Inspirada en 'Futurama', ganó a 'Dexter' "Sharktopus"... el terror de las audiencias en la TV americana

Filme de un pulpo-tiburón en SyFy

Sharktopus, la nueva película y apuesta de SyFy, cosechó el pasado sábado un gran éxito de audiencia en su estreno, al ser vista por más de 2,5 millones de espectadores.

El telefime, que narra las aventuras de una criatura mitad pulpo mitad tiburón, se ha convertido en el largometraje, emitido en septiembre y en fin de semana, con mejores datos para la historia de esta cadena estadounidense, considerada el canal de ciencia ficción por excelencia.

No obstante, sus altos índices de audiencia en cable no se han convertido como consecuencia en los halagos de la crítica. La apuesta de SyFy ha sido tachada con adjetivos como "mala", "horrible" o "despropósito", pero, como coincide un cierto sector, "ahí está la gracia de Sharktopus".

Mejores datos que "Mad Men" y "Dexter" durante el fin de semana

El proyecto, que cuenta con la participación de Eric Roberts (The Expendables, El Caballero oscuro) y que se ha inspirado en la serie Futurama, logró superar los datos de Path of Destruction -también de SyFy-, que obtuvo en 2005 unos 2,38 millones de seguidores.

[VerteleVideo]

Por otro lado, tal y como apunta  'Vulture' -magacine del 'New York Times'-, Sharktopus consiguió barrer a las ofertas de cable del fin de semana como el episodio de turno de Mad Men en AMC, que está ya sumergida en el tramo final de su cuarta temporada, o la premiere de Dexter en Showtime, ficción que regresaba tras dejar a la audiencia expectante ante la trama de su último capítulo emitido.

La criatura causa el caos en México

La película apuesta por el argumento de humanos contra la amenaza mortífera del monstruo, una tipología que pertenece al género de telefilme muy usual en las emisiones de las cadenas españolas durante los fines de semana.

La idea del proyecto, en resumen, se centra en las acciones de la Marina de los Estados Unidos que decide recurrir a un grupo llamado "Blue Water" para que fabriquen genéticamente un híbrido, mitad tiburón mitad pulpo, para usarlo en combate.

Durante la demostración en Santa Mónica de las capacidades del nuevo animal, la bestia escapa del control de sus creadores y emprende su camino de huida hacia Puerto Vallarta, ciudad del estado de Jalisco (México).

Perseguido por un equipo de televisión y el propio “Blue Water”, el monstruo ataca en su camino a bañistas y a todo lo que se le ponga por delante. La misión de los protagonistas será, pues, el de atrapar a la criatura para que cese el caos.

Inspirada en un capítulo de "Futurama"

La idea de Sharktopus, que mezcla las palabras 'tiburón' (shark) y 'pulpo' (octopus), nació precisamente de en un capítulo de Futurama, la serie de animación de Comedy Central creada por el padre de Los Simpson -Matt Groening-,  titulado "Love’s Labours Lost in Space".

En él, Leela conoce al capitán Zapp Brannigan, con el que termina relacionada sentimentalmente,  y además, tras visitar para una misión un planeta en el que habitan animales extraños e híbridos, acoge como mascota a Mordisquitos.

"La película es evidentemente mala, pero ahí esta la gracia"

"Dentro de los primeros tres minutos, ya echamos un buen vistazo a la criatura mitad tiburón mitad pulpo, que se mueve con libertad en el océano. Poco más tarde, aparecen mujeres en bikini y hombres no muy avispados que tripulan barcos cerca de la costa y que no tardarán en ser atrapados por los tentáculos del bicho, mordiéndoles y descuartizándoles de la manera más sangrienta", analiza Ken Tucker del Entertainment Weekly, que resume la esencia de la película.

"Está claro que los efectos especiales son baratos, pero el monstruo se mueve con gran rapidez y ofrece una gran variedad en sus métodos de matanza".  "El protagonista, Eric Roberts, sabía lo que había firmado, y en su trabajo mantiene esa fina línea entre el juego y el tomarse las cosas a pecho.  La grandeza tiene un precio, siempre lo ha tenido. Seguro que pidió un copa de whisky o dos para este proyecto", concluye Tucker en su crítica.

"La 'tv movie' más absurda de la historia" o "Cómo hacer una película sin ni siquiera intentarlo" son otros de los titulares que encontramos en internet sobre esta película de clase B.

En nuestro país, antes del estreno de la película, hubo algunas publicaciones y blogs que se hiceron eco de Sharktopus y las críticas tampoco ayudaron a la película.

"Llamarle despropósito de película se queda corto"

"Las telemovies americanas son todo un mundo. Puedes encontrarte mil versiones de la misma historia basada en hechos reales o historias que parecen haber sido inventadas sobre la marcha según se rodaban. Sharktopus parece ser una de las segundas. Llamarle despropósito se queda corto", apostaba Vaya Tele.

"Y lo peor de todo es que no se ha rodado con ganas de cachondeo" y puede que ahí esté la gracia. Además, "la escena final del  trailer se merece un Óscar. A ver cuánto tarda alguna cadena española en comprarla para emitirla en su cine de sobremesa".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba