Harto de la propietaria Así aceptó Chicote 'irse a paseo' por primera vez en 'Pesadilla en la cocina'

Así aceptó Chicote 'irse a paseo' por primera vez en 'Pesadilla en la cocina'
Así aceptó Chicote 'irse a paseo' por primera vez en 'Pesadilla en la cocina'

El chef, harto por el ambiente que imponía la dueña del restaurante, no dudó en dejar su labor inacabada por primera vez. Sole, lejos de pedir perdón, presumió: "Le dije que se fuera porque estaba hasta las pelotas"

Por primera vez en la historia de 'Pesadilla en la cocina', Alberto Chicote no acabó de cumplir su labor en el programa. Y fue porque la complicada dueña del restaurante que visitó anoche se hartó de sus consejos y decidió "mandarle a paseo", como ella misma dijo.

Su mala relación comenzó cuando Chicote la reprochó que generaba un ambiente tóxico que dificultaba el trabajo de sus empleados y que además provocaba que los clientes no estuviesen cómodos.

Sole, que así se llamaba la polémica propietaria del establecimiento, no aceptaba ninguna de las críticas que le hicieron. Ni de sus trabajadores, ni tan siquiera de Alberto Chicote, al que renegaba una y otra vez.

"Si quieres que me vaya ya yo te dejo tranquila enseguida"

Tras la reorganización de la cocina, Sole pasó a ayudar pasando las comandas. Pero se equivocó una y otra vez, y Chicote le demostró que ella era la que peor estaba haciendo su trabajo.

Con una actitud mucho más calmada al ver que era ella la que no sacaba el trabajo adelante, Chicote la llamó para hablar con ella, pero ésta optó por obviar lo que decía y no hacerle mucho caso, lo que colmó la paciencia del cocinero: "¿De verdad tú quieres que esté aquí contigo?".

Después de que la dueña le asegurara, en tono burlón, que ella ha demostrado su valía habitualmente, Chicote le repitió: "Si quieres que me vaya ya yo te dejo tranquila enseguida. No tengo problema". Sole contestó: "No he dicho lo contrario". Y el chef tomó la decisión: "¿No me vas a decir lo contrario? Pues vale, que os vaya bien", dijo mientras se despedía.

"Le dije a Chicote que se fuera porque estaba hasta las pelotas"

Tras salir por última vez del restaurante, Chicote habló brevemente con las cámaras para desearles toda la suerte del mundo, pero dejando claro que si Sole no cambia su actitud, veía un futuro muy difícil.

El chef afirmó irse con "la satisfacción del trabajo bien hecho", explicando que él había hecho todo lo que ha podido.

Sole, lejos de pedir perdón o rectificar, asegura al final que "Le dije a Chicote que se fuera porque estaba hasta las pelotas o lo que fuera. Yo trataba de evitar el enfrentamiento con él. Y al final pues pasó lo que pasó, que lo mandé a paseo".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba