Ficción Las claves del éxito de "Los Serrano"

Una comedia pura con guerra de sexos, una química excelente entre los actores, muchos meses de preproducción y un casting "bestial" son algunas de ellas. Según su productor, Álex Pina, "es una evolución de Los Alcántara". Conoce los secretos de la única serie española de prime time que ha triunfado esta temporada

Los Serrano, la serie que Telecinco ofrece en su prime time de los martes, abrió las puertas de su casa a los espectadores el pasado jueves a través de un especial making of que emitió el canal temático Factoría de Ficción (Vía Digital). Con Fran Perea -Marcos en la serie- como narrador, los responsables y protagonistas de esta comedia familiar mostraron algunos secretos de entre bastidores y aportaron algunas claves de un éxito que les ha llevado a superar ya los 5 millones de espectadores y el 30% de share.

Primeros pasos

Begoña Álvarez, directora de la serie, afirma que "el proceso de preproducción nos llevó 7 u 8 meses, hasta el 3 de marzo que fue el primer día que se empezó rodar". En su primer día de grabación en exteriores, la iglesia donde se celebraba la boda entre Diego -Antonio Resines- y Lucía -Belén Rueda-, la realizadora María Cereceda recuerda "el buen rollo" y "la buena química" que había entre los actores pese a que se acababan de conocer. Desde un punto de vista formal, durante el rodaje de una de las primeras escenas -la boda de los Serrano-, muestra cómo utilizaron una steady en vez de una cámara al hombro para conseguir planos más elegantes, buscando la naturalidad y la frescura en las tomas. "Queremos que los actores se sientan cómodos, no queremos coartarlos sino ir buscando sus reacciones a lo loco", asegura Cereceda.

Ese día, Belén Rueda aseguraba no tener nervios hasta que comenzaron a maquillarla, momento en el que se comentan las cosas que van a hacer. "De todas formas, esto me viene bien porque cualquier novia en el día de su boda no se entera de nada", aseguraba entonces la actriz.

Pero antes de llegar a ese primer día de rodaje, "hubo muchos meses de trabajo y reuniones", comenta Olga Salvador, productora ejecutiva-guionista de Los Serrano. "Empezamos poquito después de terminar Periodistas; la premisa era una serie familiar porque queríamos captar a más público del que habíamos tenido hasta ahora". Según Salvador: "Ya que nuestra idea tampoco era la bomba, había que darle un toque especial y éste fue que se trataría de una familia sólo de hombres y otra sólo de mujeres". Ahí se da una de las claves de la serie: "la guerra de sexos". Para conseguir recrear este ambiente de contrastes, una de sus fuentes de inspiración –reconoce- ha sido y es la obra de John Gray, Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus. Con el concepto de la serie claro, la productora ejecutiva cuenta que el siguiente paso consistía en "crear personajes con personalidades diferentes que dieran juego en la vida de esa casa".

Casting "bestial"

El proceso de casting de Los Serrano fue "bestial", y tal vez ahí esté una de las "claves del éxito de la serie", reconoce Álex Pina, productor ejecutivo-guionista de la misma. La elección de los hijos mayores, Marcos -Fran Perea- y Eva -Verónica Sánchez-, fue bastante corto porque no hubo muchas dudas en elegir a estos dos actores. "Verónica nos transmitía una verosimilitud increíble a la hora de interpretar. Respecto a Fran, tenía bastante experiencia en televisión, sabía jugar muy bien al fútbol –algo importante en la serie- y, además de su naturalidad, tenía una destacada vis cómica", afirma José Ramón Ayerra Tapi, uno de los directores de la serie.

Sin embargo, el proceso de selección de los más pequeños fue más complicado. Según Tapi: "Natalia Sánchez -Teté en la serie- ya había trabajado con nosotros en otras series de Globomedia y se ajustaba muy bien al perfil de niña un poco pija-repelente, no porque lo sea sino porque cuando se pone en ese papel lo clava”. En cuanto a Víctor Elías –Guille en la serie-, optaron por él porque "podía transmitir un matiz humano y entrañable a su personaje, que es un gamberro". Por último, del pequeño Jorge García -Curro en la serie-, aseguran que, tras ver a muchos niños, les llamó la atención "que siendo tan pequeño éste ya sabía por qué decía las cosas, por qué tenía que decirlas de determinada manera o meter un chiste en el momento justo".

Catorce versiones distintas del primer guión

En la primera lectura de guión, del que se hicieron hasta 14 versiones distintas, Tapi recuerda cómo, nada más abrir la boca Jesús Bonilla -Santiago en la serie-, todos se partían ya de risa. Según Natalia Sánchez -Teté-: "lo que más me gusta de trabajar aquí son las mesas italianas antes del rodaje porque lo pasas muy bien conociendo a todos los personajes".

"La química entre Belén Rueda y Antonio Resines funcionó desde el principio. Los creadores de la serie tenían claro que formarían una buena pareja", comenta Perea, quien afirma que en el primer día de lectura del guión de los actores, la verdadera estrella fue el pequeño Jorge Díaz -Curro-. "Tuvo que leer el texto con el que iba a comenzar el primer capítulo y lo bordó".

Para el episodio de estreno, se hicieron varios bloques de presentación de los personajes, mientras Belén Rueda y Julia Gutiérrez Caba grababan la primera secuencia. A su vez, Fran Perea se metía de lleno en la grabación de la cabecera de la serie. Bajo la dirección musical del compositor Manel Santisteban, el actor cantaría un tema de Mikel Erentxun con letra de Álex Pina ya que, además de interpretar, Perea sabe tocar la guitarra y hacer percusión. "Probamos diferentes tonos para ver cómo se acoplaba su voz a la tecnología; era la primera vez que hacía esto y la verdad es que enseguida le pilló el tranquillo", afirma Santisteban.

El tiempo, mayor enemigo del proceso de producción

Manuel González, ayudante de producción de Los Serrano, tuvo que buscar un campo de fútbol de barrio y que así se reflejara en su entorno. Silvia González, una de las responsables de la publicidad o product placement que exhibe la serie, cuenta como en este recinto deportivo hay varias vallas publicitarias a las que hay que encontrar un cliente para que trabaje con ellos porque, si no se consigue, esa publicidad tiene que desaparecer de alguna forma, bien colocando un anunciante ficticio o algún otro tipo de elemento. "Los carteles de publicidad local se quedan porque no tienen una trascendencia importante, pero para la publicidad nacional como Race o Halcón Viajes hay que buscar algún tipo de alternativa. ¿El problema?, que este trabajo es difícil y el tiempo con el que se cuenta es muy cortito", comenta González.

El equipo técnico ultima los detalles para grabar en plató. David Arribas, director de fotografía de Los Serrano, afirma que "cuando hacemos el montaje, no vemos los problemas hasta que se manifiestan”. En el primer día de grabación, "aunque todos los focos estaban montados, las intensidades no eran las correctas. Los tiros de cámara a veces acompañan, y otras no, lo que ésta ve". En cuanto al maquillaje de los actores y el efecto de éste sobre la imagen, "algunos tienen una pigmentación de piel más roja o verdosa y eso tenemos que igualarlo para que no parezca que las cámaras están desajustadas algo que, pese a grabar muchos capítulos, siempre estamos corrigiendo".

El estreno de ficción más visto de la temporada

Los Serrano debutaron en Telecinco el pasado 22 de abril con una audiencia de 4.286.000 televidentes y un 26,1% de cuota de pantalla. "¡Menuda alegría nos llevamos!", comenta Fran Perea, "al ver cómo 4 millones de espectadores habían conectado con la serie". Según Antonio Resines: "Pensé que íbamos a hacer más, fundamentalmente porque la serie está bien y es divertida, y probablemente también porque hemos salido en un momento en el que la gente no está para muchos dramas... precisamente con levantarte ya dices: ¡Dios!".

El productor-ejecutivo y guionista de Los Serrano, Álex Pina, considera que fue un 26% de share que supo a "40 o 45%". "Tal y como estaba la ficción este año y lo complicado que estaba el día, no teníamos ni idea de lo que íbamos a hacer. Estrenábamos contra El Pantano y veníamos de ver cómo se iban cayendo una tras otra todas las ficciones que habían estrenado las cadenas".

"Los Serrano", una evolución de “Los Alcántara”

Junto con el "casting bestial", Álex Pina apunta que una de las claves del éxito de Los Serrano está en que se trata de una comedia. "Todos los conflictos se filtran con una perspectiva cómica y todos los actores saben hacer comedia". Respecto a sus similitudes o diferencias con el mayor éxito de ficción nacional de los últimos tiempos, Cuéntame cómo pasó, el productor ejecutivo opina que "quizás la familia Serrano es una evolución, con todos los respetos, de la familia Alcántara. De todos modos, Cuéntame es una serie hecha magistralmente y no tenemos ninguna aspiración de sustituirla, sino de cohabitar con ella en la parrilla, una ambición que es bastante loable".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba