Análisis de futuro 2010: El gran tsunami de la TV

¿Cómo cambiará nuestro sector en el año de las transformaciones? El decálogo que avanza Vertele.com

La televisión en España vivirá el 2010 como el año de las grandes transformaciones. A modo de decálogo, les presentamos las previsiones de Vertele.com para este periodo convulso:

1. La fragmentación televisiva se acelerará por rápida implantación de TDT

A partir de abril el hogar que no pueda captar TDT no verá televisión. Cada español podrá elegir entre un abanico de cadenas que va de las 30 a las 36, en función de la población en la que viva.

2. Cambiarán los liderazgos. En 2009, Telecinco pasó la corona a La Primera, ¿qué pasará en 2010?

El año ha empezado con una televisión pública desbocada que ha superado en enero en cuatro puntos a la segunda opción preferida por los espectadores, la privada Telecinco. Pero la suerte aún no está echada. El apagón de abril provocará un nuevo terremoto de resultados inciertos.

3. Nacen los grandes grupos de televisión con la fusión de cadenas

En 2009 saludamos el nacimiento del grupo formado por Telecinco y Cuatro que, previsiblemente, empezará su actuación conjunta antes del verano de 2010. En pocos meses se esperan noticias de un acuerdo entre  Antena 3 con laSexta. Con esta concentración empresarial se modificarán sustancialmente las relaciones entre operadores, productoras y anunciantes.

Se esperan cambios en las cúpulas directivas y ajustes de plantillas, que agudizarán las difíciles consecuencias para los trabajadores del sector de una crisis económica que se resiste a desaparecer. ¿Serán buenas las fusiones, al menos, para las finanzas de los grupos fusionados?

4. Habrá más ofertas de TDT de pago y se consolidará Gol TV

En 2009 se autorizó la creación de la TDT de pago y nació el primer canal de estas características, Gol TV. Con el apagón analógico se acelerará el cambio de modelo de negocio.

Empezaremos a pagar por contenidos –más allá de cable, Imagenio y Digital+-, porque la publicidad ya no bastará para financiar a la televisión. A la TDT de pago se sumarán otros modelos de televisión “a la carta”, y de cobro de contenidos televisivos a través de internet.

5. Se aplicará la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual

La Ley Audiovisual sera un frente más abierto para el Gobierno. Tanto el Tribunal Constitucional como las instituciones europeas cuestionan el modelo de financiación del cine y de la televisión pública. ¿De dónde saldrá el dinero para la producción cinematográfica y para pagar la nueva TVE?

Por otra parte empezará a funcionar el Consejo Superior Audiovisual y cambiarán las normas de regulación publicitaria.

6. ¿Qué pasará con la nueva TVE?

Con la financiación cuestionada y los sindicatos en pie de guerra exigiendo más producción interna, la dirección de RTVE deberá proponer un nuevo modelo de programación.

2010 presentará en sociedad a la nueva TVE de Oliart “sin publicidad”, que ha empezado el año (por herencia) con un empuje extraordinario. 

Todo indica que la nueva programación estará más volcada en el servicio público, que habrá menos programas de entretenimiento, y que tendrá que rentabilizar sus derechos cinematográficos y deportivos vendiéndolos a terceros para mejorar sus arcas.

De momento, si no se resuelve la oposición de Bruselas al nuevo modelo de financiación para RTVE, en junio ya no habrá dinero ni para pipas.

2010 debe despejar estas dudas: audiencias, finanzas, producción externa-interna, programación de servicio público o entretenimiento.

7. ¿Habrá televisiones autonómicas “sin publi”?

Esta es la asignatura pendiente. Si la televisión pública del Estado no tiene publicidad, ¿tiene lógica que la sigan teniendo las cadenas autonómicas que son tan públicas como TVE? Mucho nos tememos que se recrudecerá la batalla para que las cadenas regionales eliminen la publicidad.

8. Programación: revolución en costes y formatos

Se crearán nuevos formatos, tecnológicamente muy pensados, multiplataforma, dirigidos a otros medios “integrados”, innovadores en cuanto a concepto, de costes bajos, dando gran importancia al talento. Nacerán muchos contenidos "patrocinados", pensados para un anunciante, porque las cadenas tendrán menos dinero para financiar sus programaciones.

Será también el año de las "repeticiones". Veremos dos, tres y cuatro veces, en distintos horarios, todo tipo de series y programas sin caducidad.


9. Gestión publicitaria: se encarecerá la publicidad y se individualizará

La publicidad convencional está muriendo: Viva la nueva publicidad. Las marcas empezarán a adaptar sus mensajes a públicos concretos e individualizarlos. El consumidor sera más exigente y querrá participar.

Parte del dinero que ahora se gasta en televisión seguirá migrando a internet. Los medios tradicionales seguirán perdiendo peso. Como ejemplo, el de Pepsi, que abandona un acontecimiento televisivo principal, la Superbowl de Estados Unidos, para invertir ese dinero en internet.

Con la desaparición de la publicidad en TVE se encarecerán los bloques publicitarios. Se asegura que el 10% del dinero que libera TVE para publicidad también acabará en internet.

10. El público toma el mando: del "prime time" al "mytime"

El público exige un cambio profundo a la televisión. No se conforma con ser un sujeto receptor pasivo: quiere generar contenidos y tener control sobre su programación. Es la idea del “mytime”, la televisión personalizada, de la que ya hemos hablado en otras ocasiones.

Habrá cada vez una mayor integración de medios: el teléfono móvil, las redes sociales y los medios digitales –internet en general. La televisión se verá, cada vez más, "bajada" de internet o utilizando las páginas web de las cadenas, que crearán plataformas para distribuir sus contenidos en soportes distintos a la difusión convencional.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba