Estreno en prime time "Los Serrano es un libro de autoayuda de psicología doméstica"

"Muchos televidentes utilizamos la TV como terapia, y nosotros vamos a tratar de psicoanalizar, con pocas pretensiones y en clave de humor, lo que es la familia del siglo XXI", dice Daniel Écija, productor ejecutivo de la nueva ficción de Tele 5 protagonizada por Antonio Resines y Belén Rueda

Esta noche a partir de la 22:00 horas, aterriza en Telecinco la nueva serie española Los Serrano. Protagonizada por Antonio Resines y Belén Rueda, esta comedia familiar narra las alegrías y tristezas que surgen en torno a la convivencia diaria de un reciente matrimonio entre un viudo –dueño de una jamonería- y una divorciada –profesora de un colegio- con sus respectivos hijos. La serie producida por Globomedia se enfrenta a la misma hora a otro estreno de ficción nacional, El Pantano en Antena 3, y al especial Beth y amigos en TVE-1.

En la rueda de prensa celebrada ayer, Álvaro Augustin, director de Estudios Picasso, definió a Los Serrano "como la comedia familiar del 2003". "Es actual, muy cercana, sin personajes estridentes y un humor basado en el guión y la interpretación, algo difícil de encontrar hoy en día". Según Augustin: "Es muy complicado encontrar una serie que nos haga reír de verdad, con un humor entendible para todos los públicos e inteligente. Los Serrano es una comedia amable pero que busca un punto trasgresor, ir un poco más allá. No queríamos repetir estereotipos: casi todas las comedias terminan con una boda, pero ésta empieza con una". El director de Estudios Picasso comentó del reparto que "ha costado mucho trabajo encontrar a este casting de actores y, a todas luces, es uno de los mejores que hemos podido tener a día de hoy. Vistos los primeros episodios, estamos muy contentos y esperanzados con este producto".

Alberto Carullo, director de Antena de Telecinco, afirmó: "Cuando apostamos por este proyecto queríamos actualizar el género de la comedia familiar. Nos gustó mucho la claridad del concepto que nos presentó Globomedia. Se dice que los directivos de las cadenas no tenemos paciencia, pero creo que es el público el que no la tiene, ya que parece que quiere tener muy claro desde un principio lo que tiene delante y cómo consumirlo. Pues bien, esta serie está claramente planteada: es una comedia que enfrenta dos mundos distantes, un núcleo de chicos y otro de chicas que tienen que aprender a convivir y salir adelante. El humor, elemento fundamental que impregna toda la serie, es la clave por la que creemos que este proyecto puede hacerse con el público".

El reparto de Los Serrano lo completan veteranos como Julia Gutiérrez Caba, Jesús Bonilla, Antonio Molero, Nuria González y Manolo Caro, y jóvenes y noveles como Alejo Sauras, Fran Perea, Verónica Sánchez, Víctor Elías, Natalia Sánchez y Jorge García, así como el presentador Jorge Fernández.

"Libro de autoayuda de psicología doméstica"

Para Daniel Écija, socio consejero de Globomedia y productor ejecutivo de Los Serrano, "el reto de esta serie es, además de entretener y divertir, hacer una comedia familiar pero presentando una alternativa. Es decir, a partir de este género clásico hacer sentir a la audiencia que tratamos de avanzar en la narrativa audiovisual". Según Écija: "Esta serie es, como ya hacen muchas de otras países, un libro de autoayuda de psicología doméstica. Muchos televidentes utilizamos la televisión como terapia, y nosotros vamos a tratar de psicoanalizar, con muy pocas pretensiones y en clave de humor, lo que es la familia del siglo XXI.

Álex Pina, director de Los Serrano, afirmó: "Hace un año iniciamos la gestación de esta serie cuando cerramos Periodistas. Es una historia de amor contemporánea y, quizás por eso, mucho más difícil ya que vivimos en una época en la que el número de divorcios en nuestros país es más elevado que el de bodas. Esta serie habla de cómo el amor debe supera ciertos obstáculos económicos, sociales, de género... Hemos querido hacer una serie donde los temas que se traten interesen a todo el mundo, que sea muy reconocible, que aborde problemas domésticos como: ¿Queremos hablar de sexo con nuestros hijos? ¿Pueden hacer algo los padres cuando las amistades de lo hijos son manifiestamente desaconsejables? ¿Por qué siempre se equivoca un hombre cuando tiene que regalar algo a una mujer? ¿Cuál es el mejor estado civil: soltero o casado? ¿Hacemos los hombres lo suficiente para estar atractivos con las mujeres, o eso es sólo cosa de ellas? ¿Lo sabemos todo de nuestra pareja? ¿Qué podemos hacer si la suegra quiere venirse a vivir a casa? Esto es un poco la serie, un tratado de psicología doméstica".

"Principal baza: la comedia"

Según Antonio Resines: "La gran diferencia con respecto a otras series es el planteamiento del principio: juntar a dos mundos tan diferentes, no por clase social sino porque son chicos y chicas. Creo que la principal baza para que esto funcione es que es una comedia, un género que siempre ha gustado pero que quizás ahora, en los tiempos que vivimos, es muy oportuno para hablar de cosas que sí tienen importancia pero desde un punto de vista más relajado. Estamos en una buena línea pero vamos a ver qué pasa con el público y la audiencia, algo que es muy complicado".

Por su parte, Belén Rueda afirmó que "esta serie pretende que la gente se identifique con las cosas que pasan; no queremos dar lecciones sino alguna clave que pueda solucionar cosas cotidianas que pasan en una casa entre padres e hijos". Según Jesús Bonilla: "Para que algo funcione es clave la química entre los actores, y aquí creo que la estamos teniendo".

"Ya se han casado"

En el primer episodio de la serie, las familias Serrano y Capdevilla viven un día especial, ya que contraen matrimonio Diego y Lucía. En dicho enlace se encuentran Marcos, Guille y Curro, los tres hijos de él, y Eva y Teté, las dos hijas de ella. Con esta boda, Lucía regresa a su antiguo barrio para casarse con su primer amor, un hombre que regenta una taberna. Sin embargo, la convivencia de la nueva familia no parece fácil. Eva y Teté, las hijas de Lucía, que sienten nostalgia de su vida anterior en Barcelona, no son bien recibidas por los hijos de Diego, a quienes no les gusta compartir su hogar con tres desconocidas. Esta difícil convivencia se complica aún más con las continuas visitas de Santiago, el hermano de Diego, y de Carmen, la madre de Lucía, que vive en el mismo barrio.

Lucía retoma su labor docente tras diez años de inactividad laboral. Al nerviosismo inicial, se le une el hecho de que tiene que dar clase a su hija Teté y a Guille, hijo de su marido Diego, y gamberro temido por todos los profesores. Guille, por su parte, se enfrenta a una situación comprometida: tiene que hacerse respetar en su pandilla y "recibir" con gamberradas a Lucía. Sin embargo, Diego le advierte: si Lucía es objeto de una broma pesada por parte de algún niño, él le hará directamente responsable. A partir de ese momento, Guille intentará compaginar su faceta de gamberro impenitente con la de "guardaespaldas" de la nueva profesora. Otra de sus grandes preocupaciones será la de ocultar a todos que Teté, la hija de la profesora, es su nueva hermana.

Noticias relacionadas

-Antonio Resines: "Los Serrano no es ñoña ni ofrece moralina"

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba