en sus valoraciones de las actuaciones de los aspirantes, hecho que personificaba perfectamente en la primera edición la figura de Pilar Tabares. "No será un tono hiriente o cruel utilizado en otros formatos similares como el americano ‘Pop Idol’, pero sí mucho más riguroso que en la última edición", aseguró a Vertele el director de las galas de “OT”, Tinet Rubira.

“Quiero que tengan la capacidad y la autoridad moral como para decir las cosas sin tapujos. Si alguien canta mal, ven que no tiene realmente hueco en la profesión, o si después de la ejecución de una canción ha cometido fallos importantes, pues que sea un jurado lo suficientemente solvente y prestigioso para decirlo. No será un jurado sangrante como en otros programas de este corte, donde es la estrella del programa, pero sí pondrá los puntos sobre las íes”.

Sobre las expectativas de éxito que tienen en esta nueva etapa, Rubira cree que “es muy difícil repetir lo de la primera edición porque aquello fue un fenómeno excepcional que se escapó del medio televisivo, algo tan popular a lo que ningún programa de televisión puede llegar. Creemos que esta edición puede ser un éxito televisivo y, con eso, me doy por satisfecho. En cualquier caso, nuestro objetivo es hacer un buen programa de televisión”.

Final a dos

En cuanto a las diferencias que veremos en esta “Operación Triunfo” con respecto a las anteriores, el director catalán considera que “en Televisión Española tenía la guinda final que era estar en Eurovisión y que aquí no se va a dar”.

Para Rubira, “la esencia del formato será la misma pero la principal novedad es que vamos a desarrollar sólo una carrera, es decir, que habrá sólo un ganador en vez de tres, independientemente de que luego alguno que llegue a la recta final consiga, en el mundo real, conectar mejor con la gente como ocurrió con Bisbal, que quedó segundo pero luego su trabajo le ha convertido en un número uno”.

Según Rubira: “Es importante que lo focalicemos todo en un ganador. Es más, me encantaría hacer una final a dos, es decir, dos que han llegado hasta aquí y uno u otro va a ser el ganador”.

Igual de blanco que en TVE

Sobre si habrá un giro del formato de “OT” más próximo a “Gran Hermano”, es decir, mostrar más la vida de los concursantes fuera de lo que son las clases, el director de “OT” asegura que “el programa seguirá siendo igual de blanco que en Televisión Española, porque el formato no permite ir más allá de lo estrictamente público”.

Según Rubira: “Veremos su convivencia, que es importante, pero no más de lo que hemos visto en las anteriores temporadas. No vamos a estar pendientes de lo que pase en los dormitorios”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba