Guerra de comunicados TVE arremete contra la Academia y la ATV responsabiliza al productor

La cadena pública acusa a la Academia de improvisación y de "graves fallos de organización"

La Academia de Televisión entra al trapo de las acusaciones de TVE en un comunicado en el que descalifica al productor responsable por parte de la cadena pública de gestionar la Gala. La nota de la ATV invita a "investigar si el comportamiento del productor encargado de la ceremonia estuvo más cerca de un disparatado sabotaje que de la negligencia".

La Academia de TV piensa que la mejor defensa es un buen ataque, según se deduce de la nota ha emitido respondiendo a TVE: "La Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión –ATV- reitera públicamente su agradecimiento al actual equipo directivo de TVE por su constante apoyo, y por la generosidad mostrada al conceder por vez primera a la Academia la responsabilidad de los contenidos en la VII edición anual de su entrega de Premios, cuya ceremonia fue emitida por TVE-1 este pasado viernes.

La Academia felicita a TVE por su ejemplar comportamiento como anfitrión, en el que hizo gala de una exquisita neutralidad, pero a tenor del comunicado emitido ayer por su gabinete de prensa, la Academia quiere aclarar que ésta es una institución sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública y que su única ambición es convertirse en un agente social útil para el sector, actuando como techo común de la profesión y centro natural de moderación y arbitraje del sector.

Esta institución, cuyo recursos económicos sólo le permiten disponer en plantilla de cuatro empleados –dos administrativos y dos periodistas-, y sin posibilidad alguna de recurrir a servicios externos, ha puesto a disposición del productor designado por TVE, siguiendo las directrices marcadas por el único documento contractual facilitado:

- Las cintas de los programas que optaban a ser premiados y otras para montajes promocionales

- El guión, el diseño y la estructura de la ceremonia

- La participación artística de 80 profesionales del medio, 17 de ellos vinculados a TVE y 63 al resto de las cadenas

- El auditorio principal del Palacio Municipal del Congresos y Exposiciones del Campo de las Naciones desde el domingo anterior a la celebración de la ceremonia

- La sala de prensa y el catering para el centenar de periodistas acreditados

- Ocho azafatas para la recepción de invitados

- El catering del backstage para 150 participantes y una cena para 750 invitados

Sumadas esta partidas a los costes de elección del Premio “Toda una vida”, las 20 estatuillas, los costes del notario encargado del escrutinio, las papeletas de las dos rondas de votación, la revista especial que se distribuye ese día como dossier de prensa junto al boletín oficial de la Academia, y los gastos de gestión y distribución, suman un total aproximado que supera los 215.000 euros, de los que a 90 días recibirá de TVE 190.000, derechos de emisión incluidos.

Reiterando el agradecimiento sin paliativos de la Academia a la actual cúpula directiva de TVE, la ATV invita formalmente a su dirección a revisar la lista de rótulos del equipo técnico; a preguntarse por qué una emisión que concluyó una hora y media después de la grabación no fue detenida para reconducir su desarrollo y solventar los fallos técnicos; y a investigar si el comportamiento del productor encargado de la ceremonia estuvo más cerca de un disparatado sabotaje que de la negligencia".

El comunicado de TVE

Televisión Española ha decidido no volver a transmitir la ceremonia de entrega de los premios de la Academia de Televisión, que tuvo lugar el pasado viernes, debido a los “graves fallos” de organización observados, según informó la cadena pública mediante un comunicado.

TVE asegura que pedirá explicaciones a la Academia de Televisión por estos fallos de organización, “ajenos a TVE ya que no organiza directamente estos premios aunque sí contribuye con un notable desembolso económico”. TVE no volverá a transmitir estos premios, “salvo que las condiciones y métodos de trabajo varíen sustancialmente en el futuro y estén bajo la gestión directa de TVE”.

Asegura la nota que en esta VII edición de los premios, “pese a las advertencias formuladas por los responsables de TVE a los organizadores del acto, no fue posible en ningún momento un ensayo general con los 46 presentadores de la ceremonia, norma elemental en una transmisión de estas características”.

“Esa improvisación, ajena a TVE, ha sido la causante, por ejemplo, de los fallos de sonido detectados en la emisión”, señala el comunicado, que asegura que “el desconcierto reinante en el auditorio en el que se celebró el espectáculo no se veía solo en el escenario, sino que también era patente en el patio de butacas, con constantes idas y venidas de invitados y con numerosas localidades sin ocupar”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba