Análisis Vertele.com Las claves de la catástrofe digital

Las claves de la catástrofe digital
Las claves de la catástrofe digital

El disparatado modelo de TV creado tras el apagón conduce a una masacre. No hay dinero ni publicidad para tantos canales. Les contamos cómo es la situación actual: la audiencia y beneficios de los grupos que aguantan, los que tiran la toalla, los problemas que deben afrontar los operadores en el futuro...

Es un castillo de naipes que se va cayendo. La última víctima, La 10, y especialmente sus trabajadores. Con la opción de renunciar a la producción propia se convierte en una víctima más de la TDT española. Los que se van a la calle son los 14 trabajadores de la plantilla de Informativos, entre redactores, cámaras, realizadores y productores. La 10 nació como canal de la televisión digital terrestre en septiembre de 2010, ahora hace escasamente un año.

La única cadena, entre las pequeñas, que parece disponer de un buen presupuesto y acaba de presentar una programación cara, demostrando su optimismo en el futuro, es el canal católico 13tv, que ha anunciado, entre otras novedades, el fichaje de José Luis Moreno para reeditar nuevamente su "Noche de fiesta".

Estamos viviendo la historia de una masacre anunciada. El Gobierno repartió un montón de licencias que no venían avaladas por proyectos profesionales serios, ni por planes de negocio rigurosos.

Europa se sorprendió y pasamos a la historia por ser el país con más cadenas de televisión en abierto, por ser también el que más cadenas públicas tiene en el aire.

Y llegaron los problemas: Primero cerró CNN+, a continuación Veo 7 (suprimió informativos y programas de producción propia para acabar alquilando la mayor parte de su franja horaria a Discovery), ahora La 10... Antes lo había hecho "Aprende Inglés TV", del grupo Vaughan, que tampoco consiguió salir adelante tras algún tiempo emitiendo en varias demarcaciones en TDT y en plataformas de televisión de pago como ONO y Movistar Imagenio

Buena parte de los multiplex se llenaron con repeticiones, teletiendas y bolas de cristal. Se alquilaron frecuencias a compañías extranjeras que no tenían la más mínima intención de producir en España (es caro) y generar trabajo para el sector audiovisual.

El modelo de televisión disparatado creado con la irrupción de la TDT conduce a la catástrofe y a la perversión de los criterios de concesión de licencias de televisión.

No hay dinero para tanta TDT. Ni la publicidad, ni los presupuestos públicos aguantan este órdago.

Vertele hace hoy un repaso a las cadenas nacionales nacidas con la TDT, lo que nos da idea del futuro que nos espera. Alguien decía que España es el único país del mundo que tiene “televisión de pago gratis”. Aunque la verdad es que posiblemente buena parte de la TDT es gratuita porque nadie hubiera pagado para ver programas absurdos de bajo coste, refritos, tertulias, radio televisada y repeticiones, lo cierto es que nadie se ha sorprendido de la debacle de parte de las cadenas que emiten en abierto y del mal uso que se ha hecho de las licencias concedidas.

Las audiencias de la TDT

Hagamos un repaso a las audiencias de lo nacido en la era digital.

Las campeonas de la TDT deparan pocas sorpresas. En cabecera, Clan TV, el canal infantil de RTVE que tuvo un 3.4% de cuota de pantalla en agosto, el mismo dato de julio.

A continuación Neox (3.3%, en agosto, 2.9% en julio) con la incorporación de Florentino Fernández que indica la fortaleza de la apuesta del grupo Antena 3 por este canal.

Le sigue Factoría de ficción, de Telecinco, que escaló el 3% en agosto, incrementando en dos décimas su dato de julio.

Otra cadena bien orientada es laSexta 3, que con su programación de cine batió nuevo récord en agosto con 1.9% de cuota de pantalla, incrementando cuatro décimas su dato de julio (1.5%).

Otra sorpresa la da Nitro, el canal masculino de Antena 3, que ya está en un 1.7% de share, una décima más de lo que obtuvo en julio. El resto del ránking entre los que igualan o superan un punto de cuota de pantalla se completa con Disney Channel (1.7%), La Siete (1.6%), Nova (1.6%), Boing (1.5%), Divinity, Intereconomía y Teledeporte (1.1%) y Marca TV y 24H (1%).

De las catorce cadenas mencionadas, sin incluir Telecinco, La 1, Antena 3, Cuatro, laSexta y La 2, diez pertenecen a los grupos que controlarán el mercado de la televisión en España en los próximos años.

Los números de los grupos que aguantan

Los que protagonizarán el futuro, también en TDT, son los propietarios de las licencias históricas de televisión analógica: Mediaset, Antena 3, laSexta y RTVE.

En el análisis económico no nos refereimos a RTVE, que no tiene ingresos publicitarios.

El Grupo Telecinco ingresó 525,5 millones en los 6 primeros meses de 2011, cifra que incluye ya la facturación de la absorbida Cuatro. Si lo confrontamos a los datos de 2010 (1.088 millones, sumando Cuatro), vemos que en la proporción anual las cifras se mantienen estables.

El grupo Antena 3 ingresó 366 millones en el primer semestre de 2011, mientras que en el conjunto del año 2010 fueron 690,2. Buen comportamiento, considerando la crisis.

LaSexta, en el mismo periodo de 2011 facturó 143 millones de euros, mientras que en el conjunto de 2010 fueron 276,5. Si sumáramos Antena 3 y laSexta, el total de ingresos publicitarios del grupo fusionado sería de 509 millones de euros en el primer semestre, no lejos de los 525,5 de Mediaset.

Los que tiran la toalla: Vocento y Unidad Editorial

Las últimas decisiones nos indican que Vocento y Unidad Editorial parece que tiran la toalla en su intento por hacerse un hueco en la TDT.

Vocento alquiló sus multiplex a Disney Channel, Intereconomía y MTV y no parece que la apuesta por La 10 tenga demasiado futuro, sometida a una economía y programación de “guerra” y a una audiencia pírrica (0.6% en agosto).

Veo 7, la televisión de Unidad Editorial, ingresó en 2010 un total de 23,6 millones de euros en concepto de publicidad, pero en el primer semestre de 2011 se quedó en 11,1 millones de euros, lo que auguraba malos datos y pérdidas en el conjunto del año, por debajo de su facturación de 2011, que ya era insuficiente para sus necesidades.

Intereconomía ingresó 15 millones en 2010, pero en el primer semestre de 2011 se quedó en 6 millones, lo que llevó al grupo a pedir públicamente donaciones a sus simpatizantes para aguantar el tipo.

Marca TV habría obtenido en los seis primeros meses de 2011 5 millones de euros por ingresos publicitarios, mientras que el resto de televisiones nacionales en abierto se habrían quedado en 2,8 millones de euros.

Los problemas que debe afrontar la TDT

No nos engañemos: la televisión cuesta dinero y la falta de medios, con programas con factura de aficionados, teletiendas y astrólogos y brujos acaban pasando factura.

Los espectadores, que tienen donde elegir y gestionan el mando a distancia, quieren una programación elaborada. Basta analizar la clasificación de los programas más vistos para comprobar que les atrae el deporte de alto nivel, el cine de estreno, buenas series españolas y americanas y entretenimiento de calidad, además de aceptar los inevitables “realities” que tampoco son, por lo demás, baratos.

La competencia, además, no es amable. Se compite ya con la televisión a la carta y por internet, lo que exige una pelea aún más dura para conseguir publicidad e ingresos para sobrevivir en la jungla medática.

España no aprovechó tampoco el encendido digital para optimizar la TDT exigiendo a los operadores interactividad, alta definición y convivencia con la banda ancha, tal como ha pasado en otros países europeos.

Tampoco ha preocupado el modelo de negocio. No se ha trabajado en la viabilidad, con estudios económicos rigurosos que garantizaran la supervivencia a las cadenas, y el resultado está ahí: un desastre, financiado demasiado a menudo por dinero público local, regional o nacional.

¿Estamos a tiempo de corregir una parte de este paisaje que nos avergüenza como país?

El test de Vertele.com a los espectadores sobre la TDT

Aprovechamos para recordar los resultados del último test que lanzamos hace unos meses nuestros seguidores en Twitter sobre su consumo de TDT.

La gran mayoría de los internautas coinciden en una postura poco optimista. Consideran que la TDT no ha mejorado el panorama televisivo español al afectar al tejido económico e industrial. No obstante, otros sí que buscaban el lado positivo, destacando los contenidos y algunos canales de los que se han hecho asiduos.

"A mí la TDT no me dio más canales, me quitó dos televisores"

¿Qué ha traído la TDT a televisión de nuestro país? Para muchos de nuestros lectores, "La ruina, porque ha aportado muy poco". Varios usuarios también han querido destacar el negocio que podría haber sido. "Las productoras se frotaban las manos pensando que tendrían más encargos, y lo único que hay son refritos".

Reposiciones, "contenidos basura" y escasa calidad

Por otro lado, en el aspecto en el que más hay consenso entre los usuarios es que los canales de TDT sólo se nutren de las reposiciones de las ofertas y series de las cadenas generalistas. Concluyen en que funcionan como "contenedores", ya que "no se ha logrado diversificar audiencia" y "no ha habido ninguna novedad en los contenidos".

"Me parece vergonzoso que haya licencias al tarot y no a pequeñas TV locales"

Tampoco se olvidan de la afluencia de cadenas lideradas por programas de teletienda o de videntes. "Me parece vergonzoso que se concedan licencias al tarot y no a pequeñas televisiones locales o emprendedores que quieren innovar", puntualiza uno de nuestros lectores.

El bando optimista y defensor: "Tenemos miles de opciones"

Pero no todo son críticas, varios usuarios destacan ciertos aspectos positivos como que "La TDT ha mejorado la televisión por targets de una vez por todas".

"Ha dado pie a que se compren muchos programas extranjeros"

También destacan que la variedad de canales ha aportado más contenidos, resaltando especialmente las apuestas de FDF, Clan, Neox, Teledeporte, laSexta3 y 24 horas, y la repetición de series míticas como Aquí no hay quien viva, La que se avecina o CSI.

Fallos técnicos frente a la calidad de imagen

En el aspecto más técnico, hay varios twitteros que teorizan sobre que la TDT llegó demasiado pronto. "Nos obligaron a comprar descodificadores de TDT cuando la infraestructura no estaba creada ni era fiable".

Además, entre los comentarios, se han señalado los problemas tecnológicos y los fallos técnicos en la señal, mientras que otros seguidores de Vertele.com apuntan a que la TDT, al menos, ha traído consigo "la mejoría de la calidad de imagen".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba