Legislación audiovisual La UE debate hoy reducir los límites de publicidad al revisar la directiva "TV sin Fronteras"

Tratará de acordar la colocación de productos y el ámbito y productos de aplicación de la ley

La UE debatirá hoy sobre la reducción de los límites para la emisión de publicidad en televisión, en la primera jornada del Consejo de Educación, Cultura y Juventud en el que tratarán llegar a un acuerdo político para renovar la directiva 'Televisión sin Fronteras' con el fin de adaptarla al surgimiento de nuevas tecnologías. Este mismo día, la comisión de Cultura del Parlamento Europeo votará las enmiendas al mismo texto que tiene que aprobarse por mayoría cualificada en las dos instituciones.

La propuesta de compromiso que presentó la Presidencia finlandesa de la UE apuesta por reducir las actuales limitaciones incluso más de lo que proponía la Comisión Europea, de manera que desaparecerá la actual obligación de establecer intervalos de al menos 20 minutos entre las pausas publicitarias, así como los límites diarios de tres horas, que según el Ejecutivo comunitario rara vez se alcanzan. En términos globales, la cantidad de publicidad no podrá aumentar, y se mantendrán el techo de 12 minutos por hora

Por lo que se refiere a las películas, informativos y programas para niños, para los que la Comisión preveía un régimen de protección especial que sólo autorizaba interrupciones cada 35 minutos, tanto la Presidencia como la Eurocámara proponen reducir ligeramente este límite a 30 minutos.

Países como Dinamarca, Grecia, Polonia, Francia, Alemania o Italia, se oponen a este planteamiento, ya que consideran que la televisión incluye "demasiados cortes de publicidad en detrimento del consumidor", explicaron fuentes diplomáticas. En el otro extremo se sitúan países como España o Reino Unido, que apuestan por más publicidad cuyos beneficios puedan repercutirse en los contenidos televisivos.

El incremento de la carencia de emisión de publicidad es uno de los puntos que se incluyen en la propuesta para renovar la directiva, donde se incluyen otros aspectos sobre los que de la misma manera aún no hay acuerdo, relativos al emplazamiento de productos para su publicidad en telefilms y series, el ámbito de aplicación de la directiva y a qué tipo de medios.

Por lo que respecta al emplazamiento de productos en telefilms y series con fines publicitarios el único país que se opone a esta práctica y que propone su prohibición es Alemania, una demanda que ha escuchado la Presidencia finlandesa de la UE al incluir en su propuesta de compromiso prohibir esta práctica a nivel europeo aunque permitiendo a los países que lo deseen autorizarla en la legislación nacional

Por su parte, la Comisión Europea defiende la liberalización de este recurso excepto en informativos y programas para niños. Fuentes del Ejecutivo comunitario consideraron que la propuesta de compromiso finlandesa sobre colocación de productos llevaría a situaciones "absurdas", como "prohibir las películas de James Bond en la televisión alemana" por la gran cantidad de 'product placement' que incluyen" y expresaron su esperanza de que pueda corregirse durante la tramitación de las normas.


INTERNET EXCLUIDO

El Consejo y el Parlamento han introducido además precisiones en el texto del Ejecutivo comunitario para dejar más claro el ámbito de aplicación de la norma. En concreto, se precisa que páginas web para compartir vídeos como You Tube no están afectadas por esta directiva porque en ellos no hay una responsabilidad editorial que ordene los contenidos. Tampoco se aplica a blogs ni páginas web personales ni a aquellas donde el vídeo juegue un papel secundario, como las versiones electrónicas de periódicos.

El texto amplía la aplicación de la directiva únicamente a la televisión bajo demanda -"programas susceptibles de ser emitidos por televisión tradicional, interactivos y a petición del ciudadano", indicaron las fuentes-- e incluye una definición del concepto de programa de televisión que no existía.

En este aspecto, el debate técnico entre los Estados miembros reflejó las diferencias entre países que, como Francia, Alemania y Bélgica, querían ampliar el ámbito de aplicación de la directiva reformada lo máximo posible, incluido Internet, y otros, como España, Países Bajos o Reino Unido, que todo lo contrario. Estos últimos alegaron que regular los contenidos de Internet por medio de la directiva de 'Televisión sin Fronteras' supondría destruir la industria de contenidos.


PAÍS DE ORIGEN

Se mantiene el principio del país de origen, que significa que el difusor tiene que cumplir las normas del Estado miembro donde está establecido. No obstante, se crea un procedimiento para que los países que tengan quejas sobre el contenido difundido por una televisión de otro Estado miembro puedan presentarlas de manera amistosa antes de acudir a los tribunales. Este tipo de conflictos sólo se presentan, según Bruselas, en un 5% de los casos.

Asimismo, la Comisión explicó que una de sus propuestas más novedosas con respecto a esta revisión consiste en crear reguladores de medios independientes en todos los Estados miembros. Aunque ha sido rechazada de manera prácticamente unánime por los Veinticinco --sólo la respaldan Países Bajos y Letonia--, Bruselas aseguró que seguirá defendiéndola.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba