Gran Hermano Uyyy, como se entere Ángel

Los tejemanejes de Kaiet cada día van a más. Pero para qué engañarse. Esto es un concurso y con lo aburrido que estaba, hasta es posible que el espectador se divierta y todo

¿Se enterará Ángel de que su amigo del alma, Kaiet, pone a caer de un burro a su malagueña, que no salerosa, Sabrina? ¿Logrará el vasco que el de Alicante vote finalmente contra su amada-amiga? ¿Funcionará la nueva entente cordiale entre Alonso, Mari y Kaiet? ¿Dejará de saturar Mari los micrófonos con su tono de voz?

No se trata de ninguna telenovela radiada de los años cincuenta. Se trata de Gran Hermano, la vida en directo desde Guadalix de la Sierra, aunque hasta ahora parecía el hogar de los Teletubbies. Un poco alcohólicos y adictos a la nicotina, eso sí. Pero sin ningún tipo de gracia. Y ha habido que esperar a que falten quince días para ver los entresijos de lo que es la realidad.

De momento, prueba superada. Los concursantes pueden descansar sus malheridos pies y tomar mucho azúcar por aquello de las agujetas. Aunque todos tienen algo de miedo y no es de extrañar. Después de correr, hincar los codos con las matemáticas, el inglés y darle a los pedales para incubar un polluelo, la pregunta que se hacen es clara. “¿Qué nos harán hacer ahora?”

Kaiet mueve el cotarro

Mientras llega la respuesta, el vasco parece decidido a dinamizar las relaciones existentes en la casa. Y para eso ha decidido empezar por Sabrina, candidata firme a ganar el concurso. Una sesión de críticas nocturnas contra la malagueña ha forjado una nueva alianza en la casa, entre Mari, Alonso y Kaiet, casualmente los tres primeros en hacer los 100 kilómetros en la prueba.

Y nada mejor para afianzar esa nueva amistad que disfrutar del premio con el que la organización les obsequió, un baño a base de cava y fresas. Y desnudos, al menos ellos. Así que la de Cádiz en la gloria. Y el resto -Ángel, Sabrina y Fran- a poner cara de Tristón no tiene un amigo....

Lo que pasó ayer es volver a lo de siempre. Esto es un concurso y no un parque temático, que esa es la impresión que los espectadores han tenido desde que el concurso dio comienzo. Es hora de jugar a las cartas y el primero en hacerlo ha sido Kaiet. Si la jugada le sale bien o mal, eso lo dirá el público. El chaval no es tonto y sabe que mañana saldrán Alonso o Mari por la puerta de la casa. Así que Ángel va a tener que optar por nominar a Sabrina o a él. Lo dicho. Esto tiene visos de animarse.

Más vídeos y noticias en el especial Gran Hermano elaborado por Latino Televisión.

Participa en el foro de Gran Hermano de Latino Televisión.

Volver arriba