Artículo del día Telefónica compra el mundial de fútbol de 2006 a Vía Digital por 100 millones de euros

Reproducimos a continuación el artículo publicado hoy por elconfidencial.com sobre esta operación, que formaría parte del intrincado proceso para reducir la deuda de Vía Digital, con carácter previo a la fusión con Sogecable. Será el último saneamiento comprometido, forzado por la presión de los hombres de Polanco

La nueva Sogecable, la "Platajunta" santificada el pasado miércoles por Jesús Polanco y César Alierta, no tendrá los derechos del Mundial de Fútbol de 2006. Vía Digital no los podrá aportar a la fusión porque ya no figuran entre sus activos. Telefónica los ha adquirido por 100 millones de euros.

La operación forma parte del intrincado proceso para reducir la deuda de Vía Digital, con carácter previo a la fusión con Sogecable. Si los primeros esfuerzos se centraron en determinar cuáles eran los activos que cada plataforma aportaba a la nueva sociedad, las negociaciones de los dos últimos meses –tras conocerse las condiciones impuestas por el Gobierno- se han centrado en fijar los pasivos y en decidir quién bailaría con la más fea, es decir, en quien tiraría de chequera.

La situación de partida era la siguiente: Vía Digital aseguraba contar con 600.000 abonados y Canal Satélite Digital con 1.500.000. El primer acuerdo fue decidir el valor de cada abonado: 1.500 euros. El resultado, restada la deuda, estableció la valoración de cada una de las compañías y permitió fijar los porcentajes que cada parte tendría en la nueva Sogecable, en el caso de Telefónica, el 23%.

En estos momentos, un tercero se encarga de verificar que ni Polanco ni Alierta mintieron sobre sus abonados. El dictamen no alterará los porcentajes de capital asignados porque cada parte se ha comprometido a abonar 1.500 euros por cada abonado que falte en el recuento final.

Quedaba la parte más difícil: asignar los pasivos. Vía Digital se presentaba ante la fusión con un agujero de 525 millones de euros y Sogecable con 705 millones, una suma de imposible financiación externa. La única solución era tratar de achicar la deuda y en ese laberinto se han movido los negociadores.

Telefónica movió ficha. Se comprometió a aliviar la carga de Vía Digital y lo hizo. A juzgar por los apuntes contables, la jugada, incluso, será un buen negocio o, al menos, no ruinoso. La Plataforma tenía valorados en libros los derechos del Mundial en 140 millones de euros. Telefónica los compra por 100. La deuda se reduce en ese misma cantidad.

El resto de los compromisos, adelantados por este diario, ya son de dominio público: un crédito participativo de 150 millones de euros, suscrito a partes iguales por Prisa, Vivendi y Telefónica; y un tramo de deuda subordinada de 175 millones de euros que se ofrece a los accionistas con un cupón del 10.25%, pero cuya suscripción garantiza Telefónica.

En junio, cuando se firme oficialmente la fusión, la deuda comercial de Vía Digital no podrá superar los 350 millones de euros. Será el último saneamiento comprometido, forzado por la presión de los hombres de Polanco, y que corresponde en gran parte a deuda ya vencida que debería de haber sido pagada tiempo atrás.

En contrapartida, la operadora gana tiempo. Según el acuerdo del pasado mes de mayo, Prisa, Vivendi y Telefónica tendrían un porcentaje idéntico del capital de Sogecable, el 17%. Como a Vía Digital se le había asignado un 23%, la compañía de Alierta se obligaba a desprenderse del 6% en un año. El plazo se ha ampliado a tres años, tiempo suficiente, estiman en Gran Vía, para que las acciones de Sogecable se recuperen.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba