Vídeo Telecinco recuerda al 'niño de Somosierra', la desaparición más extraña aún sin resolver

Telecinco recuerda al 'niño de Somosierra', la desaparición más extraña aún sin resolver
Telecinco recuerda al 'niño de Somosierra', la desaparición más extraña aún sin resolver

Los informativos de la cadena de Mediaset rescatan un suceso quesigue siendo un misterio 30 años después. La Interpol lo ha calificado como la desaparición más extraña de Europa. Juan Pedro, de 10 años, se esfumó tras el accidente del camión que portaba ácido sulfúrico en el que viajaba con sus padres, y que se estrelló en el puerto madrileño

Agonizaba el mes de julio de 1986 cuando, alrededor de las 5 de la madrugada y tras varias paradas 'sospechosas' registradas en el tacómetro del camión cisterna que les transportaba, el vehículo de Andrés y Carmen sufría un fatal accidente que terminaba con su vida y dejaba sin rastro a Juan Pablo, su hijo de 10 años que viajaba con ellos y del cual no se sabe nada desde entonces.

30 años después, Telecinco ha recordado mediante una pieza en sus Informativos el caso, que fue calificado por la Interpol como "la desaparición más extraña de Europa", y que tres décadas después continúa siendo un misterio sin revolver.

Haga click aquí para ver el vídeo.

El pequeño Juan Pablo viajaba con sus padres desde su Fuente Álamo natal, en Murcia, hasta Bilbao, en un camión cisterna que transportaba 25.000 litros de ácido sulfúrico. Todo transcurría con normalidad hasta que, a las 5 de la mañana y tras varias paradas, la última de ellas de 30 segundos de duración, sufría un accidente a 120 kilómetros por hora en pleno puerto de Somosierra.

A su llegada al lugar de los hechos, la Guardia Civil encontraba entre un amasijo de hierros los cadáveres del matrimonio, ya deteriorados por el ácido sulfúrico, pero ni rastro del pequeño. Una de las primeras hipótesis de los investigadores era que el cuerpo del niño podía haberse disuelto tras el vertido, pero fue descartada porque éste habría dejado, al menos, restos óseos.

Durante la investigación se descubrió un hecho que abría otra hipótesis, y es que se encontraron restos de heroíona en una caleta del camión. Fue entonces cuando la familia denunció que Andrés llevaba semanas recibiendo amenazas de una serie de mafias que le exigían que transportase droga para ellos.

Además, varios testigos aseguraron que habían visto a un hombre y una mujer salir de una furgoneta en la que esperaba una mujer de edad avanzada, por lo que la hipótesis de un secuestro antes de la colisión cobraba mayor sentido. De hecho es la que ha mantenido la familia desde entonces, contratando incluso a un detective privado. Sin embargo, 30 años después nada se sabe del pequeño, que celebraría ahora los 40.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba