Crónica Vertele Lo que no se vio de los Premios Iris, entre montañas rusas, tiovivos y la 'casa del terror'

Lo que no se vio de los Premios Iris, entre montañas rusas, tiovivos y la 'casa del terror'
Lo que no se vio de los Premios Iris, entre montañas rusas, tiovivos y la 'casa del terror'

Le contamos cómo se vivió la gala, más austera que nunca por falta de presupuesto, en el backstage junto al Parque de Atracciones de Madrid. Niños y jóvenes que se topaban por sorpresa con televisivos, el número final de Ángela Carrasco que fue protagonista a su pesar...

Entre 'montañas rusas', 'tiovivos', 'lanzaderas' y atracciones acuáticas se entregaron anoche los Premios Iris que concede la Academia de la Televisión, a los que asistió Vertele. La 1 fue, un año más, la gran triunfadora a pesar de que cambiaron las normas de votación para que el resto de cadenas tuvieran más oportunidades.

Évole, un ausente Wyoming, y sobre todo, Fran Llorente, se convirtieron en los grandes protagonistas de lo que pasó dentro del auditorio del Parque de Atracciones en una ceremonia que volvió a poner de manifiesto las limitaciones económicas de la Academia que impiden que se pueda hacer una gala atractiva y, por lo tanto, televisiva.

Ya lo avanzó recientemente Esperanza Martín, exdirectora de Contenidos de laSexta y vicepresidenta de la ATV: “No hay dinero para hacer una gala como Dios manda”. “Estamos trabajando por hacer lo mejor posible dentro de los mimbres que tenemos”.

De la austeridad de la gala fueron testigos los 247.000 espectadores que la vieron a través de La 2 (un 2.1% de share), aunque lo que no se vio por la pantalla fue el trajín de televisivos que acudieron al acto, quizás más que en años anteriores aunque siguió habiendo grandes ausencias de primeras figuras televisivas.

Adolescentes y niños se toparon por sorpresa con los televisivos

Los que sí acudieron desfilaron desde las siete de la tarde por un photocall situado al aire libre, -junto al ‘Tren de la mina’, una de las atracciones del Parque- ante los fotógrafos y los periodistas acreditados. Pero no fueron los únicos...

Decenas de niños, grupos de adolescentes y familias que estaban inaugurando las vacaciones en un tranquilo día en el Parque se toparon, sin saberlo, con una ‘atracción’ inesperada: ver en directo y de cerca a algunas estrellas de la televisión, como Yon González, Christian Gálvez o David Janer, que fueron los más ovacionados de largo.

De Laura Valenzuela, a Beatriz Trapote y José Parada

Una de las primeras en aparecer fue Sandra Barneda, seguida de Félix Gómez, Pablo Rivero, Marta Fernández, Laura Valenzuela, Carme Chaparro, Usun Yoon, Sandra Sabatés, Lourdes Maldonado, Jordi Évole o Adriana Ozores.

También llamó la atención, por otros motivos, la aparición de Beatriz Trapote, con José Manuel Parada, y de una Ángela Carrasco que dos horas después se convertiría, a su pesar, en la gran protagonista de la noche.

El número final de Ángela Carrasco, protagonista de la noche a su pesar

La cantante, acompañada de un numerosísimo coro, fue la encargada de cerrar la ceremonia con una actuación que despertó comentarios sarcásticos tanto en Twitter como en la particular ‘red social’ protagonizada por los periodistas que seguimos la gala desde las dos televisiones habilitadas junto al photocall, una vez que se solucionó el problema del audio que impidió seguirlo al comienzo de la noche.

Mientras, los premiados fueron saliendo del auditorio para posar con sus estatuillas con dos claros triunfadores a juzgar por el termómetro que mide el interés con el que los periodistas les esperaban: Jordi Évole y Ana Pastor. Ambos, por cierto, dedicaron su galardón a la misma persona: Fran Llorente.

Síguenos en Twitter (@Vertele) yFacebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba