Internacional Polémica en el "Gran Hermano" alemán por una escena de "tortura"

El formato más rentable de Endemol sigue despertando la ira de sus detractores en algunos territorios

"Gran Hermano" se ha vendido a 29 países, en muchos de los cuales ya ha alcanzado su cuarta o quinta edición. Pero el formato más rentable de Endemol continúa despertando la ira de sus detractores en algunos territorios.

A los productores del “Gran Hermano” alemán se les está acusando de haber ido demasiado lejos en la quinta edición del formato que emite actualmente la cadena RTL2, informa el diario británico Guardian. En concreto, algunos políticos han calificado de “tortura” la situación que se ha vivido en la casa de Colonia donde se está desarrollando el concurso, en la que una concursante se ha realizado sin anestesia un piercing en el pezón.

La escena mostraba con detalle a la chica gritando de dolor con un chorro de sangre brotando de su herida. La concursante, llamada Daniela, estaba tumbada en una mesa con un hombre inclinado hacia ella y tirando de sus pezones con unas tenazas hasta que logró introducir en su pezón una enorme aguja de acero.

Alrededor de 2 millones de alemanes vieron la escena en el canal de cable Premiere. La cadena RTL2 la repuso en abierto el jueves por la noche.

En esta quinta edición, RTL introdujo varias novedades en la mecánica como estirar su duración a un año entero (ya llevan encerrados 193 días), dividir la casa en tres zonas (rica, pobre e intermedia) y elevar el premio final a un millón de euros.

Sorprende el estupor que han causado las imágenes del “piercing en directo”, teniendo en cuenta que en el “Gran Hermano” alemán ya se ha visto prácticamente “de todo”. La versión germana del reality show es conocida en el mundo por su alto contenido sexual. A lo largo de sus cuatro primeras ediciones ya han visto besos lésbicos, sexo explícito en la piscina..., con lo cual los productores del programa lo tenían muy difícil este año para lograr sorprender a la audiencia.

"Es un acto de voyeurismo desvergonzado"

El conservador Andreas Scheuer es uno de los políticos que están pidiendo que cese el concurso. “Han ido demasiado lejos al mostrar el sufrimiento humano y la indignidad con tal de conseguir audiencia; es un acto de tortura y las cámaras no debían haberlo mostrado”, opina.

Con él coincide Claudia Roth, la dirigente del Partido Verde: “Ante tanto vouyerismo desvergonzado, sólo queda una opción: apagar la tele inmediatamente”.

El psicólogo infantil, Bruno Nicles, se preocupa por la audiencia más joven: “Los niños no deberían ver nunca mutilaciones como ésas, es algo horrible”.

Un año encerrados

Dividir la casa en ricos y pobres, que los concursantes sean famosos, que tengan que cuidar de animales... Los responsables de las diferentes versiones de “Big Brother” en el mundo no dejan de idear nuevos elementos y alicientes que añadir al formato para garantizar su supervivencia. En Alemania optaron por estirar la duración del encierro, nada más y nada menos, que a un año.

La cadena privada RTL estrenó el pasado 1 de marzo la quinta edición del exitoso formato de Endemol. Los concursantes conviven en una casa de Colonia vigilada por cámaras durante 12 meses, 6 más de lo que han durado las cuatro ediciones anteriores. El premio para el ganador, lógicamente, también se ha incrementado. El habitante que resista hasta el final, sin volverse loco o ser expulsado antes por la audiencia, recibirá un millón de euros.

El “Big Brother” alemán incorpora también la variante “The Battle” a la edición de este año. Los nueve concursantes serán divididos en tres grupos diferentes: uno vive en la zona "lujosa", otro en la zona "pobre", y un tercero en una zona "media". Al igual que en el “GH Vip” español, las pruebas semanales determinan quién vive en cada casa. Los de la zona “media” pueden aumentar su presupuesto semanal haciendo servicios para los “ricos”, pero los “pobres” ni siquiera tienen esa ventaja, ya que deben sobrevivir con alimentos básicos y tienen que sacrificar ellos mismos a los animales.

La RTL prepara la versión televisiva de “El show de Truman

Por otra parte, la RTL planea la construcción de una ciudad ficticia, inspirándose en “El show de Truman”, para que un grupo de concursantes vivan en ella como hacía el personaje de Jim Carrey. Allí vivirán rodeados de cámaras las 24 horas del día durante un periodo máximo de un año.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba